viernes, 9 de abril de 2010

Altea. Alicante.








El nombre de Altea provendría del griego Altahia, que significa "yo curo". Se han encontrado vestigios en el término de íberos y romanos. Durante la última fase del dominio musulmán, Altea perteneció a la taifa de Denia. Fue conquistada en 1244 por Jaime I y repoblada con cristianos, obteniendo carta puebla en 1279.

Iglesia parroquial de Nª Sra. del Consuelo. La iglesia principal de Altea, es la más conocida, gracias a sus dos cúpulas que deleitan la vista de todo turista, además de ser por excelencia el emblema alteano y son llamadas "la cúpula del Mediterráneo" por su belleza y esplendor.


Altea está situada en la comarca alicantina de la Marina Baixa y forma parte de la llamada Costa Blanca. La punta del Albir y el morro Toix cierran el entorno marítimo alteano. La extensión del municipio de Altea es de 32’63 Kms. cuadrados.

Al norte, destaca la sierra Bernia, cuyo recortado perfil llega a 1.129 m. en su cumbre más alta. Altea es una protegida de este monte. Como escudo de sólida roca, impide que penetren en la bahía los fríos vientos e influencias del exterior, creando un mágico microclima.

El río Algar, o río de la Salud, como se denominaba antiguamente por la calidad de sus aguas, cruza el término de NO a SO y desemboca cerca del núcleo de la villa.












Conserva una parte del caserío municipal, con restos de un castillo y la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo. Callejear por el Pueblo antiguo. Junto a la Iglesia del consuelo, se encuentra el pueblo antiguo, popularmente conocido como el fornet. Ésta es, una de las zonas más bonitas de la ciudad de Altea. Podrá disfrutar de los numerosos miradores que se encuentran, ya que se sitúa en lo alto de una colina. Así como, poder disfrutar de una agradable velada cenando en uno de los tantos restaurantes, que aquí se encuentran o simplemente tomarse una copa disfrutando de la cultura de pueblo pesquero, que tan bien conserva Altea con sus casas blancas, sus flores y sus calles empedradas.