miércoles, 24 de noviembre de 2010

Catedral. Zagreb.


La Catedral de la Asunción de la Virgen María representa uno de los símbolos de la ciudad de Zagreb. Es un ejemplo ideal de la
huella de estilos arquitectónicos que ha visto la ciudad ya que en ese complejo se pueden encontrar casi todos ellos. El Obispado de Zagreb se fundó en 1094 e inmediatamente después empezó la construcción de la catedral. Este santuario de tres ábsidas poligonales fue concebido en estilo gótico inicial a finales del siglo XIII. Tres de sus naves datan de los siglos XIV y XV, se inclinan al gótico tardío e igualan las alturas del espacio. Cuando los constructores iban a iniciar los trabajos del campanario, los turcos ya estaban acercándose a Zagreb, y tuvieron que interrumpirse a favor de la construcción de las murallas para proteger la ciudad. En el siglo XVII, cuando desapareció
la amenaza, se empezó la construcción del campanario, de influencia barroca, visible en sus lujosos altares. Durante el siglo XVIII las alas del sur y del este formaron un monumental Palacio
Obispal de estilo Clasicista. En 1880, tras el fuerte terremoto que provocó daños en la catedral y en toda la ciudad, se inició la reconstrucción de la catedral en el estilo neogótico, conforme a las tendencias europeas. Herman Bollé condujo el proyecto, siguiendo los bocetos del arquitecto austriaco Friedrich von Schmidt. Es entonces cuando la catedral obtiene su aspecto actual con sus dos delgadas torres, visibles desde cualquier parte de la ciudad. La altura de las torres es de 105 metros, aunque las opiniones de los ciudadanos respecto a esto no logran aunarse.

En el lugar que se encuentra, se erigió inicialmente una pequeña iglesia a comienzos del siglo XIII. La construcción de la catedral comenzó años más tarde y duró varios siglos, sufriendo durante todo este tiempo distintas reformas, reconstrucciones y terremotos.

Su aspecto actual proviene de la última renovación que ordenó llevar a cabo el arzobispo Mihanovic que escogió al gran arquitecto F. Schmidt, aunque fue finalmente Hermann Bolle quien se encargó de la obra.Tambien se debe aél el Cementerio Mirogoj.






Si estamos en la colina de Gradec para llegar a la Catedral, se puede bajar a pie por la calle Radiceva, pasando por el mercado Dolac. También por la calle Tkalciceva y sus terrazas de bares, cafeterías y tiendas.

En la Ciudad Baja está la Plaza del Ban Jelačiċ, centro de la capital de la que parte la Calle Ilica, la más larga de la ciudad. El barrio que atraviesa se le conoce como "la herradura" por su forma en U y destaca por sus zonas verdes. En la Ciudad Baja está el Teatro Nacional Croata, de estilo neobarroco y rococó.

La Columna de La Madre de Díos y los ángeles. Después de la reconstrucción de la catedral en el estilo neogótico, delante de ella se levantó una fuente según el proyecto del arquitecto Herman Bollé, que hizo los bocetos también para la iglesia. El autor de las esculturas doradas de la Madre de Díos y de los cuatro ángeles que representan las virtudes cristianas
(Fe, Esperanza, Castidad y Modestia) fue el escultor Fernkorn.

La Capilla de San Esteban. Después de las invasiones de los tártaros en la primera mitad del siglo XIII, el Obispo Esteban II irguió esta capilla a San Esteban Protomártir, justamente al lado de la catedral. Sirvió temporalmente para las ceremonias durante las mayores obras en la catedral. La capilla romano-gótica fue incorporada al Palacio Obispal en el siglo XVIII, y en la actualidad permanece en buen estado de conservación. Los frescos góticos del siglo
XIV son los únicos del arte croata.

El Cementerio Mirogoj, al norte de Kaptol, es el mas grandes de Europa y uno de los más bellos. Es su arquitecto el mismo que reforma la Katedrala, Hermann Bolle.

Destacan en su exterior sus altas torres, donde suenan con fuerza las campanadas. En su interior nos debemos fijar en la pared norte, donde se puede ver una inscripción del siglo XII, escrita siguiendo el alfabeto glagolítico, previo al cirílico. Conserva un tríptico de Alberto Durero, algunas estatuas, el artístico púlpito y la tumba del Cardenal Alojzije Stepinac.

Está en el barrio del Kaptol, y está dedicada a la Ascensión de la Virgen, a San Ladislao y a San Esteban.

Las murallas renacentistas
Las murallas alrededor de la
Catedral de Zagreb cuentan con
tres torres y fueron construidas
durante la invasión turca. Se
irguieron en un tiempo récord,
ocho años del 1512 al 1521.
Durante la reconstrucción de la
catedral a finales del siglo XIX,
destruyeron la torre que estaba
delante de la entrada de la
Catedral para abrir la vista hacia
ella. A pesar de esto, se las considera
una de las murallas renacentistas
mejor conservadas de Europa.

Trs las murallas de la catedral está el parque Ribnjak
Los
antiguos lagos de peces, en
los que los sacerdotes de Kaptol
pescaban peces para los ayunos de
los viernes,
fueron reconstruidos
en estilo inglés.