sábado, 4 de diciembre de 2010

Le Chateau de Madrid.

Primeramente pudo ser una atalaya de observación y, después un pequeño fortín.

Este dibujo realizado alrededor de 1534-1535 por Jan Cornelius Vermeyen. Es el dibujo más antiguo que conocemos, tres decenios antes de la designación de Madrid como capital del Reino. Se ve la fortaleza con sus dos torres cuadradas. El descampado es el Campo del Rey, luego la Plaza de la Armería. Junto al Alcazar el barranco por donde discurria el brazo meridonal del arroyo de El Arenal. Este pequeña barranco se salvaba por un puente que sabemos estaba junto a la iglesia de San Miguel de la Sagra. El arroyo penetraba en el Campo del Rey por debajo de la muralla, junto a la puerta de La Sagra. En las reprentaciones de Anton Van der Wyngaerde de la fachada oeste del Alcazar vemos los barrancos que caían desde el alto de la fortaleza y que son prolongación del Arenal y de los que se formaban en el Campo del Rey por las lluvias y conventían esta explanada en un terreno dificilmente transitable.

La muralla musulmana la vemos ya muy deteriorada a comienzos del siglo XV.

El brazo norte del arroyo de El Arenal corría por los terrenos situados detrés del Alcazar y caía en el de Leganitos que vajaba por la actual Cuesta de San Vicente viniendo desde la fuente y el Prado de Leganitos en tierras de lo que ahora es la Plaza de España donde termina la calle de Leganitos. Este brazo norte causaba igualmente barrancos y socavones en tierras situadas junto a lo que eran los jardines del Alcazar y que conocemos como Jardín de la Reina.

El arroyo de el Arenal venía por la calle de el Arenal y se remansaba en el barranco que era la actual Plaza de Isabel II para bifurcarse en dos brazos uno que discurría por el norte y otro por el sur del Alcazar.