miércoles, 22 de junio de 2011

Cuartel del Conde-Duque. Madrid.



En  1906 se incendia la Academia de Caballería de Valladolid y el museo de la Academia se traslada a Madrid, al Cuartel del Rosario, situado junto a la Real Basílica de San Francisco el Grande, y en 1928 al Cuartel del Conde Duque. En 1930  el Museo de Caballería se establece en el nuevo edificio de la Academia del Arma en Valladolid donde permanecerá hasta 1933, año en que se crea el Museo del Ejército y desaparecen los museos de las Armas. De esta manera, gran parte de los fondos de ese museo proceden del antiguo museo de Valladolid. El actual museo en el edificio de Valladolid se crea en 1975.

La actual calle del Rosario recuerda el emplazamiento del cuartel del mismo nombre.

El origen de la Academia se remonta a 1850 que es el año cuando se crea  el Colegio de Caballería de Alcalá de Henares. En 1852  se traslada a Valladolid. El edificio actual sobre el solar del destruido por el incendio se empezó a construir en 1921. 

En 1869 la iglesia de San Francisco el Grande se convierte en Panteón Nacional. Durante los cinco años siguientes albergó los restos de Calderón de la Barca, Alonso de Ercilla, Garcilaso de la Vega, Francisco de Quevedo, Ventura Rodríguez, Juan de Villanueva y Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán. Fueron depositados en una capilla y devueltos en 1874 a sus respectivos lugares de origen.

Calderón de la Barca fue devuelto al cementerio de San Nicolás.

El cementerio de la Sacramental de San Nicolás, El Salvador, y del Hospital de la Pasión fue fundado en 1825 y ampliado en 1839

Estaba situado en torno a las calles Méndez Álvaro, Áncora y Canarias, tras la estación de Atocha.

Fueron enterrados Agustín Argüelles, Calatrava, Mendizábal, Muñoz Torrero, Larra y Espronceda.

Los restos de Calderón de la Barca fueron trasladados desde la iglesia de las Calatravas de la calle Alcalá en abril de 1841.

Fue clausurado el 1 de septiembre de 1884 y derribado en 1912. Sobre su solar se construyó parte de la fábrica de cervezas El Águila, ahora rehabilitada y sede de la biblioteca y el archivo regional.

Las cruces de MONTESA que podemos ver en la fachada rehabilitada, se le ha devuelto su aspecto original de ladrillo eliminando el enfoscado de pintura rosa y rayas blanca imitando bloques de ladrillo,  del edificio del cuartel del Conde -Duque recuerdan que fue ocupado por el regimiento de caballería de Montesa, el ultimo que ocupó el cuartel militar.

Este regimiento fue fundado en 1706.
se formó y recibió al sueldo el 10 de febrero de 1706 en el Puerto de Santa María, Cádiz.


El regimiento era conocido por el nombre de sus coroneles, tomando en 1734 
el de Montesa.

Las Cortes Constituyentes de 1837 deciden crear un Panteón Nacional donde fueran recogidos los restos de los españoles ilustres, En febrero de 1841 se encargó a la Real Academia de la Historia propusiera los nombres cuyos restos pudieran ser trasladados al Panteón Nacional. 

 Calderón de la Barca muere en  Madrid el 25 de mayo de 1685. Es enterrado en la iglesia de El salvador, frente a la plaza de la Villa. Trasladado al cementerio de San Nicolas, luego a San Francisco el Grande, convertido en Panteón Nacional y devuelto a San Nicolas y perdidos sus restos al clausurarse este cementerio. 

Puede que los restos de Calderón de la Barca sirvieran de cimientos a la fabrica de cervezas El Águila y sobre ello repose ahora la documentación histórica de la Comunidad de Madrid.


El cuartel del Conde -Duque sufre dos incendios, en 1869 y 1870, que lo devastaron quedando poco más que la primera planta. Los arquitectos militares lo reconstruyeron en el último tercio del siglo XIX. Volvieron a usar el ladrillo, pero la estructura metálica tiene ya pilares de fundición. Redujeron el tamaño de las ventanas y rebajaron una planta en todas las fachadas excepto la de la calle del Conde Duque. El edificio perdió sus torreones.