lunes, 6 de junio de 2011

Vicálvaro llegaba a la calle Barquillo. Madrid.

El barrio  del Barquillo en el barrio de Chamberí se levanta en tierras de las eras del pueblo de  Vicálvaro, pueblo cuya jurisdicción llegaba hasta estas tierras donde terminaba Madrid más allá de la Puerta de Alcalá.

Entre las calles de Alcalá y Fernando VI. El origen del nombre parece ser análogo a la calle del Barco por la primitiva configuración de los terrenos. También se dice que la marquesa de Nieves tenía en su finca un barquillo enclavado donde posteriormente se levantó el convento de las Salesas Reales.

En 1921 el Banco Urquijo se estableció en un edificio de la calle de Alcalá esquina
a la calle del Barquillo, frente al Banco de España y al entonces Banco del Río de la Plata.
A diferencia de otros bancos, como el de Bilbao, el Central o el de Vizcaya, que por estas
fechas se construyen en la ciudad nuevas sedes financieras de gran monumentalidad, el
Banco Urquijo, cuyas raíces se remontan a la sociedad que en 1870 formaran los señores
Urquijo, Ortueta y Arenzana, eligió como futura sede social un edificio de viviendas ya
existente.