martes, 13 de diciembre de 2011

Leonor de Toledo.






Retratos de Angelo BROZINO.


Leonor de Alvarez Toledo y Pimentel-Osoriohija del virrey de Nápoles,  Pedro de Toledo y Zúñiga, marqués de Villafranca del Bierzo, y nieta del segundo duque de Alba,  Fadrique de Alvarez de Toledo y Enríquez. 

Nace hacia 1522 en Alba de Tormes, Salamanca. 

Desde los 10 años vive en Nápoles donde su padre gobernaba en nombre de Carlos V. 

Aprende español,  francés e italiano. 

A los 17 años casa con  Cosme I de Medicis, duque de Florencia. 

Gracias a Leonor de Toledo, en la iglesia de Santa Maria Novella existe la Capilla Española, que era utilizada por los españoles de su corte. En 1547 funda la Academia Literaria “Degli Elevatti” en las proximidades del palacio ducal. En 1549, la duquesa de Florencia compró el Palacio Pitti a la familia del banquero Pitti. Cosme I proyectó con su esposa los que serían los famosos jardines de Boboli.

Uno de sus pintores favoritos fue Angelo di Cosimo o Bronzino, que la pintó junto a su hijo Juan de Medicis.


Cosme de Medicis fue nombrado en 1537 duque de Florencia y en 1569 era el Gran Duque de la Toscana. 

Tras los asesinatos de Alejandro de Medicis por Lorenzino de Medicis, el pueblo florentino le eligió como gobernante. Dominó la política, la economía, las ciencias y las artes de gran parte de Italia y sobre todo de la Toscana. 

En 1559 ganó las batallas de Siena y Lucca. Se hizo con el poder que con anterioridad las tropas francesas le había arrebatado. 

1561 fundó la Academia Florentina, Galleria dell’Accademia. El nuevo palacio de los Duques de la Toscana, construido entre 1560-1580 “Palacio de los Uffizi” albergó el mayor y más completo museo de arte de su época

Murió en Villa di Castello en 1574.

En 1550 los duques medicis se trasladaron a vivir a Oltrarno- dejando el palacio Vecchio- para alojarse en un lugar que por entonces no estaba muy explotado y donde vivía gente humilde. Doña Leonor deseaba abandonar el centro de Florencia en busca de paz y sosiego. Grácias a su deseo de trasladarse a este lugar, la zona mejoró considerablemente con el paso de los tiempos. Allí se encontraba el palacio Pitti, que era propiedad del banquero Luca Pitti quien lo mandó construir en 1457. Cosme I proyectó con su esposa los que serían los famosos jardines de Boboli en 1549.

Leonor tuvo nueve hijos, destacando dos duques de la Toscana, Francisco I (1541-87) y Fernándo I de Medicis, ex cardenal (1549-1609).

Tuvo que ver morir a cuatro hijos suyos; una hija al poco de nacer; y a tres de sus hijos que murieron con menos de veinte años a causa posiblemente, de la malaria en 1562. 

Antes de morir, y ya enferma, pidió a su esposo que para mejorar su salud la trasladara a la otra orilla del río Arno que era un lugar muy hermoso y tranquilo. Pero primero se murió su hija Lucrecia en abril, luego fue su venerado hijo Juan, arzobispo-cardenal de Pisa en noviembre y finalmente y a escasos días antes de morir ella, su hijo García. Doña Leonor murió de malaria o de tuberculosis- hoy todavía no se sabe a ciencia cierta- el 18 de diciembre de 1562 a la edad de 40 años. 

Es muy posible que sus restos descansen en San Lorenzo de Florencia- la iglesia de los Medicis-, donde se halla el opulento mausoleo de los Príncipes construido posteriormente en 1604; que fue mandado construir a Matteo Nigetti, la misma basílica donde Miguel Ángel había trabajado antes y diseñado para la familia Medicis. 

Al morir ella, su marido se volvió a casar aunque siempre se la conoció en Florencia por la “Amada Esposa Leonor de Cosme I de Medicis”.



Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga. Alba de Tormes, Salamanca, España, 13 de julio de 1484 - Florencia, Italia, 21 de febrero de 1553. Virrey de Nápoles y marqués de Villafranca del Bierzo.

Nació en Alba de Tormes, provincia de Salamanca, el 13 de julio de 1484.

Era hijo de Fadrique Álvarez de Toledo, II duque de Alba, y de Isabel Cossines de Zúñiga, III condesa de Huesca y Sarmiento. Murió en Florencia el 21 de febrero de 1553, cuando en calidad de Capitán General de los Ejércitos Españoles se dirigía a la ciudad sitiada de Siena.

Actuó como mecenas de Juan Bautista de Toledo. Consiguió, para el que posteriormente sería Arquitecto de Felipe II, el título de Arquitecto de Carlos V, Arquitecto Imperial, Maestro Mayor de las Obras Reales de Nápoles: Juan Bautista de Toledo fue conocido en Roma como Juan Bautista de Alfonsis: posiblemente, cambió su nombre, en Nápoles, a Juan Bautista de Toledo, en honor a su benefactor.

En 1537 rechazó el ataque de los turcos a Nápoles. Fue un magnífico virrey, reformó los tribunales de justicia, limpió el reino de bandidos y embelleció la ciudad con la ayuda de Juan Bautista de Toledo, que restauró el Castillo de San Elmo (Castel Sant'Elmo), la Iglesia de Santiago de los Españoles y la Strada di Toledo (Via Toledo).

Se casó en Ponferrada, el 7 de septiembre de 1514 con MaríaPimentel-Osorio, II marquesa de Villafranca del Bierzo; hija de Luis Pimentel, I marqués de Villafranca del Bierzo y de Juana Osorio.

De este matrimonio tuvo la siguiente descendencia:
Leonor de Toledo, mujer de Cosme I de Médicis, Gran Duque de Toscana.
Fadrique Álvarez de Toledo y Osorio, III marqués de Villafranca del Bierzo;
García Álvarez de Toledo y Osorio, IV marqués de Villafranca del Bierzo;
Ana de Toledo, mujer de Don Lope Osorio de Moscoso, III conde de Altamira;
Juana Álvarez de Toledo, esposa de Don Fernando Ximenez de Urrea, II conde de Aranda;
Isabel de Toledo, casada con Don Gian Battista Spinelli, II Príncipe de Cariati;
Luis de Toledo, comendador de la Orden de Santiago.

Se casó por segunda vez en Nápoles con Vincenza Spinelli; hija de Don Fernando Spinelli, I Príncipe de Cariati, y de Diana Acquaviva d'Aragona.

De su relación con una dama napolitana casada tuvo un hijo bastardo nacido en 1536, Raphael Cossin Rubio.