viernes, 24 de febrero de 2012

Ladrón Íñiguez de Guevara. Señor de Vizcaya.


Ladrón Íñiguez de Guevara. Señor de Vizcaya.

Señor de Guipúzcoa, Álava y Vizcaya. Nació a finales del siglo XI y murió hacia el año 1148.

De origen navarro, Ladrón fue hijo de Íñigo Velaz y nieto de Orbita Aznáriz o Aznar, primer señor de Guipúzcoa. 

Su padre fue uno de los más activos colaboradores del dominio aragonés sobre Vizcaya, ya que Alfonso el Batallador, después de la muerte de Diego López de Haro en 1124, había detentado el poder del señorío sin cederlo a ningún beneficiario de la aristocracia local, aunque Lope Díaz de Haro, hijo de Diego, figuró como tal.

Tras la muerte de Alfonso el Batallador  en 1134, la hegemonía de los señores de Guipúzcoa sobre los de

Vizcaya se acentuó. Ladrón Íñiguez asiste al acuerdo de Vadoluengo en Sangüesa, en el que García Ramírez el Restaurador quedó investido como monarca de Aragón.

Ladrón Íñiguez pasó a combatir las pretensiones del monarca castellano, Alfonso VII, que pretendía hacerse con el dominio de las tierras del norte e incorporarlas a la corona de Castilla.

Ladrón Íñiguez fue hecho prisionero por Alfonso VII en 1136, seguramente en el transcurso de la campaña de conquista castellana por tierras de Álava. Durante los cuatro años que duró la prisión, su hijo, Vela Ladrón, mantuvo el gobierno independiente de las tres provincias vascas.

En 1140, Ladrón Íñiguez recuperó la libertad, pero no así sus dominios efectivos. Alfonso VII, verdadero dominador de la política de la época, quiso jugar a tres bandas para contentar a las aristocracias locales, de tal modo que desposeyó a Ladrón Íñiguez de su señorío alavés, no así del guipuzcoano, y lo cedió a Lope Díaz de Haro. Los señores de Vizcaya se quejaron largamente ante Alfonso VII de esta situación irregular.

Las últimas noticias conservadas sobre Ladrón Íñiguez se remontan al año 1148, en el que aparece como "comte en Aybar, en Leguin y en Guipúzcoa", no así en Vizcaya donde la política de Alfonso VII, consistente en lograr vasallajes múltiples de los señores de la zona, dejó al poder señorial bastante debilitado.