lunes, 5 de marzo de 2012

Diego López de Haro el Bueno, el Malo. Santa María la Real de Nájera.




Diego López de Haro es el Bueno, Navas de Tolosa en 1212, o el Malo, batalla de Alarcos de 1195.

Reforzó el papel del jefe de familia entre sus parientes, acelerando el paso de una concepción "horizontal" del grupo familiar a una organización "vertical", constituyendo un linaje. 

Fue el primero de su familia que usó el apellido Haro, lo que consta en los documentos a partir de 1184.

Fue también el inventor probable de su símbolo heráldico, el lobo con un carnero en la boca, que consta en su sello de 1198.


Nace hacia 1152 y murió el 16 de octubre de 1214. Casado con Toda Pérez de Azagra, hija de Pedro Ruiz de Azagra, I señor de Albarracín. Le sucedió en el señorío de Vizcaya su hijo Lope Díaz de Haro Cabeza Brava. Fue padre también de Urraca Díaz de Haro quien contrajo matrimonio con el conde Álvaro Núñez de Lara. Viuda  fue abadesa en el monasterio de Santa María del Salvador de Cañas, La Rioja. Su nieto don Diego López de Haro será el refundador de Bilbao en el año 1300..





Diego López de Haro, hijo del conde don Lope el de Nájera, fue uno de los personajes más destacados en su época. Ocupó el cargo de Alférez del reino y tuvo bajo su mando, además del Señorío de Vizcaya que con carácter patrimonial pertenecía a su familia, Castilla la Vieja, las Encartaciones, Valdegovía y la Trasmiera, Asturias de Santillana, La Rioja con Nájera y Logroño hasta Soria, además de La Bureba hasta Burgos, cuya mitad regentaba, y más tarde Alava, Guipúzcoa y Marañón, cuando merced a su intervención se recuperaron de Pamplona.
   


Estaba emparentado con la familia de los Castro y los Lara y tuvo sus disensiones con Alfonso VIII, probablemente por defender a su hermana doña Urraca, viuda de Fernando II de León y su tercera mujer, contra las pretensiones de su hijastro Alfonso IX que quería arrebatarle ciertas villas. 


En 1187 Fernando II de León se desposó por tercera vez con Urraca López de Haro, hija de Lope Díaz I de Haroseñor de VizcayaNájera y miembro de la Casa de Haro, y de la condesa Aldonza Rodríguez, con quién mantenía relaciones amorosas desde el año 1180, en que falleció su segunda esposa. Fernando II donó a su esposa los castillos de Aguilar y Monteagudo.


Contrajo matrimonio Fernando II de León en primer lugar en 1165 con Urraca de Portugal, infanta de Portugal, hija de Alfonso I de Portugal y de Mafalda de Saboya


Entre 1177 y antes del 7 de octubre de 1178 Fernando II de León contrajo matrimonio con su segunda esposa, Teresa Fernández de Traba, hija ilegítima del conde Fernando Pérez de Traba y de Teresa de León y viuda del conde Nuño Pérez de Lara.



Diego López de Haro estuvo cuatro años extrañado del reino, pero en 1205 el monarca castellano le devolvió junto con el Señorío de Vizcaya todos los demás honores que anteriormente poseía.
   

Fue uno de los protagonistas de la batalla de las Navas de Tolosa. 
  


Murió en 1214, pocos días después de fallecer Alfonso VIII.
   


A la muerte de don Diego, su hijo don Lope Cabeza Brava era menor de edad. Podemos encontrar que casa con  casó con doña Guillerma, hermana de Fernando III el Santo o bien con la infanta Urraca Alonso que es hija de Alfonso IX de León, fruto de su relación con Inés Íñiguez de Mendoza, hija de Íñigo López de Mendoza, señor de Llodio.



Lope Díaz de Haro mandó edificar  o bien  ampliar el hospital de Nájera. 


Está sepultado en el Real Monasterio de Nájera al igual que doña Urraca, su mujer.
     


El mausoleo de Diego López de Haro, llamado el Bueno, X señor de Vizcaya (1170 - 1214) se sitúa al lado de la entrada a la iglesia, por la que se accede a los pies de la nave central, en el muro sur del claustro. A los pies del sarcófago de don Diego está el de su segunda esposa, Toda Pérez de Azagra, que murió en 1216. Las urnas son románicas pero hay añadidos renacentistas en las decoraciones exteriores. Los bajorrelieves muestran escenas del sepelio y los personajes que en ellos a parecen van ataviados con ropajes del siglo XIII.




En la Capilla de la Vera Cruz, mandada construir por Mencía López de Haro, están sepultados,
  • Mencía López de Haro, hija de Lope Díaz de Haro el Bueno, reina de Portugal.

Mencía López de Haro (Vizcaya, c. 1215 - Palencia, c. 1270). Dama vizcaína. Hija de Lope Díaz de Haro el Bueno, y de su esposa Urraca Alfonso de León, hija de Alfonso IX de León. Fue reina consorte de Portugal por su matrimonio con Sancho II de Portugal. Fue nieta por parte materna de Alfonso IX de León.

Mencía falleció en Palencia, según la tradición, lugar donde poseía sus tierras, y fue sepultada en la Capilla de la Cruz en el Monasterio de Santa María, Nájera. Sobre la tumba estaba un soporte con cuatro leones y con las armas de Portugal en el centro

Se desposó por primera vez, en el año 1234, con Álvaro Pérez de Castro "el Castellano" señor de la Casa de Castro, hijo de Pedro Fernández de Castro "el Castellano", y bisnieto de Alfonso VII el Emperador, rey de Castilla y León. 

Su esposo, cuyo matrimonio con la condesa Aurembiaix de Urgel había sido anulado en 1228, contrajo matrimonio con ella a raíz de una disputa entre su padre Lope Díaz II de Haro y Fernando III el Santo, ocurrida en el año 1234 y que se resolvió mediante la resolución arbitral concedida por las reinas Berenguela I de Castilla y Beatriz de Suabia, madre y esposa respectivamente de Fernando III el Santo.

En 1237 Álvaro Pérez de Castro vendió a su segunda esposa, Mencía López de Haro, su villa de Paredes de Nava y toda su heredad en el reino de León por 15.000 maravedíes. 

Dos años después, el día 15 de mayo de 1239 Álvaro Pérez de Castro "el Castellano", vendió a la Orden de Calatrava y a su maestre Gonzalo Ibáñez la misma villa de Paredes de Nava por 7.000 maravedíes, con la condición de mantener la tenencia vitalicia de la villa y la posibilidad de que sus hijos, que aún no había tenido, la recuperasen si devolvían esa cantidad al cumplir los 14 años de edad.

En 1239, en el municipio toledano de Orgaz, falleció su esposo, Álvaro Pérez de Castro "el Castellano", aunque algunas fuentes señalan que falleció en el año 1240 cuando se dirigía hacia Andalucía, después de haber conferenciado en el municipio segoviano de Ayllón con Fernando III el Santo.


  • Lope Díaz de Haro, hijo de madre desconocida de Lope Díaz II de Haro, fue obispo de Siguenza.
  • Diego López de Salcedo, hijo ilegítimo de Lope Díaz de Haro, casado con María Álvarez, hija de Álvaro Fernández Potesta.

  •  Diego López de Salcedo, testamentario de su hermana Mencía, fundo en 1275 dos capellanías en el Monasterio de Santa María la Real de Nájera, una para él y otra para su hermano Don Lope, obispo de Sigüenza.


  • García Manrique de Lara, del siglo XVI.
  • Garcilaso de la Vega, de comienzos del XIII.
  • Toda López, hija del II señor de Vizcaya, hija del conde don Lope el Rubio, tía abuela de Diego López de Haro, el Bueno.
  • Lope Íñiguez, llamado el Rubio, y su mujer Ticla Díaz.


Lope Íñiguez el Rubio (c.1050-1093), segundo señor de Vizcaya sucediendo a su padre Íñigo López. Contrajo matrimonio antes de 1069 con Ticlo Díaz, hija de Diego Álvarez de Oca.

En el claustro están enterrados.
  • Diego López de Haro el Bueno, con su figura yacente del siglo XIII.
  • Toda Pérez de Azagra, segunda esposa de Diego López de Haro.
  • Lope Díaz de Haro Cabeza Brava, hijo de Diego López  de Haro.
  • Diego López III de Haro, hijo de Lope Díaz  de Haro.
  • Sancho López de Haro, hijo de Lope Díaz  de Haro.
  • Alfonso López de Haro, hijo de Lope Díaz  de Haro, señor de los Cameros por su matrimonio con María Álvarez, hija de Álvar Díaz de los Cameros.
  • Berenguela López de Haro, hija de Lope Díaz de Haro.





En Santa María la Real de Nájera están sepultados también, 




Martín López de Haro que es hermanastro de el Bueno; 


Urraca López de Haro, muere en 1230, reina de León como III esposa de Fernando II; 


Pedro Díaz de Haro, señor de Cárcar, hermanastro de Cabeza Brava.


Urraca Alfonso, hija del rey Alfonso de León, mujer del conde don Lope Díaz de Haro el Bueno. 



El linaje de los López de Haro ostentó los títulos de condes de Nájera y de señores de Vizcaya desde que el rey Sancho el Mayor se los otorgó hasta el siglo XIV