lunes, 23 de abril de 2012

La calzada romana y la cañada mesteña de Molina de Aragón.










El rió Tajo en su curso alto, Parque Natural del Alto Tajo, eran las tierras que tenían que atravesar las vías romanas y las de trashumancia para pasar de Cuenca a Guadalajara.

La serranía de Cuenca y Guadalajara comparten estos paisajes.