jueves, 17 de mayo de 2012

Convento de Santa Clara. Parador de Trujillo. Cáceres.



















Puerta de la iglesia.

El Convento de Santa Clara aparece citado por primera vez a fines del siglo XV porque era uno de los conventos beneficiados por los Reyes Católicos, antes había sido beaterio. 

Es uno de los de mayor capacidad de la diócesis de Plasencia, fue levantado en 1533 en la Huerta Blanca, al lado de la iglesia de San Clemente, que existía ya como parroquia en el siglo XVI, la cual daba nombre al arrabal extramuros que se fue formando en torno a esta iglesia que más tarde absorbería el convento y la integraría como templo conventual suyo. Aquí estaba el hospital de SantaLucia.


Según la tradición en el coro de la iglesia de este convento, ahora salones del Parador, está enterrada doña Francisca Pizarro Mercado que fue monja en él. Era la hija que tuvo Hernando Pizarro, hermano del Conquistador, con Isabel de Mercado en el castillo de la Mota. Su madre también fue monja en uno de los conventos de Trujillo, parece ser que en el de la Coria.


Hoy la Congregación de monjas concepcionistas ocupa un edificio de nueva construcción enfrente del Parador. 

En honor a su fundadora se ha puesto a la calle el nombre de Santa Beatriz de Silva.