domingo, 17 de junio de 2012

Caracena. Soria.

Al suroeste de la ciudad de Soria.

Está situada Caracena a orillas del río Caracena, a unos 30 km. al sur de El Burgo de Osma. El único acceso lo proporciona la carretera local SO-180 que parte de esta ciudad y termina precisamente en Caracena, sin que por hoy tenga continuidad.

En su término se encuentra el despoblado de Santa María del Val

Pueden verse todavía algunos paños y cubos de la muralla del siglo XII que circundaba la población; el Puente Cantos, románico de la misma época que las murallas; el rollo barroco fechado en 1738; la cárcel; el hospital de pobres: el castillo y las iglesias de Santa María y San Pedro.

Pueblo de la 9ª etapa de la Ruta de la Lana, que desde el SE Cuenca y recogiendo a peregrinos jacobeos de Valencia y el Levante peninsular, se dirige a Burgos para enlazar allí con el Camino Francés con destino a Santiago de Compostela. La 9ª etapa parte de Tarancueña y acaba en San Esteban de Gormaz, pasando por Caracena, Carrascosa de Abajo, Fresno de Caracena, Ines y Olmillos.

A ella pertenecieron en el siglo XII más de treinta aldeas, de lo que da testimonio histórico una sentencia del Cardenal Guido de Bolonia quien, en 1136, adjudica a la diócesis de Sigúenza “...Caracena con todas sus aldeas...”.

Parece ser que Alfonso VII valoraba la importancia de este lugar, pues sólo dos años después, el 16 de septiembre de 1138, lo recuperó para la corona a cambio de la villa de Serón. Volvió Caracena a formar parte de las tierras de la diócesis de Sigüenza en 1140, y nuevamente el rey Alfonso, en 1146, gestionó el canje de la villa contra entrega de las salinas de Santiuste y otras propiedades reales.

Hacia 1352, figuraba como señorío de Pedro Ruiz de Villegas "el segundo", Caballero de la Orden de la Banda desde 1332, adelantado mayor de Castilla y señor de Cóbreces, Villegas, Moñux y Castillo Pedroso.

En la Guerra Civil Castellana le fue arrebatado el castillo de Caracena, al igual que el de Monux, por Pedro I de Castilla el 14 de septiembre de 1352 y devuelto en 1354. Fue mandado asesinar por el Rey en 1355. El señorío fue heredado por el Merino Mayor de Castilla, Ruy Pérez de Villegas "el segundo", señor de Cóbreces, Villegas, Moñux, Castillo Pedroso y del palacio de Sasamón y por dote de su mujer de la Casa de Cevallos, de Villasevil y Acereda.

En 1366 Por Gracia de Enrique II el señorío- y el Maderuelo- recayó en Pedro de Luna, arzobispo de Toledo entre 1404 y 1414.

 
Pedro de Luna y Albornoz, tío abuelo del condestable Álvaro de Luna

Sobrino carnal del antipapa Benedicto XIII.

Hijo del segundo matrimonio de Juan Martínez de Luna, hermano mayor del Papa, con Teresa de Albornoz.



En 1368 pasó a manos de la Casa de Tovar, aunque posteriormente un descendiente, don Juan de Tovar, partidario de Juana la Beltraneja en contra de los Reyes Católicos, en la Guerra de Sucesión Castellana, perdió dicho Señorío a favor de Alfonso Carrillo de Acuña II, en 1491.

En 1499, los Reyes
Católicos pidieron al magnate nobiliario Alonso Carrillo que devolviera a los vecinos de la
localidad de Caracena todo lo que había conseguido por vías injusta



De 1498 existen expedientes inquisitoriales por la presencia de sinagogas.

Ya en el sigo XVI al despoblarse Tiermes, Caracena toma relevo como capital comarcal de la Comunidad de Villa y Tierra de Caracena .

Desde el 10 de septiembre de 1607, el señorío es convertido en Marquesado, entregándole dicho título nobiliario a don Luís Carrillo de Toledo, virrey del Reino de Valencia. Fue sucedido por su hija doña Ana Carrillo de Toledo quien heredó a su vez, a su hijo don Luís de Benavides Carrillo.

En el Censo de 1879, ordenado por el Conde de Floridablanca,  figuraba como villa cabecera del Partido de Caracena en la Intendencia de Soria, con jurisdicción de señorío y bajo la autoridad del Alcalde Mayor, nombrado por el duque de Uceda. Contaba entonces con 197 habitantes.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Castilla la Vieja, partido de El Burgo de Osma que en el censo de 1842 contaba con 37 hogares y 146 vecinos.