viernes, 29 de junio de 2012

Carrascosa del Campo. Cuenca


Privilegio de Villazgo de Carrascosa del Campo.

Venta de la Carrasca, cuando todavía pertenecía a Huete, y en algunas ocasiones, Carrascoyo, como así lo escribía Don Juan Manuel en su Libro de la Caça.

 El aroyo
de valde judios nasce sobre carrascoyo ay muchas anades
e o se pueden caualgar pueden se cacar con falcones mas
enlos mas lugares ay muy malos pasos.
 

Venta de la Carrasca la componían los actuales barrios de La Solana, El Castillo y Carralcazar junto al trazado de la calzada romana.

La Calzada romana Cartago Nova-Segontia hacia su paso por el pueblo por la Fuente del Pilar (paraje similar a Cifuentes, y que todavía esta fuente se mantiene en pie exactamente igual a la arquitectura romana), Calle de Carralcazar y Calle de San Bartolomé, hacia su paso por la calle colegio (un poco al sur de iglesia) y de dirigía a la Calle Calzada de los Romanos, Fuente del Cazaizo (igual que la Fuente del Pilar y Cifuentes), y la ermita de Santa Ana, que podría pertenecer a un santuario romano. De aquí se iría por el Camino viejo de Valdejudíos, llegaría a Cifuentes y de aquí al poblado de Valdejudíos, pasando por dos puentes que atravesaban el río.

Los únicos restos arqueológicos que se conservan de la presencia árabe en la villa, son unos hornos de cocer tejas en dos zonas a las afueras de la villa.

A partir del siglo XI nace la población en sí, como otro poblado más del sexmo de Huete. Este poblado en un principio se llamó Venta de la Carrasca, que lo componía los actuales barrios de La Solana, El Castillo y Carralcazar. Pero en la Edad Media fue cuando realmente aumenta en población y territorio, tanto que Juan II de Castilla, padre de Isabel la Católica otorgó privilegios a la villa.

El infante castellano Don Juan Manuel, sobrino carnal de Alfonso X el Sabio, escribió en su Libro de Caça (Libro de Caza), en el año 1325, sobre como cazar con cetrería de halcones por las tierras de Carrascosa, en el cual se nombra ya al río Valdejudíos, «que nace en tierras de Carrascoyo».

En 1779, Carlos III otorgó a Carrascosa junto con otros municipios el derecho a tener un mercadillo ambulante que se hiciera una día a la semana, en el caso de Carrascosa el lunes. Este mercadillo sigue existiendo actualmente. 
La Casa Consistorial del Concejo o Ayuntamiento  es el antiguo palacio episcopal.

La ermita de Santa Ana, de estilo renacentista, construida en planta de cruz latina, comenzó a edificarse en el año 1518, y fue subvencionada y mandada edificar por Miguel de Carrascosa, aunque en el siglo XVIII queda totalmente en ruinas, en los primeros años del siglo XX el cura párroco de la Villa, Francisco Rodríguez Priego, la reconstruye, quedando inaugurada el 26 de julio de 1926. Santa Ana es patrona de la villa, cuyas fiestas patronales en su honor se celebran del 24 al 27 de julio. Esta ermita tuvo sus orígenes en un santuario romano colindante a la calzada Cartago Nova-Segontia, y en época medieval se construyó un torreón.

Existe constancia de la existencia de otras siete ermitas en la localidad hasta el siglo XVIII, a saberse, Virgen del Rosario, Santa Ana, la del Niño, Santiago, San Bartolomé, de la Santa Cruz y de San Cristóbal.

En el siglo XVIII dado que la primitiva ermita de santa Ana estaba en ruinas, se construye otra dentro del pueblo para albergar la imagen, en la actualidad, en donde estuvo ubicada se llama parque de Santa Ana la Vieja, ya en el siglo XX se reconstruye la primitiva ermita, quedando nuevamente inaugurada en 1926.

Casa de los Escribanos. Casa solariega construida en 1840 sobre un solar que ocupaba antiguamente la plaza del Mercado, y comprado con motivo de la desamortización eclesiástica. Está situado en el barrio de Carralcazar, en la calle de San Bartolomé, antigua vía romana. Durante la Guerra Civil se utilizó como hospital de sangre y posteriormente como Centro de Intendencia. Actualmente es Casa Rural.

Casa-palacio de los Parada. Palacio solariego construido entre los siglos XVI y XVII, por la familia de los Parada, familia nobiliaria con el título de Grande de España. El escudo de la fachada data de mediados del siglo XVII. La casa la compró un vecino de Carrascosa a mediados del siglo XIX, actualmente pertenece a propiedad privada.

Casa Manolo. Mandada edificar por Miguel de Carrascosa, donde se encontraba su residencia. Construida en el siglo XVI, consta de planta rectangular. Debe su nombre, a que en el siglo XIX, el vecino de la villa Manolo Plaza, compró la casa, siendo ahora sus descendientes propietarios, aunque actualmente es Casa Rural.

Palacio episcopal o Casa Curato, Este palacio fue construido entre los siglos XV Y XVI, y mandado construir por el canónico Miguel de Carrascosa. Esta casa servía de residencia para los párrocos de la localidad hasta mediados del s. XIX. Fue comprada por el Ayuntamiento municipal a causa de la desamortización eclesiástica, dejando de ser usada por el clero. Actualmente forma parte del edificio del Ayuntamiento.

Cruz de Piedra. Data del siglo XII, y está construida sobre un miliario romano de una calzada que circulaba muy cercana a este enclave. Colocada en honor a la muerte de un noble castellano natural de la cercana población de Huete, que junto con el rey Alfonso VIII de Castilla defendió estas tierras y las reconquistaron para las tierras de Castilla. Esta cruz actualmente se encuentra en un emplazamiento en el cual se divisa toda la población, y muy cerca de la ermita de Santa Ana, además de ser un atractivo monumental de la Villa.

Antiguo hospital. Construido en el siglo XVII por Constanza de Alcocer y Pedro de Angulo, matrimonio, sobre un solar propiedad de estos. Enterrados en el lado del evangelio de la iglesia de Carrascosa. Donde tambien está enterrado Miguel Carrascosa.

Nació en el año 1470 en la Villa de Carrascosa del Campo. Nombrado Canónigo de Cuenca el miércoles 22 de abril de 1510, señor de la Villa de Balazote y Arcediano de Moya en el año 1526.
D. Miguel de Carrascosa fue el principal financiador y benefactor de la construcción de la Iglesia de la Natividad Nuestra Señora, consiguiendo este el dinero necesario para poder edificarla del Obispado de Cuenca y del Vaticano. En la Iglesia, financió el Presbiterio, la Torre, la Sacristía, el Coro, etc. También edificó la Ermita de Santa Ana, a la cual era muy devoto, y que financió la gran mayoría de la construcción, la Casa Consistorial del Concejo o Ayuntamiento, edifcio arquitectónicamente atractivo, con columnas y arconadas y una gran balconada, la Casa Curato, etc. Murió en el año 1538, sólo un año después de conseguir que Carrascosa fuera Muy Noble y Muy Leal Villa.

Actualmente está enterrado en el Altar Mayor de la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora en Carrascosa del Campo.

Esta obra sirvió de gran ayuda a los pueblos de la comarca, ya que aparte de éste centro, sólo había otro en Huete. El solar que ocupaba antiguamente este hospital, actualmente es una vivienda privada llamada Villa Almana. Los únicos restos que han llegado hasta nuestros días es un cruz en piedra con Jesucristo tallado, ubicado en la entonces puerta del centro sanitario.

Antigua cárcel. Edificio del siglo XVII que se encontraba donde actualmente se localiza el antiguo ambulatorio. Con la potestad que dio Carlos I de villa a Carrascosa, se creó en la localidad una cárcel con ámbito comarcal. El edificio fue derruido en los años 1980 para levantar el Ambulatorio médico. Actualmente se está intentando recuperar y reconstruir la puerta principal de este edificio.