domingo, 10 de junio de 2012

La Posta Real de Rivas y el Palacete del Negralejo. Rivas Vaciamadrid.





Casa de Postas del siglo XVII en el camino de Madrid a Aragón.

En uno de sus patios hay un corral de comedias del siglo XIX.







Fueron clientes de La Posta el bandolero Luis Candelas y su lugarteniente, Francisco Villena. 












Junto a la Posta Real está el palacio de Negralejo. 

En 1790, sobre las ruinas de un castillo llamado de Negrales, tal vez por la abundancia de este tipo de árboles de gran tamaño, una noble familia de Madrid construyó sobre sus antiguos cimientos un palacio de campo. Más tarde el marqués de Villamejor, fundó en sus  cuadras la yeguada Figueroa.
  
En 1982  la familia decide aprovechar sus posibilidades hosteleras respetando todo el conjunto y su entorno, conservando igualmente los restos aparecidos en su subsuelo que al parecer eran unas mazmorras del tiempo de los árabes, estas se comunicaban, con un estrecho túnel que partiendo del antiguo palacio, terminaban junto a un pequeño arroyo en las inmediaciones de la vega del Jarama.

El Palacio de Villamejor está situado en el número 3 del Paseo de la Castellana de Madrid.

Ignacio de Figueroa, marqués de Villamejor, vivía en 1885 en la zona antigua de Madrid, en un enorme caserón entre medianerías con un patio central y jardín interior posterior, cercano a la plaza del Progreso, en la antigua calle de Barrio Nuevo, número 12, hoy denominada Conde de Romanones.

En 1899 murió el marqués de Villamejor y continuó viviendo en él su viuda, Ana de Torres Córdoba y Sotomayor que le siguió seis años más tarde, dejando como herederos del palacio a sus hijos Rodrigo de Figueroa y Torres, duque de Tovar, y Francisca de Figueroa y Torres, condesa de Almodóvar. Los herederos del marqués de Villamejor vendieron el palacio al infante de España y príncipe viudo de Asturias, Carlos de Borbón y Borbón-Dos Sicilias, según consta en el Registro de la Propiedad, el 11 de mayo de 1906.

El Condado de Mejorada del Campo fue creado el 6 de septiembre de 1887 por Alfonso XIII a favor de Gonzalo de Figueroa y Torres, Senador del Reino, I duque de las Torres, VII marqués de Villamejor, VIII vizconde de Irueste.

En 1725 el pretendiente al trono de España, el Archiduque Carlos de Austría concedía el título de Príncipe de las Torres a José Antonió de Torres, I Marqués de Villamejor en Madrid, de los vizcondes de Irueste,  Regidor perpetuo de Guadalajara.

El título quedó en el olvido y recuperado con grandeza de España y como ducado en 1906.


Era hermano de Álvaro de Figueroa y Torres, I conde de Romanones, que fue Presidente del Senado de España, Presidente del Congreso de los Diputados de España, Presidente del Consejo de Ministros, y amigo personal Alfonso XIII, lo que le valió a él y a sus hermanos numerosos títulos nobiliarios, entre ellos el Ducado de Tovar, para su hermano Rodrigo de Figueroa y Torres, el Ducado de las Torres, junto con el Condado de Mejorada del Campo, para su hermano Gonzalo de Figueroa y Torres.

Laura Vecino Acha, futura Duquesa de Feria, hija de los duques de Las Torres, desciende del I Duque de la Torre, Grande de España, Gonzalo de Figueroa y Torres VII Marqués de Villamejor, VIII Vizconde de Irueste y I Conde de Mejorada del Campo.


La abuela de Laura Vecino, Laura Satrústegui y Figueróa, de los barones de Satrústregui,  heredó por la familia Figueroa el palacete de Negralejo.


Rafael de Medina Abascal, XIX duque de Feria y XIX marqués de Villalba  en 2002. 


Casas Laura y  Rafael Madina en el Hospital de Tavera de Toledo.

Gonzalo de Figueroa y Torres Sotomayor, I duque de las Torres, casa con María Manuela O'Neill y Salamanca, hija de los marqueses de La Granja. Padres de Laura de Figueroa y O' Nelly que casa con António de Satrústegui y Fernández. Bisabuelos de Laura Vecino.