lunes, 3 de septiembre de 2012

Roncal. Navarra


Roncal (Erronkari en euskera y de forma cooficial) es una villa y un municipio español de la Comunidad Foral de Navarra, situado en la merindad de Sangüesa, en la comarca de Roncal-Salazar, en el valle de Roncal y a 90 km. de la capital de la comunidad, Pamplona. 
El municipio está compuesto por tres lugares habitados: Enaquesa, Molino de Garde y Roncal.

En este pueblo vivieron los últimos hablantes del uskara o roncalés, variante local del euskera.

La localidad de Roncal está situada en la parte Noreste de la Comunidad Foral de Navarra, dentro de la región geográfica de la Montaña de Navarra, la comarca geográfica de los Valles Pirenaicos Orientales, en el centro del valle de Roncal y a una altitud de 720 msnm.  Limita al norte con los municipios de Uztárroz, Urzainquie Isaba, al este con el de Garde, al sur con el de Burgui y al oeste con el de Vidángoz.



El río Esca cruza el valle de norte a sur. Sus aguas fueron surcadas durante siglos por los almadieros, a quienes se homenajea cada primavera. 

Una almadía (Navarra), nabata (Aragón) o rai (Cataluña) es una balsa hecha de troncos de madera, cuya función es la conducción de los propios troncos por los ríos, desde los bosques de explotación maderera hasta los puntos de carga para su transporte o hasta donde se encontraran las serrerías. También se la conoce con el nombre de armadía.



Roncal pertenece a la Merindad de Sangüesa que es una de las cinco merindades en que históricamente se ha dividido la Comunidad Foral de Navarra y cuya cabeza de merindad es la ciudad de Sangüesa. Su término coincide con el Partido judicial de Aoiz. La merindad engloba a 65 municipios y 11 facerías.


Las facerías o régimen de facerías es una figura de derecho privado que consiste en el disfrute compartido de cierta heredad por varios municipios, de igual o distinta provincia, comunidad o país. En la actualidad, las facerías se utilizan como lugares de pasto para el ganado y en menor medida como explotaciones madereras. El nombre procede de que eran cartas de pazpacerías o facerías, que se renovaban de forma anual





Ya en el siglo XIII, en tiempo del rey Teobaldo II (1253-1270), se delimitaron cuatro merindades: Montaña o Pamplona, Sangüesa, Tierra Estella y Ribera o Tudela, y se les dotó de una organización más racional y eficaz. En 1407 se creó la merindad de Olite, compuesta po distintas localidades anteriormente ubicadas en Sangüesa, Tudela y Estella.

Cada merindad establecía un centro urbano principal: Pamplona en la montaña, Sangüesa y Estella en sus respectivas merindades, Tudela en la Ribera y Olite en la merindad de su nombre.


Las merindades carecen de ningún tipo de competecias y no son tenidas en cuenta en ninguna representación institucional.