martes, 20 de noviembre de 2012

Alonso Gutiérrez y María de Pisa


Es Alonso Gutiérrez de apellido Toledo por su nacimiento y vecindad de sus padres, también de apellido de la Caballería, parientes asentados como los Gutiérrez en  Almagro, y luego de Madrid por su asentamiento en esta villa.  Incluso se le puede encontrar como Gutiérrez de Toledo que nos permite diferenciarlo de  otro Alonso Gutiérrez de la Caballería.


el dicho Tesorero Alonso Gutierrez, y su padre Diego Ruiz de San Pedro, e su aguelo Rodrigo de San Pedro, vecinos de Toledo, e Marina Gutierrez, madre del dicho Tesorero, e su padre Luis Gutierrez, aguelo del dicho Tesorero Alonso Gutierrez de Madrid,



Jerónimo de la Quintana nos dice de Alonso Gutiérrez que consta empadronado en la parroquia de San Ginés en 1494.


Esto explicaría la utilización de Madrid como parte de su nombre


Procede de una familia toledana. En un  documento fechado en Madrid en 1535, es mencionado como “Alonso Gutiérrez de Toledo


Tiene una  constante presencia en la vida económica de Castilla desde la década de 1480.

Declaración de María de Pisa, esposa de Alonso Gutiérrez de Madrid, sobre los Mayorazgos de su casa. Madrid, 16 febrero de 1570. Testamento de María de Pisa. Madrid, 13 de octubre de 1572.

En ambos documentos se hace referencia al de institución de Mayorazgo que fue firmado ante Antonio Ortiz, escribano real, en 31 de enero de 1525.

Otorgó testamento el Tesorero en Madrid, el 13 de octubre de 1572, con su mujer. El dato de su muerte, el 24 de septiembre de 1574, consta en el epitafio de su sepulcro

Pudo nacer hacia 1460-1466.

Sus orígenes son difíciles de rastrear por lo fragmentario de las fuentes y los cambios en el uso de los nombres propios habitual en la época, que llevan a confusión.

Se ha supuesto su identificación en esos años con el nombre Alonso Gutiérrez de la Caballería, apelativo que habría utilizado en un primer momento y que desde luego corresponde, si no a él mismo, a un coetáneo que se mueve en los mismos círculos.

Las noticias más tempranas referidas a este Alonso Gutiérrez de la Caballería lo sitúan en 1485 en negocios ubicados en el Campo de Calatrava, cuando se hace con la recaudación de las rentas de la Mesa Maestral de 1485 a 1488 y, eventualmente, el arriendo de la explotación de las minas de azogue de Almadén en los mismos años. Debe identificarse además a este Alonso Gutiérrez de la Caballería con un“Alonso Gutiérrez, del Consejo de Estado y Guerra de Sus Altezas, hidalgo de las montañas de León, de casa y solar conocidos al fuero de ellas”, que actúa en ese mismo año en las gestiones para la incorporación de la orden de Calatrava a la Corona como enviado de los Reyes Católicos ante el Maestre don Garci López de Padilla, con cuya sobrina estaba casado; entiende así que obtuvo estas prebendas gracias al servicio prestado.

De ser correcta esta identificación, implicaría también que Gutiérrez, luego de Madrid, hubiera tenido una primera esposa y que María de Pisa fue la segunda; no hay otra noticia de ello, aunque es verosímil porque sin duda ésta última, que vivió hasta 1574, era mucho más joven que él y su matrimonio debió celebrarse hacia 1505 o 1510.

Hubo otro Alonso Gutiérrez de la Caballería que era fiador y pariente de quien será el Tesorero, de los Gutierrez, judios, de la ciudad de León. Ambos Alonso de este linaje judío.

Dudosa resulta la  afirmación de la hidalguía de los Gutierrez, no eran de estirpe de cristianos viejos, sino de judíos que de León vienen a Almagro buscando el talente de la orden de Calatrava que protege a los judíos en las tierras de la Orden en el Campo de Calatrava.

Tenemos esta documentación del Archivo de Indias en la que aparecen los dos Alonsos. Fondos de  La Real Academia de la Historia, Bibliografía Colombina, Enumeración de Libros y Documentos concernientes a Cristobal Colón y sus Viajes”, Madrid, 1892.


1493. MAYO, 23. BARCELONA.
Real cédula a Fernando Villarroel é Alonso Gutiérrez de Madrid, contadores, para que entreguen ó envíen á Francisco Pinelo, jurado de Sevilla, los 15.000 ducados de oro que habían de recibir por la tesorería general de la Hermandad, para que se empleen en los gastos de la Armada que esta ban formando D. Cristobal Colon y el arcediano Fonseca.

1494. AGOSTO, 17.  SEGOVIA.
Carta de los Reyes á Alonso Gutiérrez de la Caballería, previniéndole la forma como vayan á las Indias con Antonio de Torres tres ó cuatro minadores del Almadén.

1495. ABRIL, 12. MADRID.
Orden de los Reyes á Alonso Gutierrez de la Caballeria, para enviar á Sevilla 15 quintales de azogue.


En 1489 adquiere Alonso Gutiérrez de Madrid una escribanía de cámara.1

En esas mismas fechas, aparece Alonso Gutiérrez de la Caballería como fiador de Diego Sánchez de Arroyal —vecino de Toledo— y el Comendador Rodrigo de Oviedo —vecino de Almagro— en la puja para el arrendamiento de las rentas del partido de Medina del Campo del período 1487-89. Intentan arrebatar este negocio a la familia de Abraham Seneor, el poderoso judío segoviano, máxima autoridad de las aljamas de Castilla y también cabeza de un grupo financiero que venía arrendando las principales rentas de Castilla desde veinte años atrás. Gutiérrez figura aquí como vecino de Almagro y aparece con él Lope de Villarreal, jurado de Toledo, apellido constantemente vinculado a la familia del Tesorero lo que contribuye a afianzar la identificación de los “dos” Alonso Gutiérrez. Parece que alternó ambos nombres, de la Caballería o de Madrid, durante estos años.

Un Diego de Villarreal es uno de los testigos llamados a la información inquisitorial realizada en 1560 sobre fray Alonso Gutiérrez, quinto hijo del Tesorero y su esposa.

Alonso Gutiérrez de Madrid participa en la organización de una compañía para controlar la masa de las rentas reales que había llegado a monopolizar el grupo encabezado por las familias de Abraham Seneor y Rabí Mayr Melamed, convertidos respectivamente en Fernán Pérez Coronel y Fernán Nuñez Coronel a resultas del decreto
de expulsión de 1492. Al año siguiente Alonso Gutiérrez de Madrid, junto con Juan Díaz de San Ginés y Fernando de Villarreal, consigue la desestabilización de esta potente compañía por un procedimiento que contribuiría a la fama de hombre desaprensivo e intrigante que según muchos testimonios acompañó siempre al Tesorero.

Al parecer, aprovechando la debilitada posición de los judíos, acusan de fraude a Fernán Núñez Coronel y pujan anticipadamente, haciendo una oferta mejor, por cuarenta partidos sobre las rentas de 1495-97 que los reyes habían ya adjudicado a los segovianos.

Aunque el arrendamiento fue de nuevo adjudicado a los Coronel, la sentencia real se dictó en el sentido de que ambas posturas eran nulas y se debían volver pregonar; así, el 10 de abril de 1494 en Medina del Campo, Alonso Gutiérrez y Fernando de Villarreal pujaron por las rentas de cincuenta partidos, siendo sus fiadores Gonzalo y García de Pisa, Juan Diaz de San Ginés —vecino de Torrijos—, Martín Gutiérrez de Madrid, Pedro de Santa Cruz —vecino de Aranda— y Gonzalo Pérez Jarada —vecino de Valladolid—

Los Pisa citados son homónimos del padre y abuelo de María de Pisa.

Fernando de Villarreal, avencidado en Almagro, estaba casado con Aldonza Rodríguez de Pisa que era hermana de María de Pisa.

Todos pertenecen a familias conversas, y varios de ellos se mencionan entre los rehabilitados por la Inquisición de Toledo y su Arzobispado en 1495 y 1497.

Hay una probanza de limpieza de sangre del quinto de sus hijos, Alonso Gutiérrez de Pisa, que fue fraile en el Convento de San Francisco de Salamanca y resultó objeto de investigación como consecuencia de la promulgación en 1560 del Breve de Pio IV sobre las calidades de los predicadores, es decir, sobre que “ningun descendiente de judios
o herejes pueda ser instituido por perlado ni por predicador”.

fray Alonso Gutiérrez sabemos por el testamento de su madre que también  fue colegial de Alcalá.

Si saben que el dicho Fray ALonso es hijo legitimo de los dichos Tesorero Alonso Gutierrez e doña Maria, e por tal fue siempre havido e tenido e comunmente reputado.

Si saben e tienen por cierto que el dicho Tesorero Alonso Gutierrez, y su padre Diego Ruiz de San Pedro, e su aguelo Rodrigo de San Pedro, vecinos de Toledo, e Marina Gutierrez, madre del dicho Tesorero, e su padre Luis Gutierrez, aguelo del dicho Tesorero Alonso Gutierrez de Madrid, e sus antepasados
fueron christianos e que ninguno dellos fue judio ni moro ni herege ni infame, y que esto es muy publica voz e fama, e si an oido lo contrario

Si saben que la dicha doña  Maria e su padre Gonzalo de Pisa, e su aguelo García de Pisa, e sus antepasados por linea recta fueron personas que ninguno dellos fue judio ni moro ni herege ni infame, e questo es asi publica voz e fama, e si an oido dezir lo contrario.

Si saben quel dicho Alonso Gutierrez de Madrid fue Tesorero General y tuvo otros oficios reales, que fue del Consejo, y sus hijos Diego Gutierrez, e Gonzalo de Pisa y Capitan Felipe Gutierrez fueron criados del Emperador, y el dicho Fray Alonso hizo provança para entrar en el Colegio de los Apostoles de Alcala de christiano viejo, por la qual fue admitido y fue colegial del dicho Colegio.

Con respecto a María de Pisa, las precisiones en la probanza de su hijo dicen que fue hija de Gonzalo de Pisa y éste de García de Pisa.

Los Gutiérrez y los Pisa  estaban relacionados con cargos municipales en todo el Campo de Calatrava y dedicados al arriendo de receptorías de rentas

Un García de Pisa fue fundador de una capilla funeraria en San Bartolomé de Almagro, que fue reedificada suntuosamente por Alonso de Pisa, protonotario, hermano de Andrés de Pisa, regidor de la villa, y de Juan Rodríguez de Pisa, Veinticuatro de Granada desde 1516 y Oidor de su Chancillería, y casado con Teresa de Villarreal; de éstos parece que fue hermana María de Pisa. Fernando de Villarreal estaba casado con Aldonza Rodríguez de Pisa que era hermana de María de Pisa.


Muchos miembros de la familia Pisa fueron investigados por el tribunal del Santo Oficio de Toledo entre 1541 y 1549. Entre los denunciados se mencionan no menos de veinticinco personas de este apellido, —la mayoría de Almagro, pero también vecinos de Huete, El Viso, Granada y otros lugares— todos como descendientes de un Juan Rodríguez de Pisa que fue condenado por hereje en 1485.

Entre los denunciados de Almagro en 1549 aparecen un Alonso Gutiérrez de la Caballería y un Diego Gutiérrez de la Caballería. Sobre Diego se recoge un testimonio incluido entre varios dados en 1541 por Juan Guillén, clérigo vecino de esa villa, que afirma: “ha sido Alcalde y Regidor, una vez cada cosa, e oydo dezir a personas muchas que de San Benito, hermita desta villa, sacaron a su madre difunta entera y asi muerta la quemaron, e le visto sayos de terçiopelo y cabalgar a caballo, y traer espada ceñida y traer gorras de terçiopelo y guarniçiones en la ropa y jubones”; hay que decir que tras este testimonio, se añade: “E dixo que cree que el dicho Diego Gutierrez no fue hijo de esta mujer sino de otra”.

Volviendo a la trayectoria de Alonso Gutiérrez, en 1493 se hace con un cargo importante, el de Tesorero de la Santa Hermandad, precisamente sucediendo a Abraham Seneor (Fernán Pérez Coronel), que lo ocupaba y murió a los pocos meses de su obligada conversión.


Carta de poder de Alonso Gutiérrez de Madrid, tesorero de la Hermandad, a su hermano García para cobrar el repartimiento de los peones de Murcia.

1496-07-15. Toledo
Alonso Gutiérrez de Madrid, tesorero de la Hermandad, otorga poder a su hermano García para que reciba del recaudador Manuel de Cortinas el dinero correspondiente al repartimiento de peones impuesto a Murcia y su reino.

Recordemos que Cervantes es cuarto hijo del cirujano Rodrigo de Cervantes y de Leonor de Cortinas.


En 1496 había adquirido una Veinticuatría del ayuntamiento de Sevilla y la Contaduría Mayor del concejo de Sevilla, pero la constitución de la Casa de Contratación debió afianzar su presencia en la ciudad.

No obstante, interesan especialmente sus relaciones con el emporio mercantil y financiero que comenzaban a controlar principalmente los genoveses establecidos allí desde los primeros años del siglo XVI. Con Sevilla mantuvo el Tesorero una vinculación larga e intensa, que se prolongó durante toda su vida, como indica el hecho de que confirmara el traspaso del Fielato del Aceite de Sevilla a su hijo Jerónimo de Pisa sólo dos días antes de morir.

Hubo de ser también en la primera década del siglo cuando tuviera lugar el matrimonio de Alonso Gutiérrez con María de Pisa, que no está documentado pero probablemente se celebrara en Almagro poco antes de 1510, teniendo ella entre quince y veinte años. Constan documentados once hijos legítimos.

Sabemos la edad del quinto de ellos, fray Alonso Gutiérrez, al que en 1560 uno de los testigos de su probanza —Diego de Villarreal, por cierto— dice conocer “de más de treinta y ocho años”, por lo que habría nacido hacia 1520. Se puede suponer que el primogénito hubiera nacido unos diez años antes, fue este Diego Gutiérrez de Pisa.