viernes, 9 de noviembre de 2012

Los Luna y los condes de Arcos, Cedillos y Villamagna


Tuvo el Maestre Don Alvaro otro hermano llamado Don Martin de Luna, que fué muy señalado Caballero en estos Reynos, y Señor de muchos Estados por donacion de su hermano. Casó con Doña Inés de Roxas, en quien tuvo tres hijas, Doña Maria, Doña Inés y Doña Angelina de Luna. De esta ultima no leo succesion.

Doña Inés de Luna, que fué la segunda, casó con Gracian de Sesse Señor de San Felices de los Gallegos, y Camarero del Señor Rey Don Juan , de quien quedó muy ilustre succesion.


Fué asimismo hermano del Maestre Don Juan de Luna (llamado comunmente de Cerezuela) Obispo de Tuy y de Osma, Arzobispo de Sevilla, y Arzobispo primado de Toledo, del año 1434. al de 1442 en que murió.

Don Juan Martínez De Luna, tercero del nombre  viudo de Doña Teresa de Urrea , el año de 1355. casó de segundo matrimonio con Doña Teresa de Albornoz hermana de Don Juan de Albornoz (marido de Doña Constanza hija del Conde Don Tello) hijos los dos de Don Gomez de Albornoz Señor desta Casa y Estados, Senador de Roma y Capitan General de Italia, y de Doña Constanza Manuel de Villena su muger. Doña Teresa de Albornoz murió año 1384. yace en la Capilla de San Pedro Martir de Calatayud , y en su tumba , que está á la mano izquierda entrando en la Sacristía , hay este letrero: ., Anno Domini „ M. CCC. LXXXII1. obiit nobilis „ Domna Teresia de Albornocio , uxor „ secunda nobilis Domni Johannis Martini Db Luna."  
  
En 1856 es derribada la iglesia del convento de dominicos de San Pedro Mártir en Calatayud. 

De la anterior capilla de los caballeros de la Cartedral de Cuenca se conserva la lápida de  Teresa de Luna fallecida en 1362. Hermana de Jimeno de Luna Arzobispo de Toledo, de Pedro de Luna Ricohombre de Aragón, de Juan de Luna padre del Papa Luna y bisabuela por su matrimonio con un Albornoz del padre del condestable Álvaro de Luna, del linaje Albornoz por línea de mujer.  Destaca la cabeza y las manos de piedra blanca en relieve sobre la negra pizarra en la que se ha grabado la silueta del cuerpo.

La capilla de los Caballeros de la catedral de Cuenca había sido fundada por  García Álvarez y Teresa Luna, bajo la advocación de santa María de la Seo y en ella fue enterrado también Alvar García de Albornoz y Luna, V señor de Albornoz.

 Se ha atribuido al mecenazgo de don Gil de Albornoz y Luna el sepulcro de pizarra y alabastro de Teresa Luna, su madre, obra posterior a la designación de su hijo como arzobispo  de Toledo. La capilla resultó afectada por la construcción de la nueva girola de la catedral conquense en el siglo XV y fue ampliamente reformada y redecorada hacia 1500. De estas primeras empresas artísticas queda bien poca cosa, salvo el testimonio de la fundación albornoziana y su valor como indicios de un comportamiento semejante al de otros eclesiásticos vinculados a las familias nobles castellanas de aquel tiempo.


GARCI ÁLVAREZ DE ALBORNOZ. IV Señor de Albornoz, Uña, Valdemeca, Aldehuela, el Hoyo de Cuenca, Cañizares, Mezquitas y Valera; Tutor de Alfonso XI de Castilla, y de su hijo el Infante Sancho; estuvo en la batalla del Salado; fallecido el 18-IX-1328, sepultado en la Catedral de Cuenca. Casa con Teresa de Luna y son los abuelos de  Teresa de Albornoz, enterrada en la desaparecida iglesia del convento de dominicos de Calatayud y cuyos restos han desaparecido.

El padre de don Alvaro es el tercer hijo de Teresa de Albornoz hija del V señor de Albornoz. Por el matrimonio de Teresa de Luna, hermana del padre de quien será marido de su nieta,  con el IV señor de Albornoz, la nieta de estos, Teresa de Albornoz casa con quien es su tío al ser el marido de Teresa de Albornoz primo hermano del V señor de Albornoz siendo este el padre de Teresa.

Don Juan Martínez De Luna en  1355. casó de segundo matrimonio con Doña Teresa de Albornoz. De este segundo matrimonio nacieron Don Alvaro De Luna, que continúa esta succesion. D. Pedro de Luna Arzobispo de Toledo, Primado de las Españas, año 1403. que murió el de 1414. Don Rodrigo de Luna  Castellan de Amposta, gran Prior de San Juan en Castilla y Leon , el año 1428. murió en Valladolid año 1440. Dexó dos hijos, que fueron Don Rodrigo de Luna Arzobispo de Santiago año 1448. y Donjuán de Luna gran Prior de San Juan, de quien descienden , por Doña Leonor de Luna su hija , muy grandes Casas en España. y Señor asimismo de Alfaro , Cornago y Cañete , y. su Mayordomo mayor; y Dun Pedro de Luna su hermano fué Señor de Cartagena y Maderuelo ; y con estos Estados confirman estos dos hermanos muchos privilegios Reales.
Don Alvaro De Luna hijo mayor de Don Juan Martínez De LuNa , y de Doña Teresa de Albornoz su segunda muger, heredó los Estados de Castilla que le dexó su padre , y fué Señor de Alfaro, Juvera, Cañete y Cornago, Rico-home de Aragon y Copero mayor del Rey Don Enrique IIL Está muy nombrado en las Historias de ambos Reynos, asi por su valor y linage , como por haber sido padre de un tan gran Señor como el Maestre Don Alvaro De Luna progenitor en España y en Italia de mas de ciento y setenta Casas de Potentados , Grandes , Títulos y Caballeros de Estados, 

don Álvaro de Luna que con DoñaMaria Fernandez de Xarava su madre , que fué hija de Pedro Fernandez de Xarava Alcayde de Cañete , y Doña Maria de Urazandi su muger fue padre del Maestre.

.....por informaciones hechas en la villa de Quintanar de la Orden año 1490. consta que Pedro Fernandez de Xarava fué hijo de Alonso Manuel de Villena , y de Doña Teresa de Xarava su muger (hija de Pedro Fernandez de Xarava Señor de Val de Cabras, Ortizuela , Portilla y las Maxadas, progenitor de los Señores de Huelmcces) nieto de Don Alonso Manuel, y Doña Maria de Ayala su rauger , y viznicto de Don Juan Manuel Príncipe de Villena, y de Doña Catalina de Aviles. Asi lo refiere Don Antonio de Luna Señor de Carrascal y Castroximeno , en un libro que escribió de la Defensa del Maestre Don Alvaro De Luna, Su progenitor, y pone de lo referido otras pruebas, que, por no alargar esta narracion, omitimos.
   
Cronica de D. Alvaro de Luna: condestable de los reynos de Castilla. Escrita por José Miguel de Flores.