martes, 6 de noviembre de 2012

Ruy López-Gómez- Dávalos.


Ruy López Dávalos. Nació en Úbeda, Jaén, en 1357 y falleció en 
Valencia el 6 de enero de 1428. 

Eran los Ábalos oriundos de Baeza y parece que de linaje judeo-converso.
Por su bisabuela de los Dávalos, alcaides de Ubeda, y por su bisabuelo de 
los Haro, señores de La Guardia, también en Jaén y no lejos de Úbeda

....Conde de Ribadeo. Adelantado Mayor de Murcia, Camarero mayor y gran valido 
del rey Enrique III, 
que hasta los principios del Rey Juan II, fue la proa y la popa del gobierno 
de Castilla.
Este Condestable era también señor de las villas de Colmenar, Arenas, 
Labrada, Castil de Bayuela
Candeleda, Arcos, Arjona, La Higuera y otras grandes tierras y fue el 
fundador de nuevas y 
esclarecidas ramas de los Abalos o Davalos en Castilla, Aragon, Murcia, 
Andalucia, Napoles y America.
Despues de numerosas luchas y persecuciones cayo el Condestable de 
Castilla de su valimiento y 
perdio su fortuna, paso a Aragon con algunos de sus hijos, 
donde al servicio de aquella Monarquia, continuaron alcanzando 
puestos preeminentes. A quien el rey Alfonso de Napoles nombro 
gran Camarlengo del Reino.


En 1396 el Condestable, paso a Murcia como Adelantado mayor y 
nombro teniente suyo a su hermano Lope...

Fue valido de Enrique III y Juan II de Castilla. 

Adelantado de Murcia en 1396, y condestable de Castilla desde el año 1400. T

II conde de Ribadeo desde el 2 de mayo de 1401, por compra que hizo del 
título a Pedro Le Vesque de Vilaines,
compañero de Bertrand du Guesclin, luego de tomar la decisión de retornar a 
París.

Amasó una gran fortuna que le permite levantar el  castillo luego llamado 
de la 
Triste Condesa en Arenas de San Pedro, entre los años 1395 y 1423
y un gran palacio que sería demolido tras caer en desgracia 
en cuyo solar se edificaría a comienzos del siglo XVI, otro conocido como 
la Casa de las Torres en Úbeda. 

En la minoría de edad de Juan II de Castilla, el condestable Dávalos fue 
partidario fiel de Fernando de Antequera 
y, posteriormente al nombramiento de este como rey de Aragón, 
de sus hijos los infantes de Aragón, 
especialmente de Enrique de Aragón.
Apoyó el golpe de Tordesillas de julio de 1420 por el que 
Enrique de Aragón tomaría el control sobre su primo 
Juan II de Castilla y de toda la Corte castellana.
Pero el rey Juan II tras ser obligado a contraer matrimonio en Ávila 
muy poco después con María de Aragón, 
hermana de Enrique, se apoyó en Álvaro de Luna 
para librarse del control de su primo y 
del Condestable y Dávalos. 

Estando en Talavera de la Reina huyó con el de Luna una noche de finales 
de noviembre de 1420, encontrando refugio en el castillo 
de La Puebla de Montalbán. 

El cerco infructuoso al castillo por parte de las tropas de don Enrique 
inició su caída en desgracia y a del Condestable. 

Tuvieron que huir; en el caso del Condestable Dávalos a buscar 
refugio al reino de Aragón, 
junto a la infanta doña Catalina, esposa de Enrique de Aragón. 
Éste, en cambio, fue llevado preso a las mazmorras del castillo de Mora.

En una muy meditada operación Álvaro de Luna consiguió en 1423 
que el rey Juan II de Castilla procesara 
al condestable Dávalos en falsa acusación por supuestos tratos 
con los musulmanes para 
despojarle de sus bienes y honores. 

De hecho Álvaro de Luna se apropió de su título y patrimonio.

Ruy López Dávalos no regresó a Castilla. Murió desterrado en Valencia
acogido a la tutela del rey Alfonso V de Aragón.

Contrajo tres matrimonios: el primero con María Fontecha; el segundo con 
Elvira de Guevara, y el tercero con Constanza de Tovar, descendiendo de 
estos matrimonios los linajes nobles De Avalos en Italia y la 
familia Dávalos en Jaén.

Palacio de Suer Téllez de Meneses, ahora Seminario Menor de Toledo.
 En 1354, el cargo de Alguacil Mayor de Toledo fue confiado a Suer Téllez 
de  Meneses, quien veinte años antes había edificado un palacio 
en la parroquia de San Antolín, terminado en 1335, como atestigua la 
inscripción árabe esculpida sobre el dintel de su puerta de 
entrada, recuperado en el siglo XIX.

Este palacio fue uno de los bienes del mayorazgo que Suer Téllez 
fundó en favor de su sobrina Marina de Meneses.

Más tarde pasará a manos del Condestable de Castilla, Ruy López  
Dávalos y, después, en 1422, a don Álvaro de Luna. 

En el siglo XVII lo compró el conde de Cedillo, quien realizó importantes 
trabajos y lo transformó, modificando su planta inicial, en un 
palacio de estilo renacentista.