jueves, 20 de junio de 2013

Trashumancia en Cuenca.



La provincia de Cuenca cuenta con 686 vías pecuarias, que se distribuyen en 164 cañadas, 62 cordeles, 73 veredas, 214 coladas, 105 abrevaderos o majadas y 68 descansaderos. 

El inventario indica que las 686 vías pecuarias de la provincia comprenden una longitud de 2.584 kilómetros y una superficie total de 9.406 hectáreas. Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha. 

Dichas vías son  bienes de dominio público y en consecuencia inalienables, imprescriptibles e inembargables.


La provincia conquense también es atravesada por un total de nueve grandes cañadas de gran recorido, la mitad de las que pasan por territorio castellano-manchego

Estas eran a Cañada que venia desde Molina de Aragón. Desde Albarracín, Teruel,  entraba  la Cañada de los Serranos, llamada también de Los Chorros, de Jábaga desde que desciende desde este pueblo hacia Uclés, o de Domingo Ardaz. La Cañada de Beteta que nace en El Pozuelo y en Ucés enlaza con la Cañadade Jábaga. Por el este de la Provincia discurrían las cañadas que iban hacia Albacete, Murcia y Valencia.


De Cuenca a los invernaderos de Andalucía, Ciudad Real y Levante, principalmente: 

En la comarca de Molina de Aragón nace la Cañada de Molina, que entra en la provincia de Cuenca por Alcobujate y la atraviesa de Norte a Sur por  el oeste hacia Vellisca y Uclés, abandonándola por Mota del Cuervo en dirección a la provincia de Ciudad Real. Un ramal de esta vía se separa en Almendros, y por Torrubia del Campo, atraviesa Pozorrubio y se adentra en la provincia de Toledo. 

También en la comarca de Molina nace la Cañada de Beteta, que se dirige al este de la provincia y atraviesa los términos de Fuentescusa, Cañizares, Albalate, Arrancacepas, Bonilla, Olmedilla del Campo y Carrascosa del Campo. 

La Cañada de Jábaga nace en Cañada de Rodrigo Ardaz, en el término de Ja baga, y se dirige hacia el Oeste por Cabrejas, Villar del Horno, Horcajada de la Torre y Carrascosa del Campo, aquí se le incorpora la Cañada de Beteta hasta Uclés, donde se une a la Cañada de Molina. Podemos encontrar indistintamente los nombre de cañada de los Serranos, Jábaga o de Rodrigo Azdaz

La Cañada de Rodrigo Ardaz nace en la provincia de Guadalajara y cruza el Tajo por el puente de Rodrigo Ardaz, en el término de Peralejos de las Truchas. Penetra en la provincia de Cuenca por Cueva del Hierro y continúa por Masegosa, Tierras de la Sierra de Cuenca, Las Majadas, y hacia el oeste por Portilla, Villalba, Sotos, Mariana, Embid y Chillarón hasta el Puente del Palmero, en término de Villar de Olalla, donde se une a la Cañada de los Chorros. 

La Cañada de los Chorros nace en la sierra de Albarracín y entra en la provincia de Cuenca por el término  de Huélamo y sigue hacia el sur, bordea Cuenca capital y cruza la provincia de Norte a Sur para abandonarla por Las Pedroñeras y el término de Las Mesas. Entra en la provincia de Ciudad Real por Socuéllamos y en el término de Cuesta Blanca se divide en dos ramales; uno continúa hacia el Valle de Alcudia y el otro hacia Linares. Este último continúa hacia el Sur por Tomelloso y Argamasilla de Alba, Alcubillas y Castellar de Santiago, cruza Sierra Morena y entra en la provincia de Jaén por Aldeaquemada hasta llegar a Vilches y Linares. 

Cañadas hacia Albacete por el este de la provincia de Cuenca

La Cañada del Hoyo y Sisante, conocida también como Vereda del Picazo, Cañada Murciana, nace de la Cañada de los Chorros, en el término de Cierva, atraviesa Cañada del Hoyo,  Monteagudo y toda la provincia de Cuenca de Norte a Sur, abandonándola por Casas de Benítez y penetrando en la de Albacete por La Roda. 

De la anterior, y en el término de Monteagudo, se separa otra cañada tambien llamada a Cañada de los Serranos- Cañada de Monteagudo-, que discurre por Campillo de Altobuey, abandonando la provincia por entre los términos de Ledaña y el Herrumblar y adentrándose en la de Albacete para atravesarla en dirección a tierras murcianas. De ésta parten ramales  hacia Valencia y Alicante. 

La Cañada de Zafrilla proviene de la Sierra de Albarracín, y entra en la provincia de Cuenca por el término del mismo nombre. Atraviesa Salvacañete, Alcal de la Vega, Fuentelespino de Moya, Henarejos, Garaballa, y abandona la provincia por Allaguilla, internándose en la de Valencia por los términos de 
Camporrobles y Utiel en dirección a Chiva. 

La Cañada de Salvacañete arranca de la anterior y realiza un recorrido paralelo a ésa pero más al Norte.  Atraviesa Salvacañete, Algarra y Moya, abandonando la provincia por Santa Cruz de Moya y penetrando en  la de Valencia por los términos de Aras y Alpuente hacia Villar del Arzobispo. 

Entre las Cañadas de Zafrilla y de Salvacañete, y partiendo de la primera, discurre el Cordel de Linares o Cañada de Talayuelas. Nace en Fuentelespino de Mora y atraviesa Landete y Talayuelas, entrando en la provincia de Valencia por Sinarcas en dirección a Chiva. Existe un Cordel que une la Cañada de Zafrilla con la Cañada de Talayuelas y que discurre desde Garaballa hasta Sinarcas. 


Los ganados de la tierra molinesa que hacen el recorrido a pie hasta el embarcadero de Chillarón atraviesan  la Sierra de Molina y el Barranco del Azagador, llegando hasta las Huesas del Vasallo; cruzan el Tajo y se juntan con los ganados de la Vega del Codorno. Continúan hasta llegar a Loma Atravesada. 

Los trashumantes de la Sierra de Albarracín que van hacia Chillarón comienzan su recorrido en las Casas de  Búcar, punto equidistante de Guadalaviar, Griegos y Villar del Cobo y lugar donde antiguamente se  celebraban las mestas. Desde este punto se dirigen al portillo de Guadalaviar, pasando junto a la torre de incendios. Caminan ladera abajo y cruzan el Tajo, límite de las provincias de Cuenca y Teruel. Continúan hacia el Puerto del Cubillo, descienden por el Barranco del judío, verdadera barrera natural entre Castilla y Aragón, y alcanzan la Herrería de los Chorros, entre los términos de Tragacete y Huélamo. La Cañada continúa, cruza la carretera Tragacete-Cuenca y salva el río Júcar por un puente de reciente construcción. Se dirige después hacia el paraje llamado Cañada Honda, donde se incorporan los ganados de Tragacete. Atraviesa el Barranco de la Gitana, la Sierra de La Halconera y llega hasta Loma Atravesada, donde los trashumantes de Albarracín coinciden con los de Molina. 

Desde aquí al Arroyo de las Truchas, hasta él término de Las Majadas, pasando por las cercanías del casco urbano. Se continúa por el Alto de las Cruces y la Tenada del Rojo. El camino prosigue por el término de La Portilla hasta el pueblo de Villalba de la Sierra, al lado del cementerio; luego la Cañada de la Cerraja, en el término de Sotos, y de aquí al Ventorro del Tío Chafe, al borde de la carretera de Villalba. Se sigue junto a la carretera, cruzándola en tres ocasiones, y luego hacia el caserío de Embid, situado en la finca del mismo nombre. Desde allí hacia la estación ferroviaria de Chillarón. 

Las pernoctas suelen ser fijas, aprovechando los refugios que la Consejería de Agricultura ha construido. 

Los ganaderos que vienen de Molina pasan la primera noche en Las Huesas, y en el Arroyo de las Truchas la siguiente. La tercera y cuarta noches en los alrededores de Villalba y en los Collados de Embid, respectivamente; y el último día cerca de Chillarón. 

Los que vienen de Albarracín pasan la primera noche en la Herrería de los Chorros, y las siguientes en los mismos lugares que los de Molina. 

Los ganaderos conquenses que embarcan en Cuenca capital se desvían del recorrido anterior en Cañada Honda hacia la Ventilla y la Cuesta de los Rabadanes. Después Tierra Muerta hasta el Prado de los Esquiladores, y por la Dehesa de Buenache a las Lomas de Palomeral, al Barranco de la Cueva del Fraile, hasta el Cerro de Cuenca. Se cruza la carretera Cuenca-Valencia y se llega a la estación. 

Las dormidas suelen ser fijas. El primer día en la Herrería de los Chorros, después de la Cuesta de los Rabadanes; la segunda jornada en la Dehesa de Buenache, y el último día en el Cerro de Cuenca. 

La Cañada del Hoyo y Sisante atraviesa el término de Cierva, Cañada del Hoyo y discurre por la linde de los términos de Fuentes y Reíllo. El camino continúa por el término de Monteagudo siguiendo dirección sur por entre Barchín del Hoyo y Gabaldón. Sigue por Rubielos Altos y Rubielos Bajos, cruzando el término de El Picazo, que da nombre a esta vía pecuaria. Atraviesa Casas de Benítez y entra en la provincia de Albacete por el término de La Roda. Prosigue el camino por los términos de Muner y El Bonillo, y sale de la provincia de Albacete por Viveros. Penetra de nuevo en Ciudad Real por el término de Villanueva de las Fuentes, continúa por La Puebla del Príncipe, Villamanrique y se une a la Cañada de los Chorros en el término de Castellar de Santiago para seguir el camino hasta Vilches por dicha Cañada de los Chorros. 

Las pernoctas de esta manada de vacas y sus vaqueros también son fijas: Vega del Tajo, Cañada Honda, Venta de Juan Romero (Huélamo), El Prado de los Esquiladores, Las Parrillas, Navarramiro, Solera de Gabaldón, Labodre, El Sabinar, El Cerro de La Perra (Casas de Benítez), La Losa, Munera, Los Corrales de Albánchez, Casa de la Torre, El Coto Camilo, El Peñón de Santa (Villamanrique), El Castillo de Samuel Flórez, El Barranco de la Gomera y El Collado de Las Tabernillas.