miércoles, 16 de octubre de 2013

Beatriz Pacheco, III condesa de Arcos, II marquesa de Cadiz y I duquesa de Cádiz


Son dos Beatriz Pacheco, una hija legitima y otra bastarda, su madre es Catalina Alfon de Ludeña, del señor de Belmonte y marqués de Villena, Juan Pacheco.

Los herederos de los bienes de María Portocarrero, señora de Belmonte y marquesa de Villena, muerta en octubre de 1471 serían nueve de sus hijos, pues doña María la mayor ya estaba casada con el conde de Benavente, y había renunciado a su legítima tras recibir su  dote, y doña Beatriz por la misma razón ya que estaba desposada con el marqués de Cádiz.

Finalmente mandaba sus ricas tablas de cabalgar a su hija la condesa de Benavente, y una jarra de plata a doña Beatriz, la marquesa de Cádiz.

Doña Beatriz, segunda hija de Juan Pacheco y María Portocarrero,  casaría en 1473 con el II marqués de Cádiz y III conde Arcos, don Rodrigo Ponce de León. 

Siendo aún muy niña, Beatriz estuvo prometida, en 1456, a don Fernando Álvarez de Toledo, segundo hijo del primer conde de Alba. Llegaría a estar prometida con el príncipe Fernando cuando el marqués 
de Villena intentó atraerse en 1465 a Juan II de Aragón. Incluso pensó en casarla  con el infante-rey don Alfonso cuando este joven estaba bajo el poder de Pacheco.

Don Rodrigo, 1432-1492. Muere poco después que su rival el II duque de Medina Sidonia.

Don Rodrigo no tiene hijos de este matrimonio y tampoco del anterior con Beatriz Marmolejo que será anulado. Beatriz muere en 1471.

Es padre con Inés Jimenez de La Fuente de dos hijas que son legitimadas por Isabel La Católica. Siendo la mayor, Francisca, la IV condesa de Arcos.

El condado de Arcos es un título creado por Juan II en 1431 a favor de don Pedro Ponce de León y Haro,  señor de Marchena, como permuta por el condado de Medellín, que le había concedido dicho monarca en 1429

El condado de Medellín pasa a Rodrigo Portocarreo que casa en 1453 con la medio hermana de Beatriz y también de nombre Beatriz, señora de Villaejo de Fuentes.

El condado de Medellín fue concedido por Juan II de Castilla a Rodrigo Portocarrero Monroy en 1456, de la casa de Portocarrero. Su nombre se refiere al municipio de Medellín, en Extremadura. Anteriormente, por decreto de 8 de diciembre de 1429, el título de "conde de Medellín" había sido concedido por el mismo rey a Pedro Ponce de León y Haro, V señor de Marchena, a quien el monarca se lo permutó en 1431 por el condado de Arcos.

Su nombre se refiere al municipio andaluz de Arcos de la Frontera, en la provincia de Cádiz

En 1493 los Reyes Católicos, como compensación por la supresión del marquesado y del ducado de Cádiz y la reincorporación de dicha ciudad y tútlos a la Corona, elevaron el condado de Arcos a ducado de Arcos y le concedieron el condado de Casares, en la persona de Rodrigo Ponce de León y Ponce de León, hijo de Francisca.

Rodrigo Ponce de León y Ponce de León, 1493-1530. II marqués de Zahara, I duque de Arcos, I conde de Casares, IX señor de Marchena y VI de 
Villagarcía.

El marquesado de Cádiz  fue concedido en 1471 a Juan Ponce de León y Ayala, VI señor de Marchena y II conde de Arcos, de la casa de Ponce de León

En 1484 los Reyes Católicos concedieron a su hijo Rodrigo Ponce de León y Núñez el título de duque de Cádiz. Cuando éste murió los mismos reyes negociaron con su heredera Francisca Ponce de León y Jiménez de la Fuente la caducidad del marquesado y del ducado de Cádiz, reincorporando la ciudad a la Corona y concediendo a su hijo Rodrigo Ponce de León y Ponce de León en compensación el condado de Casares y elevando el condado de Arcos a ducado de Arcos. Actualmente nadie ostenta el título, por estar legalmente extinto.

Francisca Ponce de León y Jiménez de la Fuente, III marquesa de Cádiz, IV y última condesa de Arcos. Casó con su primo, un Ponce de León, de la casa de Villagarcia. Su hijo Rodrigo que fue I duque de Arcos.