lunes, 23 de junio de 2014

Descubrimiento arqueológico en Garcinarro. Cuenca

Descubrimiento arqueológico. Santuario íbero en Garcinarro en el Valle de Altomira. 


El yacimiento conocido como La Cava estaba completamente cubierto de tierra por lo que la excavación ha sido totalmente integral.

El carbono 14 ha revelado que el yacimiento tiene sus orígenes en los alrededores del año 500 antes de Cristo. 

No hay nada parecido en Cuenca y se puede comparar al existente en Tiermes, Soria.
Tiermes se comienza a ocupar en la Edad del Bronce. Poblado de Carratiermes.


En la segunda mitad del siglo VI  se funda un monasterio por el abad Donato ubicado a 2 kilómetros al sur de la Ercávica romana.

Se está elaborando panelería y desarrollando un itinerario interior para que se pueda visitar. 

La Junta de Comunidades incluirá el próximo año, dentro de los programas de investigación, una partida para seguir investigando el enclave. Los trabajos se han realizado entre diciembre de 2013 y mayo de 2014, gracias a la financiación del Grupo de Acción Local Ceder La Alcarria y el Ayuntamiento de Valle de Altomira. La Dirección General de Cultura de la Consejería de Educación, Cultura y deporte ha supervisado el proyecto de investigación arqueológica y la puesta en valor del yacimiento.