martes, 15 de julio de 2014

Polska, de Warszawa a Gdańsk

Varsovia es la ciudad más grande de Polonia, y la capital del país desde el año 1596, cuando el rey Segismundo III Vasa la trasladó desde Cracovia


Leyenda de la Sirena de Varsovia
Cierto día, a los pies de la escarpa donde hoy se encuentra la Ciudad Vieja, salió del agua una hermosísima sirena con la intención de descansar un poco en la arenosa orilla. Le gustó tanto el lugar que decidió establecerse en él para siempre. Por desgracia, los pescadores de la zona notaron que cuando pescaban alguien agitaba las olas del Vístula, enredaba las redes y liberaba los peces de las nasas. Decidieron capturar al culpable, pero cuando escucharon la bella voz de la sirena desistieron de sus intenciones y se enamoraron sinceramente de la hermosa mujer pez; que desde entonces les amenizó las tardes con su bello canto. Un mal día la sirena fue vista por un rico comerciante que decidió atraparla. Con artimañas logró encerrarla en un cobertizo de madera. El llanto de la sirena fue escuchado por el hijo de un pescador, que la liberó al amparo de la noche y con la ayuda de algunos amigos. En señal de gratitud por haberle salvado la vida, la sirena les prometió que siempre que necesitaran ayuda ella saldría en su defensa. Y desde entonces la sirena de Varsovia, armada con una espada y un escudo, defiende la ciudad y a sus habitantes.

Varsovia es también la sede del Presidente de la República, del Parlamento y del resto de las autoridades centrales. Cuenta con una población de 1.711.324 habitantes(junio de 2012), lo que la convierte en la novena ciudada más poblada de la Unión Europea, y que posee unos 2,785 millones en su área metropolitana.



El Vístula, en polaco: Wisła; en alemán: Weichsel. 
Es el río más importante de Polonia, y uno de los principales de la Europa oriental, con una longitud de 1.070 km, bañando más de 192.000 km², dos tercios de la superficie de Polonia.
Nace en la vertiente septentrional de los montes Cárpatos, en el suroeste de Polonia (a 1.220 m de altura), y discurre primero hacia el norte, después hacia el este y, por último, hacia el oeste. Desemboca en el golfo de Gdansk (en alemán Danzig), un brazo del mar Báltico, pero antes se divide en dos grandes ramales.
El Vístula es navegable en su totalidad para barcos de poco tonelaje, y está comunicado por medio de canales con el Óder, en polaco Odra. Las ciudades más importantes que halla a su paso son Cracovia, Varsovia y Toruń, y la ciudad portuaria de Gdansk se halla al oeste de su desembocadura.
Sus principales afluentes son el San (433 km), el Narew (484 km), el Bug Occidental (772 km) y el Brda (238 km).



Polonia tiene una extensión territorial de 312. 679 km². España de 504 645 km², siendo el cuarto país más extenso del continente, tras RusiaUcrania y Francia.


La agricultura polaca se caracteriza por su baja rentabilidad, como consecuencia de la baja calidad media de los suelos, las dificultades climáticas, y la propia estructura agraria. 

Polonia ocupa la primera posición en la UE en cuanto a volumen de población agraria, y el segundo en cuanto a número de explotaciones agrarias.





Parte de la gran Llanura Europea ocupa las tierras polacas y en Polonia se llama llanura polaca. Se extiende desde el mar Báltico en el norte hasta los Sudetes y los Cárpatos en el sur.





El 60% de las frutas recolectadas en Polonia se destinan a la industria de procesado, 

Aproximadamente un 40% de las producciones se destinan a la exportación. 

En Polonia es relevante la industria de transformación de semillas oleaginosas, fundamentalmente colza, con una producción en torno a las 900.000 toneladas anuales.









La superficie ocupada por bosques es de 9.329.000 has 


El primer ministro polaco, Donald Tusk, expresó recientemente su confianza en que la economía de Polonia será capaz de crecer hasta un 3 % en el primer trimestre de 2014.





La comparación de la estructura productiva polaca con otros miembros de la Unión Europea revela un país con una base agrícola cada vez menor pero aún sustancialmente mayor a la de la media europea, el 4% del PIB en 2012. 





El sector agrícola es además un importante empleador de la economía polaca con el 13,95% 







Los cultivos más importantes con diferencia son los cereales, sobre todo el trigo y el centeno, siguiéndoles en importancia y por orden de superficie las patatas, los forrajes, la remolacha azucarera, las semillas oleaginosas y las leguminosas









Las zonas rurales constituyen el 93,2% de la superficie total del país.






La producción agrícola y ganadera tienen en la agricultura polaca casi la misma importancia. 

La agrícola constituye el 49,5% de la producción total y la ganadera el 50,5%. 









En la producción agrícola predominan los cereales (trigo, centeno, cebada y avena), 

patatas, verduras y hortalizas (col, zanahoria, cebolla, remolacha, pepino y tomate) 

así como frutas (manzana, pera, ciruela, cereza, guinda, fresa, frambuesa, grosella). 

En la producción ganadera destaca la del carne porcino, de vacuno, de pollo y la producción de huevos y de leche de vacuno.










Más de la mitad de las granjas de Polonia producen únicamente lo necesario para el autoabastecimiento o muy poco para la venta.
Sin embargo, Polonia es el mayor productor europeo de patatas y centeno y uno de los mayores productores mundiales de remolacha. Es también un gran productor de colza, y de ganado porcino y vacuno. Polonia exporta dulces, frutas manufacturadas y verduras, carne y productos lácteos.
A menudo se importa trigo, grano, aceite vegetal y alimentos de proteína, que generalmente son insuficientes para cubrir la demanda doméstica. 
Los intentos de aumentar la producción de grano han sido impedidos por la corta temporada de cultivo y el reducido tamaño de las fincas.

 Los productos polacos destacan por su singular calidad específica que se debe a su lugar de origen, los métodos de cultivo y ganadería no industriales y la forma tradicional de su producción. 

Son unos productos sabrosos, ecológicos y todavía bastante baratos, gracias a lo cual ganan cada vez más consumidores extranjeros, lo que confirman crecientes índices de la exportación.





La madera fue desde siempre el material de construcción pero no resiste bien ni la nieve ni los cambios de temperatura del invierno y el verano 

y tampoco aguantó frente a las diferentes invasiones,

que se han sucedido en el país. 

La tradición de la arquitectura de madera está más viva en el sur y el este del país.

Casas a semejanza de las Datcha tradicional de madera de Rusia, pero en Rusia son casas de campo donde pasar el verano y en Polonia la casa centro de la explotación agrícola de una familia.

Poco queda de estas casas de madera en Polonia y las que se pueden ver están arruinadas y abandonadas. 


Entre los productos hay tanto quesos, con el producto regional polaco principal el "Oscypek", embutidos, aceites, verduras y frutas, como los productos de panadería, pastelería y mieles. 

Con respecto a las mieles, cabe destacar la producción de cuatro tipos de aguamieles, que cuenta en las tierras polacas con una tradición de milenaria.





Con una población de más de 38,5 millones de personas, Polonia es el 34° país más poblado del mundo, y el sexto más poblado de la Unión Europea





Productos polacos como: carne, leche, miel, huevos, fruta, hortalizas, aguas minerales, cervezas y alcoholes espirituosos son reconocidos por su alta calidad.