jueves, 11 de diciembre de 2014

Beleña de Sorbe e Hita. Guadalajara

Señoríos Alcarreños

BELEÑA, 

tras la reconquista, perteneció a la tierra de Atienza, pero en 1170, Alfonso VIII donó la fortaleza y villa de Beleña al militar de su corte don Martín González, de quien pasó luego a la familia de los Valdés, y luego a los Mendoza. 

Aunque no parece que tuviera murallas, sí poseyó un castillo a orillas del Sorbe, y un pequeño alfoz formado por las aldeas de la Puebla de Beleña, Torrebeleña, La Mierla, Muriel, Aleas, Sacedoncillo y Montarrón.

Pedro Meléndez Valdés casa con Sancha Ruiz, hija de Ruy Martínez, señor de Beleña e hijo de Martín Gonzalez, y de doña Urraca, señora en Hita y Buitrago. Sancha Ruiz recibe de sus padres el señorio sobre Beleña. 

Año 1170, Archivo de Monasterio de Arlanza,  manuscrito sobre Martin González de Contreras. Contreras en Burgos a pocos kilómetros de Arlanza.

En 1185 aparece Martín González de Contreras, originario de Jaramillo Quemado en Burgos, Mayordomo de la reina Leonor, caballeros de mesnada, a quien Alfonso VIII califica en algún documento como "mi muy querido vasallo y caballero"
” En nombre de Nuestro Señor Jesu Christo Amen + Yo Alfonso por la gracia de Dios, Rey de Toledo, Castilla, Extremadura, hago donación a vos Martin González ( de Contreras ) mi muy amado Vasallo y Caballero, por muchos grandes servicios que denota y fielmente me hicisteis, con buen ánimo y voluntad, la villa de VELLENA , con su castillo, sus aldeas, tierras, prados, pastos, montes, pescarias, defesos, huertos , montes, fuentes, entradas y salidas, con lo esta cultivado y no cultivado, con todos sus términos…. y cosas pertenecientes, para que lo tengais para siempre jamás por derecho heredado.
Y os concedo y hago esta donación de la dicha villa, con todo lo que della pertenece, como queda dicho, para que de aqui en adelante, lo tengais libremente y quietamente y la poseais perpetuamente y podais absolutamente hacer lo que quisieseis de ella. Pero si alguno de mi linaje y de ajeno, quisiese romper o contradecir esta mi Donación, sea maldito y escomulgado de Dios, y sea con Judas que entregó a Señor y condenado al infierno, y ademas page 100 libras de oro para la parte Real y sinquenta para vos.
Dada en Almazán en la Era M.C.C.I.I. en las nonas de enero, Reynando el Rey Alfonso en Toledo, Castilla, Nájera y Extremadura y Yo el Rey Alfonso… y confirmo con mi mano propia esta carta que mando hacer, 5 de enero de 1170.

María Gutiérrez, viuda del mayordomo de la Reina Leonor, Martín González, sucedió a doña Misol en el cargo de Abadesa del Real Monasterio de las Huelgas de Burgos en el año 1191. 

«Yo Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla y de Toledo, y mi mujer Doña Leonor, con el consentimiento de nuestras hijas Berenguela y Urraca, deseando conseguir en la tierra la remisión de nuestros pecados, y alcanzar después en el cielo lugar entre los Santos, estamos edificando a honra de Dios y de la Santísima Virgen, su Madre, un Monasterio en la Vega de Burgos que se llama Santa María la Real, a donde perpetuamente se observe el Instituto cisterciense; el cual Monasterio lo damos y concedemos a vos Doña Misol, Abadesa de este mismo Monasterio y a todas vuestras hermanas, así presentes como futuras que en él vivieren, según la Orden cisterciense, para que lo poseáis perpetuamente»

Martín y su mujer María Gutierrez son padres de García, Rodrigo y Fernando Martínez de Contreras que suceden en el cargo de mayordomos y que aparecen en la documentación de Las Huelgas como hijos de la abadesa.

Maria Gutierrez es hija de Gutierrez Fernandez, hermano  de Pedro Fernandez de Castro fundador de la orden Militar de Santiago y de Martín Fernandez, alcaide de Hita. Gutierrez Fernanadez era divisero en Beleña y de ello serán titulares los Contreras. Hjos de María Gutierrez y de Martín González de Contreras son Ruy, Gonzalo y Fernando, estos dos titulares de lo heredamientos de Beleña y Contreras. Hermanos de María son Fernán y Gutierre Gutierrez.



En Beleña, ahora pedanía de Cogolludo,  encontramos el castillo de doña Urraca y la fuente de doña Urraca que parece hacen referencia a Urraca de Castilla hija de Alfonso VI, el reconquistador de estas tierras de la Alcarria de Guadalajara y Cuenca. 

Su posición es estratégica entre las sierras de Ayllón en Segovia y las de la Alcarria de Guadalajara. A orillas de río Sorbe y junto al embalse de Beleña en la cuenca del Tajo.


En 1119,   Urraca de Castilla da Hita y Uceda  a Fernando García. Urraca muere en 1126.


El Común de Uceda se crea en 1119 cuando la reina Doña Urraca  lo dona a Fernando García de Hita, pero vuelve poco después a la corona. Fernando III en 1252  lo entrega al obispado de Toledo, ampliando el Fuero y así se mantuvo toda la Edad Media. Comprendía entre otros Valdepeñas y Alpedrete de la SierraTortueroPuebla de VallesValdesotos y Retiendas.


«Supo el emir Mazdali que Ibn al Zand Garsis (hijo del conde García) señor de Guadalajara sitiaba Medinaceli y se dirigió contra él», constando en la documentación que Fernando García fue señor de dicha ciudad durante los años 1107 y 1110. En 1119 recibió Uceda e Hita de la reina Urraca.


1119, En un documento a favor de la condesa Estefanía Armengol (hija de Ermengol V de Urgell y que el 12 noviembre de este año casa con Fernando García de Hita, genearca de la Casa de Castro), la reina Urraca confirma que ella reina en León y Castilla y su hijo Alfonso, luego Alfonso VII, en Toledo y la Extremadura. La reina Urraca dona en este años de 1119 a Fernando García de Hita la tenencia de Hita y el señorío de Uceda (Guadalajara), pero Uceda pronto vuelve a la Corona.


Fernando García muere hacia 1135. Es su hijo Martín Fernández de Hita, casado con Elvira, alcalde tenente de Hita. Participa en la incursiones sobre Almería que hace Alfonso VII, hijo de Urraca, en 1147 en la que participan, de Castilla y León unos 600 caballeros, incluidos Ponç de Cabrera, Ramiro Froilaz, Fernando Pérez de Traba, Pedro Alfonso, Manrique de Lara, Ponce de Minerva, Gutierre Fernández, Lope López, Bermudo Pérez,   Martín, alcaide de Hita, hijo de Fernando; Álvaro, hijo de Rodrigo González de Lara.


Martin pudo tener un hermano llamado Fernando Fernández que tambien fue alcalde de Hita. 1132, derrota cristiana junto al castillo de Oreja, en Ontígola (Toledo) y muerte del general leonés Rodrigo González, los alcaides de Escalona (Toledo), Domingo y Diego Álvarez, y el alcaide de Hita (Guadalajara), Fernando Fernández.


En 1140, Alfonso VII dona Talamanca (Madrid) y su Común en señorío a su amante Urraca Fernández de Castro, hija de Fernando García de Hita que había sido su tenente, pero pronto retornará a la corona. Su relación se ha iniciado el año anterior y tendrán una hija, Estefanía Alfonso “la Desdichada”, que ya consta en un documento de 1148.


En 1143, llega Alfonso VII a Toledo, donde organiza una expedición, encomendando, entre otros, al alcaide de Fita (Hita; Guadalajara) Martín Fernández, que protejan los puntos más débiles de la frontera, como el castillo de Peñas Negras (Toledo), también conocido como Santa Cristiana y luego él se adentra con su ejército en el valle del Guadalquivir, ataca Sevilla y Carmona y toma temporalmente Córdoba.


En 1366, Pedro I concede los señoríos de Hita (Guadalajara) y Buitrago (Madrid) a Pedro González de Mendoza.


Alfonso VIII, nieto de Alfonso VII y bisnieto de la reina Urraca, da  en 1170 Beleña de Sorbe, hasta ahora en la Tierra de Atienza, al militar de su corte Martín González. Padre de Ruy Martinez, señor de Beleña, casa con Urraca, que puede ser señora en Hita, en el sentido de tener aquí propiedades.



Hita reconquistada por Alfonso VI en 1085, fué donada en 1119 por la reina doña Urraca a Fernando García de Hita, quien actuó de tenente. Continuó luego como territorio de realengo, y posteriormente de señorío de infantas (de doña Berenguela, hija de Alfonso X, y de doña Isabel, hija de Sancho IV). Pasó posteriormente a los Orozco, y en el siglo XIV terminó en poder de los Mendoza, pero siempre conservando sus características sociales de Común de Villa y Tierra, gobernado por un Fuero que en 1256 recibió de Alfonso X.
El espacio de su alfoz se extendía desde la orilla del río Henares, por el norte, hasta los valles del Ungría y el Tajuña por la Alcarria, al sur. Uno de los puntos fortificados del Común fué Torija, vigilante del paso de uno de los valles que ascendían a la meseta alcarreña.


Pedro Fernández de Castro “Potestad”, o Pedro Fernández de Fuencalada, por nacer en Fuencalada, Burgos. Hijo de Fernando García de Hita y de su esposa Estefanía Armengol y hermano de Martín Fernandez el alcade Hita, que ha admirado en Tierra Santa a la Orden del Temple, establece en la villa y para su defensa la “Congregatio de Cáceres”, institución clérigo-militar, que más tarde será la Orden de Caballería de Santiago y a cuyos componentes, 13 al inicio, se les llamará en principio “Senyores de Cáceres” y “Fratres de Cáceres”, cuyo primer maestre será Pedro Fernández de Fuentencalada hasta su muerte en 1184. Combatió en el ejército de Alfonso VII  en la conquista de Aurelia y Alharilla, cercanas a la actual Santa Cruz de la Zarza. Más tarde, en 1146, asistió a la ocupación de Baeza y al desembarco de Almería, que hizo caer esta importante plaza, puerto principal de la marina musulmana e importante astillero de su flota de guerra. Estuvo después de peregrino en Tierra Santa, donde conoció de cerca la existencia de los Caballeros Cruzados y concibió la idea de crear una nueva orden militar dedicada a proteger el sepulcro del apóstol Santiago y el camino que conduce a él.Enterrado en el convento de San Marcos de León. Su mujer era María Pérez de Lara era medio prima hermana de Sancho III de Castilla, hijo de Alfonso VII y padre de Alfonso VIII.



En 1334, Alfonso XI hace donación de Escamilla (Guadalajara) a Íñigo López de Orozco, señor de Hita y Buitrago, que tuvo actuación destacada en la batalla del Salado (como embajador llevó al papa parte del botín) y en el sitio de Algeciras (donde ha sido “señor de los trabucos”) y se convierte en su primer señor. padre de Iñigo López de Orozco II y de Juana de Orozco madre de Pedro González de Mendoza. En 1366, Pedro I concede los señoríos de Hita (Guadalajara) y Buitrago (Madrid) a Pedro González de Mendoza cuando los Orozco se pasan al bando de Enrique II.


Iñigo López de Orozco, señor de Hita, I señor de  Escamilla y Cogolludo , Alcalde de Escalona . Capitán Mayor de Trabucos , Alcalde Mayor de la Mesta , Caballero de la Banda, vivía en 1347. Casado con María Gómez de Toledo.


Asesinado su tío materno Íñigo López de Orozco II por Pedro I tras la batalla de Montiel en 1367, Pedro González de Mendoza fue muy beneficiado por Enrique II que le hizo merced de los bienes de los Orozco asi como de las villas-fortaleza de Buitrago e Hita en 1368, antes incluso de ser rey tras matar a su hermanastro Pedro I en Montiel. Pedro fundamentó la petición de Hita en que había pertenecido a los Orozco y que la Infanta Isabel murió sin sucesión. Sobre las fortalezas de Hita y Buitrago se fraguó el poder futuro de los Mendoza, pues a ellas se retiraban en caso de peligro o pérdida del favor real. Pedro murió heroicamente en la derrota de Aljubarrota (Portugal) en 1385 sacrificando su vida para que pudiera salvarla el Rey Juan I y que no cayera prisionero ,


 "el caballo de vos ha muerto, subid rey en mi caballo. Después de la batalla el rey Pedro manda matar a muchos nobles y el príncipe Eduardo se niega a entregarle más prisioneros, incluso mata por su propia mano a Íñigo López de Orozco, gran magnate de La Alcarria y que fuera favorecido en su momento por el propio rey al entregarle Torija (Guadalajara) tras mandar ajusticiar a su señor, Alonso Fernández Coronel, señor de MontalbánCapillaBurguillos del Cerro y Bolaños de Campos, y alguacil mayor de Sevilla, sucediendo a su suegro en el cargo.

Alfonso estaba casado con Elvira Alfonso de Biedma, señora de Torija, hija de Alfonso Fernández de Biedmaseñor de Mondéjar y Torija, adelantado de Murcia y alguacil mayor de Sevilla.

Fue hijo de Fernando Ruiz de Biedma, señor de Mondéjar, y de la Casa de Biedma en Galicia, y de Marina Pérez, señora de Torija.


A la muerte de  Iñigo López de Orozco en 1367  Tamajón quedo en poder de su esposa  Marina de Meneses, que repartió la villa entre sus hijas Teresa, Juana, María y Mencía, según escritura otorgada en Madrid el 26 de octubre de 1376. Al año siguiente las hermanas Orozcos venden sus heredamiento a su primo hermano Pedro González de Mendoza.  Además Maria casa por tercera vez con Lorenzo Suárez de Figueroa, maestre de la Orden de Santiago, y su hija Catalina en 1412 casa con su primo el  marqués de Santillana, nieto de Pedro Gonzalez de Mendoza.


“al parecer también recibió don Íñigo por merced regia las aldeas de
Tamajón y Argecilla, ya que ambas figuran en el reparto de los bienes que quedaron de don Íñigo López de Orozco"


Pedro González era sobrino de Íñigo López de Orozco. Juana de

Orozco, señora de Hita y Buitrago de Lozoya y mujer de Gonzalo Ibáñez de
Mendoza, la madre de Pedro, era hermana de Íñigo, hijos-nietos- ambos de Diego Fernández
de Orozco.

el archivo de los Mendoza se subasta y así se pierden muchos documentos tras la ruina de Mariano Téllez-Girón y Beaufort Spontin, duque del Infantado. 

Dando un salto al siglo XVI.........................


 Juan de Mendoza, casado con Beatriz de Zúñiga, se amancebó con la criada Ana Villagrán y Pecha, teniendo descendencia de ambas.  Ana pertenece a la familia Pecha que tuvo el señorio de Beleña hasta que pasa a manos del marqués de Santillana, abuelo paterno de Juan de Mendoza, el ahora señor de Beleña

A la muerte de la esposa se casó con la amante y dicen que el mismo día levantando algunas sospechas. En su testamento de 1517 Juan de Mendoza deja a Ana la quinta parte del señorío de Beleña y se la entrega como prenda en vida.

Poco después muere Juan de Mendoza y Ana se refugia en el castillo.  Sus hijastros no reconocen la herencia y entablan pleito. Más tarde se apoderan del Señorío de Beleña y sitian al castillo.  Ana resiste junto a sus hermanas Urraca y María Pecha, que según parece, le acompañan en su viudedad. Poco después Carlos I ordena que se levante el sitio y se negocie un acuerdo.

Men Rodríguez de Valdés y su pariente Mencia Fernandez de Orozco tuvieron seis hijos.

Iñigo López de Valdés.
Pedro Meléndez de Valdés, que sucedió en la casa porque su hermano Iñigo solo tiene descendencia femenina, una hija que encontramos citada como Teresa o María que casa con Carlos de Guevara, que podemos encontrar como Beltran.
Men Rodríguez de Valdés.
Arias González de Valdés.
Fernán Pérez Pecha,  
Beatriz Fernández Pecha, señora de la casa de Meco.

Iñigo López de Valdés, hijo primero de Men Rodríguez de Valdés, y de su prima Mencia López de Orozco casa con Juana de Guzmán, hija de Pedro Núñez de Guzmán, y tuvieron una única hija llamada María Pecha y Valdés, que casando con su pariente Carlos de Guevara y Valdés fue despojada de los mayorazgos de Beleña y Marchamalo, que adjudicaron por sentencia de Tenuta a Pedro Meléndez, su tío, como varón que mientras le hubiere no puede poseer hembra el dicho mayorazgo.

Men Rodriguèzde Valdes y Mencia Fernández de Orozco son los abuelos de Mencia Pérez Pecha, hija de Fernán Pérez Pecha Valdés, que casa con Diego de Villagrán, tuvieron dos hijas una llamadas Elvira y Mencia. Mencia casa en Guadalajara con el señor de la Casa de Calderón de la Barca.

Elvia Pecha de Villagrán casa en Guadalajara con Rodrigo de Encinas, Caballero noble cuya hija fue Ana Villagrán y Pecha mujer de Juan de Mendoza, señor de Beleña y Valhermoso, hijo de don Diego de Mendoza, primer Duque del Infantado, y procrearon a María de Mendoza, que casa con Juan de Mendoza, hija del segundo Conde de Coruña, en quien tuvo a María de Mendoza Villagrán y Pecha que casa en Madrid con Francisco Zapata Cisneros, primer conde de Barajas, con sucesión los condes de Barajas. Presidente del Consejo de Castilla.