miércoles, 3 de diciembre de 2014

Inés de Ayala y Maria de Orozco mal llamada la Malograda. Ayala y Orozco en el Toledo del siglo XIV. El linaje materno del Fernando el Católico en tierras de Toledo


Convento e iglesia de San Pedro Mártir. Toledo

Hay en la iglesia varios enterramientos. 

Uno de ellos es el de Elvira de Castañeda y Orozco, hija de La Malograda, y el de su marido Pedro López de Ayala, I señor de Fuensalida, Toledo.


Elvira  inspiró a Gustavo Adolfo Bécquer la leyenda titulada "El Beso".

.............Algunos de los que había allí dicen que vieron a la estatua del hombre dándole un guantazo con su guante de mármol para que no besase los labios de Doña Elvira...........................

Si Elvira inspira una Leyenda, su madre inspira una Rima

Pero López de Ayala (1332-1407) fue Canciller mayor de Castilla y señor de Salvatierra de Álava. Este fue uno de los nobles y notables caballeros de su tiempo; hizo “romanear del latyn en el lenguaje castellano algunas coroñicas e estorias que nunca antes del fueron vistas nin conocidas en Castilla”; e hizo ordenar una Crónica de todos los hechos que acaecieron en Castilla desde que murió el rey don Alfonso hasta el tiempo del rey don Enrique III, hijo del rey don Juan. Murió este dicho don Pero López en Calahorra, en edad de 75 años. Había casado con doña Leonor de Guzmán. Es su hijo Pero López,  Señor de Fuensalida y Alcalde mayor de Toledo, fallecido en 1451, casó con doña Elvira de Castañeda , hija de Juan Rodríguez de Castañeda y de doña María de Orozco. Con sucesión los condes de Fuensalida.

Es esta Maria de Orozco la conocida como al malograda al haberse mantenido que muere a los 20 años. Cosa que como vamos a ver no es cierta pero que inspira a Becquer su Rima LXXVI 

De aquella muda y pálida
mujer me acuerdo y digo:
¡ Oh qué amor tan callado el de la muerte!
¡Qué sueño el del sepulcro, tan tranquilo! 

Becquer nacido en Sevilla tiene en la ciudad de Toledo una de sus principales fuente de inspiración.
La iglesia del antiguo convento dominico de San Pedro Mártir fue convertida, tras la Desamortización, en Museo Provincial y allí se trasladaron varios sepulcros. Uno de ellos era el de María de Orozco que se trae de la desaparecida iglesia del Hospital de Santiago, donde  fue enterrada.

María de Orozco vivió en Toledo en la segunda mitad del siglo XlV.
Abuela del cardenal Pedro González de Mendoza, hijo del I marqués de Santillana. Es María hermana de Juana de Orozco que casa con un hijo de Inés de Ayala. El marido de Juana de Orozco, II señor de Casarubios, es primo hermano del I señor de Fuensalida, el que casa con Elvira de Orozco y Castañeda que es hija de Juana de Orozco y sobrina de su hermana María de Orozco. 

Iñigo López de Orozco, hijo de Diego Femández de Orozco,  fue señor de las villas de Hita y de Buitrago y gran privado de Alfonso X. Casado con Mencía Gómez, hermana de Femán Gómez, de Toledo, ambos hijos de Gómez Pérez, tuvo en nombre de la Orden de Santiago la Casa de Talamanca.

Iñigo López de Orozco y Mencía Gómez son padres de otro Iñigo López de Orozco, padre de «la Malograda», casado con Marina Garcia de Meneses,  hija de Garci Suárez de Meneses y hermana del  alguacil Suer Téllez.

Iñigo López de Orozco, alcaide de Escalona,  recibió de Alfonso XI, en 1334, la aldea de Escamilla, en la tierra de  Huete ahora en Guadalajara. La Orden de Calatrava, a través del maestre Garci López de Padilla, le hacía donación de por vida de la villa de Cogolludo.  Iñigo López fue  alcalde entregador mayor de la Mesta. Pedro I le da  Pinto en tierras de Madrid, Galve, Atienza y Torija, en Guadalajara

La reina Juana Manuel, mujer de Enrique II, da a Iñigo López de Orozco, «del consejo del rey», el lugar de Santa Olalla que ella había heredado de su padre el infante don Juan Manuel

Iñigo López de Orozco murió, como otros muchos caballeros en la batalla de Nájera al servicio de don Enrique -1367-, derrotado en la contienda por don Pedro. Sin sucesión masculina, don Iñigo y su mujer Marina García de Meneses tuvieron cuatro hijas: María de Orozco o Meléndez de Orozco, «la Malograda»la primogénita, Juana Meléndez de Orozco, Mencía Femández de Orozco y Teresa López de Orozco.


Hacia 1374, María de Orozco, la primogénita, casa por primera vez con Martín Fernández de Guzmán, quien le otorgó de arras 20.000 doblas castellanas de oro. 

Hacia 1376, ya habían casado dos de sus hermanas. 

Juana Meléndez de Orozco con Pero Suárez de Toledo, II señor de Casarrubios, alcalde mayor de Toledo. A Juana le correspondió Pinto, los bienes de Utanda y Castilblanco con sus términos. Padres de Inés de Ayala y Toledo, Inés como 
su abuela paterna. Era esta hermana del Canciller Pedro López de Ayala, padre del I señor de Fuensalida


Mencía Femández de Orozco con su pariente Men Rodríguez de Valdés, señor de Beleña.

En 1399, casa la hermana pequeña llamada Teresa López de Orozco con Juan Rodríguez de Biedma, señor de la Casa de Biedma. Teresa recibe Tamajón de Espinosa, con la heredad de Villaverde. 

Todas ellas vendieron sus bienes alcarreños a su primo hermano Pedro González de Mendoza, mayordomo mayor de Juan I, hijo de Juana de Orozco que es tía paterna de las cuatro hermanas Orozco y que casa con Gonzalo Ibañez de Mendoza,  y a su mujer Aldonza de Ayala. Es Aldonza tía paterna del señor de Fuensalida casada con Elvira de Castañeda y Orozco.


María de Orozco, señora de Santa Olalla, el lugar de Robredarcas, en tierra de Atienza, y otros lugares en el término de Molina y Trijueque como deseaba su padre, casó en primeras nupcias,con Martín Femández de Guzmán, ricohombre, señor de Orgaz, Almonte, el Palacio y Fuentes, hijo de Pedro Núñez de Guzmán. Padres de Alvar Pérez de Guzmán, que casaría con Beatriz de Silva, hermana de Alonso Tenorio de Silva, adelantado  de Cazorla. Muerto Martín Femández de Guzmán,  María casa en segundas nupcias con Juan Rodríguez de Castañeda, viudo de Juana de Guzmán, señora de Palos y de la Palma. Padres de  Elvira de Castañeda, señora de Fuensalida por su matrimonio con Pedro López de Ayala. Hermanos de Elvira son María de Castañeda y Juan de Castañeda.

Al morir Juan Rodríguez de Castañeda, María de Orozco contrajo tercer matrimonio con Lorenzo Suárez de Figueroa, señor de Feria en Badajoz, - hijo de Gómez Suárez, comendador mayor de León, y Teresa Alvarez,  señora de la Torre de Monturque, señor de Zafra, Villalba y Feria y maestre de Santiago, y viudo, a su vez, de Isabel Mexía, hermana de Ruy González Mexía, I señor del estado de la Guardia, de don Gonzalo Mesía, maestre de Santiago, y de Juan González Mexía, gran prior de la Orden de San Juan. Padres de cuatro hijas, Teresa de Figueroa, María de Orozco, Catalina de Figueroa que casa hacia 1412 con Iñigo López de Mendoza, señor de Hita y de Buitrago, I marqués de Santillana y conde del Real de Manzanares padre del Cardenal Mendoza, y Mencía de Figueroa.

Teresa de Figueroa casa con con Enrique de Guzmán que será  II conde de Niebla, hijo de Juan Pérez de Guzmán y Beatriz Ponce de León. Casan  en Llerena en 1405, él tiene catorce años y ella doce. Padres de Isabel de Castañeda, señora de las villas de Palos, Ormazas y Sedano, que casó con Alfonso de Silvsa, II conde de Cifuentes.


A Catalina de Figueroa y asu marido el marqués de Santillana  los cocemos por los retraso que de ellos ha el Jorge Inglés.

María de Orozco vive en Toledo en las casas principales que habían pertenecido a Suer-Téllez de Meneses y a  María Meléndez familia de  su bisabuela materna. Fundadores del convento de Santa Clara la Real de Toledo. Situado cerca de otros antiguos monasterios como el de Santo Domingo el Real y el de las Capuchinas de Toledo.

Al morir  María de Orozco  sus bienes se reparten entre los hijos habidos de sus tres matrimonios. Tal partición se realizó el 7 de enero de 1399 en Illescas. A Alvar Pérez de Guzmán le correspondió, en calidad de mayorazgo, la villa de Santa Olalla con todas sus aldeas, términos, territorios, vasallos y jurisdicción alta y baja y mero y mixto imperio, con todas las rentas, pechos y tributos, y asimismo todos los olivares,
casas, viñas y heredades de la dicha villa. Y además las casas de Toledo que habían pertenecido a Suer Téllez de Meneses, en calidad de mayorazgo, con la obligación de mantener las armas de éste.
Igualmente los bienes de Burujón, Casasola, Adarmola y Otuenas.


En cuanto a los bienes que María de Orozco poseía en el momento de su muerte de la herencia de su primer marido Martín de Guzmán se adjudicaban a Alvar Pérez y la otra mitad a los demás hermanos. A estos correspondió también la villa de Escamilla, con sus términos, territorios, vasallos, pechos, derechos y jurisdicción alta y baja y mero y mixto imperio, el portazgo de Madrid, las dos terceras partes de Tamajón, en el arzobispado de Toledo, y los bienes muebles y raíces de la ciudad de Toledo y su término, y de la villa de Madrid y de Segovia y demás lugares del arzobispado de Toledo. Y el lugar de Manzaneque.

María de Orozco es enterrada en la desaparecida iglesia del Hospital de Santiago. Lorenzo Suárez de Figueroa, su tercer marido, era maestre de la Orden. Lorenzo Suárez de Figueroa se entierra en el monasterio sevillano de Santiago de la Espada por él fundado. Desaparecido éste, su sepulcro, 
se conserva en la cripta  de la capilla de la Universidad de Sevilla.

Inés de Ayala, hermana del Canciller Pedro López de Ayala y de Aldonza de Ayala, abuela del I marqués de Santillana, y de Leonor de Ayala que casa con el I conde de Alba de Tormés.

Ines de Ayala y su marido Diego Gómez de Toledo. I señor de Casarrubios en Toledo, fundan en sus casas situadas en la parroquia de San Antolín el convento de Santa Isabel de los Reyes

Teresa de Ayala es madre con  Pedro I el Cruel de una hija llamada María de Ayala o de Castilla. Casa con Juan Núñez de Aguilar. Viuda y sin hijos en 1384. Teresa ingresó en el monasterio de Santo Domingo el Real de Toledo, donde llegó a ser priora, como su hija María. 

Ines de Ayala y Toledo, nieta de los I señores de Casarrubios, es por su hija Mariana bisabuela de Fernando El Católico al casar Inés de Ayala y Toledo, IV señora de Casarrubios, con su pariente por la Casa de Mendoza Fadrique Enríquez, Almirante de Castilla. Padres de Juana Enríquez, mujer de Juan II de Aragón con quien es madre del rey Fernando.



MARÍA DE OROZCO «LA MALOGRADA»  E  INéS de AYALA. BALBINA MARTíNEZ CAVIRÓ. Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de Toledo.