martes, 9 de diciembre de 2014

Los Orozco, señores del valle de Orozco en Álava, señores en la Alcarria de Guadalajara

El Conjunto palaciego-conventual de la Casa Solar de los Ayala está 
en Quejana en el valle de Ayala, Álava.

En 1378 se fundó un convento de monjas dominicas, que hoy en día es el núcleo principal del complejo de Quejana. La Iglesia de San Juan guarda las reliquias de la Virgen del Cabello además de un retablo y varios sepulcros de tres generaciones de los Ayala. En las inmediaciones, la Casa de los Ayala permite ver un modelo de construcción militar del siglo XIV. El Museo ocupa una de las alas del antiguo Palacio y en él se expone la historia de los Ayala.

Leonor de Guzmán vendió en 1349 sus poseiones en el valle de Orozco a Fernán Pérez de Ayala. Por el contrario, compró los valles vascongados de Llodio a Ruy López de Mendoza y Oquendo, almirante de Castilla.


Fernán Pérez de Ayala (Toledo 1305Vitoria 15 de octubre de 1385),  XI señor de Ayala, de Torrejón de Velascoadelantado mayor de Murcia, y merino mayor de Asturias. Padre del Canciller Pedro Lopez de Ayala titular de la Casa de Ayala.
Fernán Pérez de Ayala en 1349 compra a Leonor de Guzmán los valles de Llodio, Orozco y Oquendo, junto con la casa fuerte de Marquina y los palacios de Abendaño y Burceña. Había recibido anteriormente de Pedro el Cruel, el valle de Cuartango.
Enrique II de Castilla, le confirmó la posesión de Llodio, Orozco y el monasterio de Respaldiza.
Preparando su sucesión, otorgó fuero a Ayala, fundó el mayorazgo de la Casa de Ayala el 12 de diciembre de 1373 a favor de su hijo Pero, fundó el monasterio dominico de Quejana donde profesó antes del 12 de febrero de 1378, año en que otorgó su tercer testamento, en la orden dominicana retirándose ahí hasta su fallecimiento en 1385 a la edad de ochenta años.
En 1371 había publicado su obra, «Libro del linage de los Señores de Ayala desde el primero que se llamo Don Vela hasta mi don Fernan Perez que le fiz a honrra e gloria de Dios, e pro de mio linage, e para que sean buenos e homildes e sirvan a Dios, e al Rey los que de mi vinieren. El qual fue copilado el año de la Natividad de MCCCLXXI, corriendo la era de MCCCCIX años», para mayor gloria de su linaje.
Fue sepultado en Quejana, en la capilla de la Virgen del Cabello, al lado de su esposa. Antes había donado al monasterio, el relicario de la Virgen del Cabello que había heredado de su tío el cardenal, reliquia conservada en el convento

Los Orozco señores de Pinto y luego marqueses de Caracena en Soria. El linaje materno de Fernando el Católico

Juana de Orozco, señora de Pinto, casa a mediados del siglo XIV con Pedro Suárez de Toledo, señor de Casarrubios que muere en 1385. Hijo de Días, Diego, Gómez de Toledo, señor de Casarrubios, y de Inés de Ayala, señora de Malpica.

Juana de Orozco, señora de Pinto, de su matrimonio con Pedro Suárez de Toledo, señor de Casarrubios, es madre de

Inés de Ayala y Toledo, III señora de Casarrubios, que casa en 1380 con Diego Fernández de Córdoba, I señor de Baena y de,

Teresa Vázquez, señora de Pinto, que casa con Fernán Álvarez de Toledo que es tío paterno del I conde de Alba y que fue señor de Higares, hijo de Fernán Álvarez de Toledo y Meneses, señor de Higares, y de Leonor de Ayala que es hermana de Inés de Ayala. Fernán Álvarez de Toledo casa con un hija de una prima hermana.


En 1359, Pinto pasa a ser Villa de Señorío al ser entregada por el rey de Castilla, Pedro I el Cruel, a Íñigo López de Orozco, por los buenos servicios prestados a la corona o, tal vez, por los derechos que sobre la Villa tenía su esposa Marina Alonso de Meneses Tizón y Loaisa, que tres años antes, en 1356, figura como esposa de Fernán Pérez de Portocarrero, guarda mayor del Rey, que se decía Señor de Pinto, y a quien, tal vez, perteneció el escudo que había en la torre y que eran las calderas con las serpientes. Las calderas como mueble principal de sus escudos pertenecen a linajes como Guzmán Portocarrero, Manrique o Pacheco.

Íñigo López de Orozco, I señor de Pinto, era, además, señor de Hita, Sta. Olalla, Torija, Daganzo y Cobeña, Lorca y Alcalde Entregador de la Mesta, entre otros títulos; este último concedido por el rey Alfonso XI, el día 1 de noviembre de 1339. En el curso de la guerra entre Pedro I y su hermano bastardo Enrique de Trastámara, Íñigo abandonó la causa de Pedro I el Cruel para unirse a Enrique II siendo despojado de sus propiedades, entre ellas la de Pinto. Fue hecho prisionero tras la batalla de Nájera y asesinado por el propio rey, que vengaba así su traición.

El 10 de septiembre de 1380, Juan I, hijo de Enrique II devuelve el Señorío de Pinto a la legítima heredera de Íñigo López de Orozco, Juana de Orozco.

En 1382, Juan I viudo de su primera mujer Leonor de Aragón, hija de Pedro IV el Ceremonioso, acuerda en el castillo de Pinto, propiedad de Juana de Orozco, su matrimonio con Beatriz de Portugal, heredera de Fernando I de Portugal. Boda que se celebraría el 14 de mayo de 1383 en Badajoz. La novia tenía 10 años. Matrimonio sin hijos. Juan I muere en 1390 a los 32 años y había casado por primera vez en 1375 con 17 años. Beatriz que vive en la corte castellana muere en 1420.

Juana de Orozco casa con Pedro Suárez de Toledo Mendoza, Alcalde Mayor y Notario Mayor de Toledo, con el que tiene dos hijas llamadas Teresa e Inés de Ayala, entre las que se dividiría la propiedad de Pinto. Pedro Suárez de Toledo Mendoza muere en la batalla de Troncoso en 1385.

En 1405, el rey Enrique III el Doliente, hijo de Juan I, ante la reclamación que de Pinto hacía el Concejo de Madrid quita a Juana de Orozco la propiedad de Pinto que le devuelve Juan II, hijo y sucesor de Enrique III. Juana de Orozco divide el señorío de Pinto entre sus hijas Inés de Ayala y Teresa Vázquez de Toledo. La mitad del Señorío pasa a sus respectivos hijo e hija Marina de Toledo y Pedro Suárez de Toledo. La hija de este llamada Leonor es la V señora de Pinto y de su matrimonio con un pariente de los Carrillo de Toledo, señor de Caracena en Soria, vienen los marqueses de Caracena y señores de Pinto. A la muerte de Leonor de Toledo heredó el señorío de Pinto su marido, Alfonso Carrillo de Acuña. El día 2 de julio de 1624 el rey Felipe IV crea el Condado de Pinto en la persona de D. Luis Carrillo de Toledo.

Marina lega su mitad del Señorío a su hija Juana Enríquez y Pedro a su hija Leonor de Toledo. Juana Enríquez contrae matrimonio con Juan II de Aragón con el que es madre de Fernando V de Aragón, Fernando el Católico. Leonor de Toledo figura en 1483 como dueña de las dos mitades del señorío de Pinto: una, heredada de su padre, y la otra, comprada a los Jerónimos de Madrid, quienes lo habían heredado, a su muerte, de la reina Juana Enríquez, madre de Fernando el Católico.

Permanece en Pinto la Torre del Castillo-Palacio de los Carrillo de Toledo con sus armas en uno de sus muros. Estuvieron recluidos en esta torre por orden del rey Felipe II Ana de Mendoza y de la Cerda, princesa de Éboli en 1579, Antonio Pérez, Secretario del Rey en  1589 y su esposa Juana de Coello e hijos en1590.

Ynés Alfón de Ayala es hija Ferrand Pérez de Ayala y Elvira Álvarez de Ceballos y hermana del canciller Pedro López de Ayala. Casa con Diego Gómez de Toledo, señor de Arroyomolinos, Alcalde mayor de Toledo, Notario mayor de Toledo y caudillo de los escuderos de Pedro I, fallecido antes de 1380. Padres, entre otros, de Pedro Suárez de Toledo, fallecido en 1385, señor de Casarrubios, casó con Juana Meléndez de Orozco, señora de Pinto. Padres de Inés de Ayala, señora de Casarrubios y Arroyamolinos, que casó con Diego Fernández de Córdoba, muerto en 1423, señor de Baena y mariscal mayor de Castilla. Con sucesión. Y de Teresa de Ayala, señora de Pinto y Salamanquilla, que casó con Fernán Álvarez de Toledo, muerto en 1439, señor de Higares y Santisteban. Padres, entre otros de, Pedro Suárez de Toledo, fallecido antes de 1496, casó con Juana de Toledo. Padres de Leonor de Toledo, V señora del Pino, que casó con Alfonso Carrillo de Acuña, muerto en 1499, señor de Maqueda y Caracena. Con sucesión.

A Leonor de Toledo le disputó una de las mitades de la propiedad Beatriz de Urueña, esposa de Ruy Díaz de Mendoza, a quien se lo había entregado Enrique IV como dote de boda.

En la famosa concordia firmada en la boda de Isabel y Fernando, los Reyes Católicos, se estableció que Castilla recibiría Estella y el perdón de las sumas que debía a Aragón por una guerra anterior. A cambio, Enrique IV, renunciaba a la oferta catalana de aceptarlo como rey. Finalmente, Estella no se entregó, por lo que, en prenda de una futura entrega, la reina de Aragón, Juana Enríquez, madre de Fernando "El Católico", dejó su medio señorío de Pinto y otras villas; trato éste que aceptó el Rey en la entrevista que tiene lugar entre Corella y Alfaro. Esta mitad del señorío de Pinto, que por la no entrega de Corella correspondía a Enrique IV, la cedió éste al capitán general de su guardia Ruy Díaz de Mendoza, y a su esposa, Beatriz de Urueña, como dote de boda.

1376, octubre, 26. Madrid. Partición de la herencia de Iñigo López de Orozco entre sus hijas.

Fue Iñigo López de Orozco señor en la tierra de La Alcarria de Guadalajara con posesiones en la Tierra de Huete.

Un descendiente de un hijo natural de Iñigo López de Mendoza será a mediados del siglo XVII marqués de Mortara y señor de Loranca del Campo aunque por poco tiempo.

"Sepan quantos esta carta vieren cómo nos, Ferrant Carriello, fijo de Iohán Ruys Carriello, vesino de Huete, e Iohán Ferrandes de Horosco, fijo de Ýñiego Lopes de Horosco, e yo, Alfón Ruys, fijo de Alfón Ruys de Toledo, tomados por partidores por Pero Gonçalesde Mendoça, curador de Theresa Lopes, fija del dicho Ýñiego Lopes, cuyo curador e tutor es segunt se contiene en la carta de la cura que en esta rrasón le fue dada e otorgada por Francisco Ferrandes, alcalde, en Toledo e sobre que el dicho Pero Gonçales fizo jura en rrasón de la dicha carta ante Iohán Sanches, alcalde, en Toledo, por Iohán Carriello, alcalde mayor deste mismo lugar por nuestro señor el rey, [...] [partidores de] todas estas dichas doña María e Iohana Melendes e Mençía Ferrandes e Theresa Lopees, fijas legítimas herederas del dicho Ýñiego Lopes de Horosco e de doña Marina de Meneses para partir estos bienes muebles e rraíses que aquí dirá, que son de los vienes que los dichos Ýñiego Lopes e doña Marina dexaron al tienpo de sus finamientos, los quales dichos vienes nos, los dichos partidores, partimos e egualamos,

Otros sí las heredades de tierra de Huepte fiséronse otras quatro partes en esta manera: Villiesta e Villar del Forno una suerte e ésta copo a doña María; los molinos de Moncaluiello e las casas de la villa de Huepte e el molino del Rriatiello otra suerte e ésta copo a la dicha Teresa Lopes; Fuentel Pes e los molinos blancas e la casa de Val de Judíos otra suerte e ésta copo a la dicha Mençía Ferrandes; Villa del Águila y Villa Pardo otra suerte e ésta copo a la dicha Iohana Melendes"

Ferrant Carriello, fijo de Iohán Ruys Carriello, vesino de Huete, e Iohán Ferrandes de Horosco, fijo de Ýñiego Lopes de Horosco,

Ferrant Carrillo fue montero mayor de quien sería Juan I y ya de Juan I ballestero mayor muriendo en 1377 en la batalla de Aljubarrota. Es hijo de Juan Ruiz Carrillo, padre de la I condesa de Priego, los dos vecinos de Huete y señores de Priego, Cuenca. Ferrant por su madre es señor de Cotillas en Murcia.

Juan Ruiz Carrillo es enterrado en el convento de San Francisco de Huete. Convento de San Francisco de Huete (Cuenca). Franciscanos Menores Observantes. Las ruinas de este convento las vemos en la carretera de Carrascosa a  Sacedón  a la altura del convento de Jesús y María por la calle bajada de san Francisco desde la Calle Nueva.

Juan Fernández de Orozco es tío paterno natural de las hermanas Orozco. Juan Fernández de Orozco fue Adelantado de Murcia con Pedro I de Castilla entre 1348 y 1354. Tuvo un hijo llamado Fernando Fernández.

"Don Pedro por la gragia de Dios rey de Castiella, de Toledo, de León, de GaUizia,de Seuilla, de Cordoua, de Murgia, de Jahen, del Algarbe, de Algezira, e señor de Molina, a uos Johan Ferrandez de Horozco, adelantado del regno deMurgia,

Cuando el testador, Iñigo López de Orozco, tío materno de Pedro González de Mendoza, abuelo del I marqués de Santillana,  fue asesinado por el rey Pedro I en 1367, sus cuatro hijas legítimas eran menores de edad, quedando su primo hermano Pedro González de Mendoza como tutor de la mayor, Teresa López de Orozco, mientras que la viuda de Íñigo, Mariana, quedó a cargo de las otras tres hijas, Juana, Mencía, y María.

En su testamento Pedro González de Mendoza mandó una misa perpetua dentro del castillo de su villa de Hita por el alma de su tío Iñigo López de Orozco.

El convento de San Francisco se encontraba en donde luego se levanta la fábrica de harinas La Paz.

En Huete hubo también convento de Franciscanas. Vista del estado actual de lo que fue el Convento de la Misericordia, llamado así por fundarse en sitios que pertenecían a la Cofradía de La Misericordia donde  había hospital. Convento de monjas franciscanas de Santa Clara. Restos de sus paredes podemos ver  junto al Hostal- Restaurante El Duque. Convento de Nuestra Señora de la Misericordia de Huete (Cuenca). Franciscanas Menores Observantes.

En progresiva ruina tras la Desamortización de mediados del siglo XIX como el resto de conventos de la ciudad de Huete.

La documentación que había en ambos conventos se encuentra ahora en el Archivo Histórico Nacional.