martes, 7 de abril de 2015

Catedral de Solsona. Lérida








Plaza del Palacio Episcopal









Se conoce la existencia de una primera iglesia prerrománica en el 977. La primera iglesia románica se consagró en el año 1070. De la misma época se conservan actualmente los tres ábsides, el campanario y algunos elementos del claustro, y también la antigua bodega y el comedor de los canónigos, hoy habilitados para otros fines.
La catedral actual es de estilo gótico y se empezó a construir a finales del siglo XIII y se terminó en el XVII.

El altar principal está dedicado a la Asunción de María. A la izquierda del transepto se sitúa la antigua parroquia con un altar dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Justo al lado del mismo se sitúa la capilla de la Virgen de las Mercedes, con un importante y destacado retablo barroco obra del escultor catalán Carles Morató.

A la derecha del transepto se venera la Virgen del Claustro, una imagen románica de piedra del siglo XII. Es la patrona de la ciudad y se trata de una de las esculturas más importantes del románico catalán.

En cuanto a la ornamentación exterior del edificio, destacan también los dos entradas. La principal, del siglo XVII, y la lateral que había sido la entrada inicial en el templo del año 1070 y en el siglo XVIII se sustituyó por una actual, dedicada a San Agustín conservándose algunos elementos de la antigua entrada románica. Es de destacada mención el camarín de la Virgen del Claustro realizado a principios del siglo XX, que sigue una línea novecentísta con algunos elementos del modernismo.