lunes, 31 de agosto de 2015

Serón de Nagima. Soria


Recorridas sus tierras por el río Nágima



El río Nágima, o Nájima nace en Bliecos, provincia de Soria y es afluente del río Jalón.
Pasa por los términos municipales de Bliecos, Serón de Nágima, Torlengua, Fuentelmonge , Monteagudo de las Vicarías y Pozuel de Ariza, donde se recibe la aportación del arroyo de Cañavelilla, arroyo del Regajo y arroyo de la Cañada.
Las aguas del río Nágima contribuyen en la formación del embalse de Monteagudo de las Vicarías.


Destaca la antigua Alhóndiga, edificio del siglo XVII que contiene actualmente el bar. Construido en piedra con muros de mampostería y remates (esquinas y dinteles de puertas y ventanas) realizados en piedra sillería, aparece fechado en 1697 sobre el dintel de la ventana central (antes balcón principal). El único elemento arquitectónico que sobresale de la lisa fachada es la cornisa moldurada de piedra y actualmente el edificio se encuentra blanqueada con cal de forma muy burda y una de sus ventanas ha sido ensanchada, lo que le hace perder su simetría. Además sobre el tejado, sujeto por un sencillo armazón metálico rematado por veleta y cruz, posee un campanillo fundido en 1733 que contiene la inscripción "SOI DE SERON Y SV TIERRA". Sirvió de reclamo para avisar de fuegos, tormentas o desgracias. El edificio fue una lonja de cereales cuando en la Plaza Mayor de Serón se celebraban mercados durante todos los jueves del año. Anteriormente, en su planta baja estuvo el local del pósito o alhóndiga, destinado a almacenar cereales, leguminosas y alimentos no perecederos para su préstamo a los campesinos necesitados, ya fuera para sembrar o para paliar situaciones extremas de hambre en sus familias. Tras la ocupación francesa y la Guerra de la Independencia se produce el cese del funcionamiento de la alhóndiga de Serón, aunque el local siguió conservando el nombre hasta la mitad del siglo XX. En la posguerra fue cedido al Servicio Nacional del Trigo; Desgraciadamente, el edificio de la Alhondiga fue derribado en el año 2010, pese a la oposición de algunos vecinos.
Lindando con éste se encontraba el Antiguo Ayuntamiento, edificio desaparecido en el siglo XX y que era posiblemente del siglo XVI o de siglos posteriores. Tenía un soportal de columnas de piedra que afortunadamente se conservan en el cercano pueblo de Velilla de los Ajos. Mucho más moderno es el actual edificio que alberga la Casa Consistorial o Ayuntamiento. Se encuentra en la esquina suroeste, tiene tres pisos y es de una simpleza impresionante tan solo interrumpida por el balcón con balaustrada de madera que preside la fachada principal. Junto a él hay dos edificios característicos de la arquitectura de principios del siglo XX.


Los Rojas, señores y marqueses de Poza de la Sal en Burgos, señores de Serón en Soria


A los pies de un derruido castillo de adobe y piedra caliza