lunes, 28 de septiembre de 2015

Basílica de santa Teresa de Jesús. Alba de Tormes, Salamanca. Edades del hombre, 2015


Basílica de Santa Teresa. Sobre la huerta conventual del convento de Madres Carmelitas de la Anunciación y algunas casas del pueblo, con el impulso del obispo Tomás Cámara, el 1 de mayo de 1898 se puso la primera piedra de una Basílica Teresiana que proyectó uno de los más destacados representantes del historicismo arquitectónico decimonónico español, Enrique Mª de Repullés y Vargas. Un templo neogótico, con cripta y planta de tres naves, más dos de capillas, crucero con hastiales poligonales, profunda cabecera con girola y una capilla anexa al modo de la burgalesa del Condestable, que confundía su planta baja con la de la girola. Remataba el edificio proyectado un descomunal cimborrio rodeado de cuatro torres, a las que debían sumarse las dos de fachada entre las que se disponía un pórtico doble. Las obras, tras la muerte del obispo Cámara en 1904, fueron a un ritmo muy lento y se pararon, reanudándose entre 1927-1932, en el episcopado de Frutos Valiente. Después volvieron a interrumpirse y entre 2007 y 2010 se retomaron cerrando el presbiterio y la capilla absidal con un proyecto de Ricardo Pérez Rodríguez-Navas que se aleja del de Repullés y Vargas. 

En el año  2015 la Basílica alberga una de las sedes  de Las Edades del hombre dedicada la muestra este año a santa Teresa de Jesús en los 500 años de su nacimiento.








Maqueta de proyecto de la Basílica



Basílica e iglesia de San Pedro a la derecha




A pesar de que en el momento de las obras se contaba con una financiación que cubría prácticamente el presupuesto del templo, las grandes dificultades del terreno, situado junto al río Tormes, multiplicaron los gastos de cimentación, limitando el desarrollo futuro de la obra. Durante la II República, en el año 1933, las obras se interrumpen de forma definitiva; un proyecto grandioso del arquitecto Repullés, de traza neogótica con más de 3100 m² de extensión, naves de once metros de altura con numerosas capillas laterales.