miércoles, 30 de septiembre de 2015

Bracamonte y Fuente el Sol. Palacio y Capilla. Ávila. Edades del Hombre. Ávila


Junto a la Puerta del Mariscal de la Muralla están las plazas de Fuente el el Sol y de Mosen Rubi donde vemos el palacio de los Bracamonte y la capilla de Mosen Rubi de Bracamonte, una de las sedes de Las Edades del Hombe. Son los Bracamonte señores de Peñaranda de Bracamonte en Salamanca y de Fuente el Sol en Valladolid. 

Cerca está el Palacio de Piedras Albas y Benavites, Palacio de Henao, ahora el Parador Nacional de Turismo Raimundo de Borgoña. Su último ocupante fue  Bernardino de Melgar y Álvarez de Abreu (1863-1942). Pasaba los veranos en el palacio de Henao de Ávila, hoy el Parador de Turismo, propiedad que fue adquirida por sus padres y que posteriormente fue modificado por él mismo, construyendo un torreón donde fue atesorando las piezas y libros de su colección.

Raimundo de Borgoña (Besanzón1070 – Grajal de Campos20 de septiembre de 1107) fue un noble francés que introdujo la dinastía de Borgoña en los reinos de León y de Castilla al haber casado con la hija primogénita del rey Alfonso VI, la infanta y después reina Urraca de León.

Alrededor de 1091, su suegro le nombró gobernador de «Galicia al norte del Miño y el de Portugal, entre el Miño y Coímbra» y también le encomendó la tarea de dirigir la repoblación de las tierras entre el Duero y la Cordillera Central «con cabecera en SalamancaÁvila y Segovia»

El palacio de Henao fue construido por el regidor Juan de Henao a mediados del siglo XVI. Está muy cerca de la Puerta del Carmen de la Muralla.

El fundador del linaje fue Álvaro de Henao, regidor de Ávila, que vivió en la segunda mitad del siglo XV. Su nieto, Juan de Henao, también regidor de Ávila y corregidor de Ciudad Rodrigo, Úbeda y Baeza, mandó construir este palacio durante la segunda mitad del siglo XVI.

Siglos más tarde pasó a manos de los Sarmiento y más tarde aún fue utilizada como cuartel de la Guardia Civil. Su último dueño particular, el Marqués de Benavites, lo reformó a finales del siglo XIX.










Capilla de Mosén Rubí de Bracamonte






En la plaza de Mosén Rubí  se levanta el conjunto arquitectónico constituido por el Hospital de la Anunciación (a partir de 1872 convento de Dominicas) y la capilla de Mosén Rubí, cuya arquitectura refleja la convivencia del último gótico y el renacimiento.



Ocupa el centro de la capilla el cenotafio de los fundadores, Don Andrés Vázquez Dávila y Doña María Herrera.
Declarada Bien de Interés Cultural en 1983.



Desde la plaza de Mosén Rubí podemos seguir la Ruta de los Palacios hacia el Parador Nacional 




y dirigirnos también hacia la Plaza del Mercado Chico donde se encuentra el Ayuntamiento