lunes, 14 de septiembre de 2015

Palacio de Nymphenburg. Palacio de las Ninfas. Munich

Edificado para ser utilizado como residencia de verano de la familia Wittelsbach (gobernantes de Baviera), el palacio se erige en la parte oriental de la ciudad. Con inmensos jardines y una disposición muy particular, su construcción data de los siglos XVIII y XIX y resulta especialmente notable el vestíbulo de piedra (Steinerner Saal) además de la llamada “galería de las bellezas”, donde se exhibe una colección de retratos de hermosas damas encargado por Ludwig I.

El inmenso predio además, contiene cuatro palacios en miniatura, uno de los cuales – el Amalienburg- es considerado como uno de los más bonitos del país. Es imperdible la visita al Marstallmuseum, donde se aprecian pintorescos carruajes reales y elementos de equitación además de una extensa colección de porcelana Nymphenburg, desde 1747 a la década de los veinte.






El rey Luis II de Baviera Nació el 25 de agosto de 1845 en el castillo de Nymphenburg.

Rey de Baviera de 1864 a 1886. Murió el 13 de junio de 1886 en el lago de Starnberg. A la orilla del agua, fue encontrado sin vida junto a su médico el rey Luis II de Baviera. Hoy en día encontramos dos cruces, una de ellas dentro del agua, y una capilla en su memoria.























Hoy en día, el Palacio de Nymphenburg está abierto al público, pero aún es el hogar y sede del Jefe de la Casa de Wittelsbach, el duque Francisco de Baviera.

El palacio, junto con su parque, es en la actualidad uno de los sitios más famosos de Múnich. El Steinerner Saal (Salón de Piedra), con frescos en el cielo de Johann Baptist Zimmermann y decoraciones de François de Cuvilliés, es un lugar impresionante. Haciendo las veces de un gran salón, ocupa más de tres pisos del pabellón central del palacio.

Algunas habitaciones todavía muestran su decoración barroca original, mientras que otros fueron redecorados posteriormente en estilo rococó o neoclásico. El antiguo comedorcito del pabellón sur hoy alberga la Galería de Bellezas del rey Luis I.

El patio de los establos contiene uno de los más importantes museos de carruajes, que también formaron parte de importantes eventos históricos. Entre las mayores atracciones del museo destacan los magníficos carruajes y trineos del rey Luis II, El primer piso alberga una colección de porcelanas de Nymphenburg.

El palacio cuenta con un parque de aproximadamente 800 000 m² y en un principio tuvo un marcado estilo italiano (1671). Al ser ampliado y redecorado por Dominique Girard, discípulo de Le Nôtre, tomó un marcado estilo francés, para finalmente ser rediseñado a principios del siglo XIX por Friedrich Ludwig von Sckell en estilo inglés. Preservó los elementos principales de los jardines barrocos, como por ejemplo el gran parterre. El parque está cortado en dos por un canal a lo largo del eje que lleva desde el palacio hasta la cascada de mármol (decorado con figuras de piedra de dioses griegos) en el oeste. Hay dos lagos a ambos lados del canal. El Dörfchen (Pequeña aldea) fue creado bajo el reinado de Maximiliano III a semejanza de la Aldea de la Reina. El Salettl (1799) es una casa de campo con un pequeño jardín cercano a la antigua reserva de animales que servía como atracción para los hijos de Maximiliano IV.

Dentro del parque se han construido algunos pabellones:

Pagodenburg (1716-1719) - de planta octogonal, dos pabellones de cuentos de hadas con decoraciones de baldosas de Delft en el primer piso y Chinoiserie en el segundo. Fue construido por Joseph Effner.

Badenburg (1719-1721) - pabellón barroco también construido por Effner, cuenta con un gran salón de banquetes y un enorme baño de baldosas. Algunas habitaciones están decoradas con papeles murales chinos.

Magdalenenklause - ruinas falsas para retiros y meditación, levantado entre 1725 y 1728.

Amalienburg - un refugio de caza rococó construido entre 1734 y 1739 por François de Cuvilliés para Carlos VII y su esposa María Amelia de Austria, que incluye un salón de espejos y una caseta para perros de caza. La construcción y su decoración son una obra maestra del rococó europeo.

Monopteros - templo neoclásico de Leo von Klenze, erigido entre 1862 y 1865.


Al norte del gran parterre se encuentra el enorme Jardín Botánico de Múnich.







El palacio fue encargado por la pareja compuesta por Fernando María y Enriqueta Adelaida de Saboya a Agostino Barelli en 1664, luego del nacimiento de su hijo Maximiliano II Manuel de Baviera. El pabellón central fue terminado en 1675.

En 1701, el heredero de los ducados soberanos de Baviera, Maximiliano Manuel, ordenó una ampliación sistemática del palacio. Se agregaron dos pabellones, uno al sur y el otro al norte del palacio de Barelli, realizados por Enrico Zuccalli y Giovanni Antonio Viscardi. Más tarde, la sección sur del palacio se amplió aún más para formar los establos. Para balancear, se añadió al norte una plantación de naranjos. Finalmente, fue construido un gran círculo con mansiones barrocas (el Schlossrondell), bajo el gobierno del hijo de Maximiliano Manuel, Carlos VII.

Con la firma en julio de 1741 del Tratado de Nymphenburg, Carlos VII acordó una alianza con Francia y España en contra de Austria. Por largo tiempo, el palacio fue la residencia de verano de los gobernantes de Baviera. El rey Maximiliano I murió ahí en 1825, y su bisnieto, el rey Luis II, nació ahí en 1845 también en el palacio murió la infanta Paz de Borbón en 1946 tras residir en él durante muchos años.