lunes, 28 de septiembre de 2015

Plaza de Santa Teresa. Alba de Tormes. Salamanca. Templos y conventos de Carmelitas. Edades del Hombre 2015

  • Convento de Madres Carmelitas de la Anunciación. Sepulcro de Santa Teresa de Jesús. Museo Carmelitano.
  • Teresa de Cepeda, la futura santa Teresa impulsó entre 1562 y 1582 una profunda reforma del Carmelo creando 16 conventos de monjas (17 si tenemos en cuenta el frustrado de Pastrana) y dos de frailes, y propiciando carmelos en los que las monjas se volcasen en la oración, fuesen cultas, e iguales entre sí. A mitad de camino en número y años del peregrinar fundando de una santa definida como inquieta y andariega, está la fundación en 1571 del octavo de sus carmelos, en el que se conservan en el retablo mayor el sepulcro, brazo y corazón de Teresa que aquí murió el 4 de octubre de 1582.
Impulsaron la fundación como patronos Francisco Vázquez y Teresa de Laíz, el primero cristiano nuevo y receptor en la Universidad de Salamanca, la segunda, mujer de peculiar carácter que al no tener hijos empujó al contador y a su propia familia (los Aponte) a fundar este convento. Juana de Ahumada (hermana menor de la Santa) y su marido Juan de Ovalle, que vivían en la villa, mediaron en la fundación. Están enterrados con su hijo en la iglesia del convento.

La misma Teresa indica: «Púsose el Santísimo Sacramento e hízose la fundación día de la conversión de san Pablo, año de 1571, para gloria y honra de Dios, adonde –a mi parecer– es su Majestad muy servido. Plega a él lo lleve siempre adelante». 
Antes, el 3 de diciembre de 1570 se otorga la Escritura de Fundación estableciendo que los fundadores darán las casas en las que viven, y otras. Más diversas donaciones y juros, y harán “la capilla e altares della e cuerpo de Yglesia a su costa”. 
La tradición sitúa a Teresa en Alba en enero de 1571, supervisando las obras conventuales a las que Juan de la Cruz ayudaba con sus manos como albañil, con la oración y confesando a las monjas.  
Poco más de un siglo después se levantó frente al de monjas el convento de frailes, el primero dedicado a Juan de la Cruz. 
El templo tiene dos partes claramente diferenciadas:
  • La primitiva hecha entre 1571 y 1582, interiormente llegaba hasta el actual púlpito e incluye nave y anterior capilla mayor. La actual nave es alargada y tiene armadura de madera atirantada, más una primitiva capilla mayor cuadrada, que cubre con bóveda nervada con combados y claves ornadas que señalan es obra trazada por Rodrigo Gil de Hontañón.
  • Sacristía, crucero, cúpula y presbiterio, con sus correspondientes retablos, más dos camarines (alto y bajo), producto de una ampliación barroca hecha entre 1670 y 1680. Tras la muerte de Santa Teresa, la iglesia -proyectada como panteón del matrimonio fundador- se transformó de facto en su panteón y su sepulcro pasó a ser motor de las reformas del templo. Con la canonización de 1622, el culto aumentó considerablemente, resultando la pequeña iglesia insuficiente para acoger a los peregrinos y finalmente se hizo necesario, tras desmontar la anterior capilla mayor y romper el muro del testero de la cabecera antigua, agrandar el templo, lo que se hizo con la ayuda del Felipe IV y su esposa, María de Austria, y por ello esa zona se ha llamado “la Obra Real”. El proyectista fue el carmelita Juan de San José (autor de las trazas del convento de Carmelitas de Peñaranda, 1667).
Para el cuerpo de la Santa se reservó en el nuevo retablo mayor el lugar principal sobre el tabernáculo y como transparente y en el cuerpo bajo, tras dos puertas abiertas a ambos lados del altar, se exponían el brazo y el corazón de santa Teresa. El retablo es uno de los más singulares ejemplares de nuestra retablística, y permitía que las monjas venerasen directamente cuerpo, brazo y corazón desde los dos camarines superpuestos (hoy el brazo y el corazón están juntos y pueden verse de una forma privilegiada desde el camarín alto). Como acercamiento a la figura de la Santa y al rico patrimonio artístico del convento se ha abierto en junio de 2014 un MUSEO CARMELITANO: TERESA DE JESÚS EN ALBA DE TORMES, que tiene tres ámbitos. En primer lugar una Sala de santa Teresa, que recoge obras de contenido espiritual e incluye la celda donde murió, en la que quedó instalada cuando llegó gravemente enferma el 20 de septiembre de 1582. Otro ámbito del Museo está en los dos citados camarines y salas anexas, y un último espacio en un contiguo edificio de tres plantas que recoge pintura, escultura, orfebrería y ornamentos, estandartes y otros objetas de la vida conventual.



Convento e iglesia de la Encarnación













Las fotos de abajo correspondes a la Iglesia de San Juan de la CruzPrimer templo del mundo dedicado a san Juan de la Cruz, santo carmelitano. La iglesia de San Juan de la Cruz forma parte del convento de los padres carmelitas descalzos. 



Las trazas del templo fueron realizadas por el carmelita fray Alonso de la Madre de Dios. La planta de la iglesia es de cruz latina y en el interior despuntan los frescos de las pechinas de la cúpula del crucero.



Fray Alberto de la Madre de Dios (Santander, Cantabria, 1575 - Pastrana, Guadalajara, 1635).  Formó parte de la Orden del Carmen Descalzo.
Hasta hace pocos años era considerado como un simple aparejador; en la actualidad, gracias a los constantes descubrimientos documentales, está reconocido como uno de los arquitectos españoles más importantes del siglo XVII y el introductor de las primeras formas barrocas en Castilla.




  • San José de Medina de Rioseco (1606)
  • Colegial de San Pedro. Lerma.
  • Iglesia de San Blas. Lerma.
  • Monasterio de la Encarnación. Lerma.
  • Monasterio de Santo Domingo, Lerma (1613-1617)
  • Fachada del Real Monasterio de la Encarnación de Madrid (1610)
  • Convento de Franciscanos de Valdemoro (1613)
  • Convento del Santo Ángel (desaparecido). Cuenca
  • Nichos sepulcrales de Alonso de Bazán y su esposa. Palacio del Viso del Marqués (1613)
  • Convento de San José, en Ocaña (1613-1626)
  • San Alberto. Ocaña
  • Monasterio del Carmen descalzo. Alcalá de Henares
  • Monasterio de carmelitas descalzas. Guadalajara
  • Monasterio de Carmelitas descalzas. Cuenca
  • Iglesia del convento de Santo Domingo, en Huete (1620)
  • Iglesia de la Santa Vera Cruz. Caravaca de la Cruz.
  • Cuerpo y torres de la iglesia de San Nicolás de Bari (Villaconejos) (1628)
  • Capilla del Sagrario de la Catedral de Cuenca (1629)
  • Convento de los Santos Reyes. Guadalajara (1633)
  • Fachada del monasterio de carmelitas descalzos. Pastrana (Guadalajara)