martes, 29 de septiembre de 2015

Plaza de Santa Teresa. Ávila. Las Edades del Hombre, 2015. Casa natal de la Santa



Ávila y Santa TeresaTeresa de Jesús: maestra de oración




Convento de Carmelitas Descalzos levantado sobre el solar que ocupara la casa en la que nació Santa Teresa de Ávila. En 1629 bajo el mecenazgo de don Francisco Márquez de Gaceta se inician las obras, aunque en 1631 accede al patronazgo el Conde-Duque de Olivares, quien las concluyó e inauguró en 1636. La Iglesia del convento nos recuerda mucho la del convento de dominicas recoletas de Loeches también mecenazgo del Conde-Duque. Monasterio de la Inmaculada Concepción,  conocido como el Convento Grande de Loeches. 

Los proyectos y dirección de los trabajos corrieron a cargo del arquitecto carmelita Fray Alonso de San José, participando en algunos detalles el maestro Juan de Tolosa.



La iglesia, levantada sobre la casa natal de Teresa de Cepeda y Ahumada, forma conjunto con el convento carmelitano. Por debajo, la gran cripta abovedada de enterramientos, actual museo teresiano y única dentro de la arquitectura religiosa española. Dirigidas las obras por el arquitecto carmelita Fray Alonso de San José, se inician en 1629, inaugurándose el 15 de octubre de 1636.

En el más puro estilo Barroco Carmelitano, la iglesia tiene planta de cruz latina con nave central y capillas laterales, cuatro por banda.  En el brazo derecho del crucero se abre el acceso a la capilla de Santa Teresa, coincidente con estancias de la residencia paterna, y, enfrente, la "huertecilla donde la Santa hacía sus ermitas".

La fachada, planteada a manera de retablo, se organiza en tres cuerpos, destacando la imagen de la Santa, en mármol, y los escudos de los Cepeda y Ahumada, la Orden de los Carmelitas descalzos, el del Conde Duque de Olivares, el de Intendencia y el de Doctora de la Iglesia

En la misma plaza, se encuentra la Sala de las Reliquias y una pequeña tienda de recuerdos

En 1886, iglesia y convento son declarados Monumento Histórico.



Puerta de Santa Teresa



Palacio de Núñez Vela, sede de la Audiencia Provincial. Palacio del siglo XVI que se levanta en la plaza de La Santa. Perteneció al que fue el primer virrey del Perú, Blasco Núñez Vela y fue mandado construir en 1581. Ha tenido diversos usos, entre los que destacan cuartel, academia militar de infantería y caballería, sede de la Real Fábrica de Tejidos y finalmente en edificio de la Audiencia Provincial. La familia de los Vela estuvo estrechamente relacionada con la Santa, ya que Francisco Núñez Vela fue padrino en el bautismo de Santa Teresa, y sus hermanos partirían hacia las Indias junto a esta familia.