martes, 15 de septiembre de 2015

Santo Tomé del Puerto. Segovia

Santo Tomé del Puerto pertenece a la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda, adscrita al ochavo de Sierra y Castillejo.
No existe un núcleo con el propio nombre del municipio, sino que este a su vez está formado por otras cinco localidades que lo componen: Villarejo, que ejerce de su capital; La Rades, Rosuero, Siguero y Sigueruelo. Estos dos últimos términos se incorporaron a Santo Tomé a principios de los años 1970.
Los municipios de Villa de Santo Tomé del Puerto, en Segovia, la Villa de Somosierra, en Madrid y la Villa de El Cardoso de la Sierra, en Guadalajara comparten la Peña Cebollera, donde nacen los ríos: el Duratón en Somosierra y que pasa por el término municipal de Santo Tomé del Puerto y el río Jarama que nace en la vertiente de El Cardoso de la Sierra.





Por su término discurría el antiguo Camino Real de Madrid-Bayona, 

lo que la convirtió en importante villa caminera y arriera. 

A finales del siglo XIII se fundó 

el convento de canónigos reglares de Santo Tomé de Segovilla, 

que además disponía de una famosa hospedería y venta conocida 

como “la Juanilla”. 

Del convento solo  queda la torre, pues sus ruinas se desmantelaron 

para realizar reforman en la iglesia de Villarejo. 

El que fuera antiguo asentamiento de esta población quedó despoblado a 

fines del siglo XVI, 

debido a una peste que diezmo a un tercio de su población en tan solo dos 

meses.










De la dependencia que el lugar tuvo con el Monasterio de 

San Lorenzo del Escorial, 

sobre una piedra incrustada en un muro del templo podemos ver labrada 

el símbolo de la parrilla.