lunes, 19 de octubre de 2015

Iglesia de los Franciscanos. Salzburgo

La ciudad de Salzburgo, la ciudad de la sal, está en ambas orillas del río Salzach,  un río de Austria y Alemania, países entre los que constituye una frontera natural a lo largo de 59 km. 
El Salzach tiene una longitud total de 225 km. Es el afluente más caudaloso y largo del río Eno, a su vez afluente del Danubio. En su curso medio el Salzach atraviesa la ciudad de Salzburgo.
Su nombre deriva de la palabra Salz, sal, puesto que el transporte de sal por su curso desde la antigüedad era una parte importante de la economía local. Esto sucedió hasta que hubo transporte ferroviario en el siglo XIX.
En la antigüedad, este río recibía el nombre de Isonta.











Torres de la Catedral









Este templo está situado en la esquina de las calles Sigmund Hafner y Franziskanegasse, en un lugar que desde el siglo VIII siempre ha estado ocupado por una iglesia. Hoy es una iglesia de distintos estilos pues el coro de estilo gótico remplazó al de estilo romanesco en 1400 y una torre gótica se sumó a la estructura a finales del siglo XV. Hasta 1635 estuvo dedicada a la Virgen María y hoy es una iglesia católica administrada por los franciscanos.



En el siglo XVIII el interior del templo fue redecorado en estilo barroco.