sábado, 13 de febrero de 2016

Plaza de los Capuchinos. Cristo de los Faroles. Córdoba


Cerca del Cristo de los Faroles la Plaza de la Fuenseca









Se accede a esta Plaza por la calle de conde Torres Cabrera, mientras que su extremo opuesto da a la Cuesta del Bailío.

Pertenecieron el hospital de San Jacinto y la iglesia de Nuestra  Señora de los Dolores a la casa palacio de los Fernández de Córdoba.







A la derecha, la plaza es cerrada por la puerta de la iglesia de los dolores y el hospital de San Jacinto para enfermos incurables. 
También da a la plaza el Convento de Capuchinos, que da nombre a la plaza. 
También existen otros nombres, Plaza de Armunia y Plaza del Corbacho.
Esta plaza fue levantada sobre unas casas que poseía la familia de los Almunia, marqueses de Almunia, en el lugar en el año 1689.


Su nombre se refiere al municipio de Armuña de Almanzora, en la provincia de Almería.










Varios momentos clave tiene la plaza para verla en su esplendor, al atardecer; el Martes Santo, con la cofradía de La Sangre, el Miércoles Santo con la cofradía de La Paz, y el Viernes Santo con la de Los Dolores, también en los vía-crucis de dichas hermandades.



El Cristo de los Desagravios y Misericordia, conocido popularmente como el Cristo de los Faroles, fue realizado por el escultor Juan Navarro León en el año 1794 siendo su promotor el capuchino franciscano Fray Diego José de Cádiz.



La Plaza de Capuchinos pertenecía al patio del Convento del Santo Ángel, Capuchinos.