jueves, 18 de febrero de 2016

Por la Medina de Córdoba. Calle Rey Heredia, Calle Barroso, Plaza de San Juan y Plaza de Ramón y Cajal











Plaza de San Juan



El alminar de San Juan es una torre perteneciente a una antigua mezquita de la época califal, situada en la Plaza de San Juan.

Tras la conquista de la ciudad por parte de las tropas castellanas en 1236, fue cedida a los caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén, también conocida como San Juan de los Caballeros,

Está integrada en el conjunto de la Iglesia de San Juan de los Caballeros y el colegio que las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús tienen en la capital cordobesa. 

No es visitable y está pendiente de una futura restauración.

A pesar del deterioro que presenta, es, tras la mezquita, el mejor exponente de arte califal conservado en la ciudad. Es, además, el único alminar intacto de Qurtuba; el resto, como el de Santa Clara o San Lorenzo o la de la propia mezquita fueron tan modificados a lo largo del tiempo que resulta difícil adscribirlos al arte emiral o califal.



Plaza de Ramón y Cajal. Subdelegación de Defensa. 

A un paso la iglesia de San Nicolás de la Villa y la Plaza de las Tendillas


La sede de la Subdelegación de Defensa de Córdoba se encuentra en el antiguo palacio de los Venegas de Henestrosa, cuya edificación tuvo lugar en el siglo XVI. Años más tarde, el Cardenal Belluga compró el inmueble a la familia y ordenó su remodelación en un oratorio adscrito a San Felipe Neri. 

El Oratorio da nombre a la calle de San Felipe no lejos de la Plaza de las Tendillas. Se utiliza como sala de exposiciones.