jueves, 3 de marzo de 2016

Casa Fuerte


Al igual que ocurre en Soria, en Burgos, Merindades, y Encartaciones en las Vascongadas y en Santander encontramos en las tierras de Guadalajara de Molina y sobre todo en lo que fue el Señorío de Molina la construcción conocida como Casa Fuerte.

Casas Fuertes que pueden esta aisladas o bien formar parte de una población en la actualidad. 

Las casa fuerte no es un castillo, no está en posición demasiado elevada o de valor estratégico. Son en la mayoría de los casos  lugar de residencia de sus propietarios que sitúan su casa eso si en lugar visible desde donde poder controlar sus más cercanas posesiones.



Casa fuerte de los Malo de Marcilla del siglo XV levantada por García Gil Malo de Marcilla. Setiles, a 30 kilómetros al norte de Molina de Aragón. 

Sus parientes los Garcés de Marcilla serán condes de Priego en Cuenca. 


La familia Carrillo ostenta el Señorío de la villa de Priego [Cuenca] por privilegio de Fernando IV de 1298. Las propiedades y los derechos del Señorío de Priego fueron vinculadas en mayorazgo por Juan Alfonso Ruiz Carrillo en 1399. Reciben el título de Condes de Priego en 1465 por Enrique IV de Castilla a Diego Hurtado de Mendoza, marido de Teresa Carrillo, VI señora de la villa de Priego. La alianza matrimonial de los Carrillo con la familia Mendoza a través del matrimonio entre Teresa Carrillo, VI señora de Priego y Diego Hurtado de Mendoza, extiende el patrimonio y su dominio señorial, por tierras de Guadalajara y Molina de Aragón. En 1621, el matrimonio de la XI condesa de Priego, Antonia Carrillo de Mendoza y Zapata, con Rafael Garcés de Marcilla, se integran los títulos y propiedades de las familias Garcés de Marcilla, y de los Fernández de Heredia. A mediados del siglo XVII, el matrimonio, entre la XIV condesa de Priego, María Sidonia Garcés de Marcilla, con Francisco Fernández de Córdoba, supone otro cambio del apellido de la rama principal, por el de Fernández de Córdoba Carrillo de Mendoza. A principios del siglo XIX la Casa de Priego recae en la Casa de los Coppola, familia de origen napolitano, tras el pleito de tenuta sostenido tras la muerte de la XVI condesa de Priego.



En Setiles podemos ver las ruinas de otras dos casas pertenecientes a los Malo. En una de ellas se mantiene la puerta adovelada tan característica de las casas del Señorío. 


Casa fuerte de la Vega de Arias del siglo XII y muy reformada. Tierzo, está a unos 14 kilómetros al oeste de Molina. 



Situada en las inmediaciones del río Bullones. Fueron sus dueños los Salinas , los de Castejón de Andrade. Desde el siglo XVIII pertenece a los Arauz de Robles. 

Martín de Castejón y Vinuesa, natural de Agreda, tercer Señor de Velamazán en Soria, que otorgó escritura de capitulaciones matrimoniales fundado del tercer y quinto de sus bienes libres, por escritura otorgada ante el escribano Gonzalo Martín el 6 de Octubre de 1575, para casar con Mariana de Andrade y Andrade, natural de Medinaceli, en Soria, Señora de las Ibiernas (hija de Juan de Andrade, cuarto Señor de las Ibiernas, y de Ana de Andrade). Martín y su mujer otorgaron testamento conjunto el 17 de Noviembre de 1592, y Martín lo otorgó nuevamente el 7 de Noviembre de 1597, por el que funda un mayorazgo con el tercio y quinto de sus bienes libres en favor de su hijo Francisco a fe del escribano de Agreda Juan Fraile. María, siendo viuda, vendió en 1613 Villamayor de las Ibiernas a Francisco Pacheco de Córdoba, Caballero de la Orden de Santiago y Adelantado Mayor de Nueva Galicia. Ambos fueron enterrados en la capilla mayor de la iglesia de Nuestra Señora de Yanguas. De este enlace nacieron:

1.- Martín de Castejón y Andrade, que sigue la línea.
2.- María de Castejón y Andrade, natural de Agreda, que casó con Enrique de Navarra, natural de la ciudad de Sangüesa (Navarra), cuarto Marqués de Cortes. Con descendencia.
3.- Catalina de Castejón y Andrade, natural de Agreda. Monja.
4.- Francisco de Castejón y Andrade, vecino de Noviercas (Soria), donde testó el 15 de Junio de 1590 ante el escribano Juan Brasa y codicilio el 17 de Junio de ese año a fe del mismo escribano. Había casado con Francisca González de Vera, hija de Eulalia de Castejón. Fundó un patronato en cabeza de su sobrino Martín de Castejón, que estaba casado con Inés de Medrano. Sucedió en el mayorazgo que fundaron sus padres.
5.- Juan de Castejón y Andrade, sirvió a Su Majestad en los Tercios de Flandes y murió en la jornada de Pernambuco.
6.- Diego de Castejón y Andrade, sirvió en la Real Milicia y murió en la fortificación y cerco del castillo de Montjuich en Barcelona.
7.- Juana de Castejón y Andrade, natural de Agreda. Monja.

IV.- Martín de Castejón y Andrade, nacido en Agreda y bautizado en la iglesia de Santa María de Yanguas el 8 de Diciembre de 1577, cuarto Señor de la villa de Velamazán, séptimo de las Ibiernas, y de la Casa Fuerte de Arias en el señorío de Molina. Otorgó escritura de partición de los bienes de su padre en 1603. Fue Gentilhombre de Boca de Su Majestad y Caballero de la Orden de Alcántara, en la que ingresó el 29 de Abril de 1609. Casó con Inés de Medrano y Mendoza, natural de Soria, que cambió el apellido Medrano por el de Morales por imposición del mayorazgo de los Olmedilla (hija de Francisco de Medrano y Morales y de Beatriz de Medrano y Mendoza). Murió esta señora de sobreparto de su hijo Martín. Casó de nuevo Martín con su pariente Francisca Jinesa Petronila Castejón y Muñoz de Alabiano. Testó Martín en Agreda, por documento cerrado, el 8 de Diciembre de 1636, protocolizado por el escribano Juan Fraile. Del primer enlace nació:


1.- Martín Juan de Castejón y Medrano o Morales



Casa Fuerte de la Bujeda. En término de Traid, pero más cerca de Otilla.  Obra de los siglos XIV-XV. Hoy en situación de inminente ruina. Situada a veinte Kilómetros de Molina en dirección suroeste. 



casa fuerte construida en alto, dominando un valle, con alta muralla cercando un patio interior, y con puerta única adovelada, que permitía la entrada a ese patio, desde el que se accedería al edificio principal, vivienda señorial, con pequeñas ventanas y saeteras, y desde él a la torre, de vigía y refugio, almenada en su terraza elevada, como lo estaría el resto de la muralla del recinto.



Enrique II confirma la posesión del lugar y fortaleza de Castilnuevo a  Iñigo López de Orozco, dueño de grandes dominios en lo que hoy es provincia deGuadalajara. 

Pedro González de Mendoza "El de Aljubarrota" 
I Señor de Hita y Buitrago. Hijo de Gonzalo Yañez de Mendoza y de Juana de Orozco, hermana de Iñígo López de Orozco el señor de Castilnovo.



A la muerte del Orozco, Castilnuevo pasó en herencia a sus cuatro hijas Teresa, Mencía, María y Juana. Don Pedro González de Mendoza, tutor de ellas y su primo hermano les compra las partes que le habían correspondido, y así quedó en poder único del Mendoza primero que asentó y se hizo fuerte por Alcarrias y Serranías de Guadalajara. 

Don Pedro lo dejó en herencia a sus hijos doña Mencía (casada con don Gastón de la Cerda, conde de Medinaceli) y don Iñigo Hurtado, dejando incluso una parte de los derechos en el mayorazgo, que ostenta don Diego Hurtado de Mendoza, almirante de Castilla. Ambos tres declinaron sus derechos en su hermana Elvira, en 1380, a quien se lo dieron en dote por matrimonio. 

Tras varios pleitos, en que ésta quiso vendérselo o cederlo a don Juan Ruiz de Molina o de los Quemadales, el caballero viejo, y sus hermanas impedirlo, vino al fin a manos de don Iñigo Hurtado de Mendoza, el creador de la rama de los Mendoza de Molina.

Heredó Castilnuevo su hijo Diego Hurtado de Mendoza, junto a la alcaldía del alcázar molinés. Este fue primer conde de Priego en Cuenca, por merced de Enrique IV en 1465.

Este caballero sostuvo largas y enconadas luchas con el caballero viejo Juan Ruiz y sus hijos, por cuestiones de señorío sobre El Pobo, 

Este enclave permaneció en poder de los condes de Priego hasta el siglo XIX.

En la aventura de la ínsula de Barataria de don Quijote, el castillo de los duques y las diversas peripecias que en él ocurren, pueden identificarse aquí, en Castilnuevo, lugar que el autor conoció personalmente, así como a sus señores, y consideró que podía servirle de base a su graciosa y significativa peripecia.

Situada en un alto sobre el valle del río Gallo y que en su principio tuvo una barbacana o recinto exterior, hoy prácticamente desaparecida. 

Blanca de Molina en su testamento del 10 de mayo de 1293 dejó Castilnuevo  a Ucenda Resjera o Requejera, manda que ignoró Sancho IV, legatario del señorío molinés. El siguiente señor documentado del castillo o casa fuerte de Castilnuevo es Arnal de Francia, a quien hubo de serle donado entre 1293 y los primeros años del reinado de Pedro I (1350-1369), cuando el pueblo fue entregado a Íñigo López de Orozco. Las únicas noticias sobre el señorío de don Arnal proceden precisamente de una segunda merced de Castilnuevo a Íñigo López de Orozco dada por Pedro I en 1369 en que se dice: la casa de Castilnuevo que es en término de Molina, que fue de Arnal de Francia el citado en las Crónicas de Castilla los Reyes de Castilla de Pedro I y Enrique II como Arnal de Limousin o Arnal Solier.

 Arnal Limosin es Arnal de Solier le dió el rey Villalpando Con su hija casó Juan de Velasco, muy mal contento del Rey Don Pedro, hijo de Pedro Fernandez de Velasco.


El 28 de noviembre de 1341, Caltilnovo  donado a Íñigo López de Orozco por Alfonso XI en la comunidad de villa y tierra de Molina de Aragón, mientras viviera.

El 20 de julio de 1363  Pedro I a Íñigo López de Orozco, transformar una anterior merced de vitalicia en hereditaria.

Enrique II confirma la posesión del lugar y fortaleza de Castilnuevo a  Iñigo López de Orozco,

Mencía  vendió su cuarta parte de Castilnuevo el 19 de febrero de 1377, es decir, muy poco después del reparto de octubre de 1376.


En 1426 Íñigo López de Mendoza, señor de Castilnuevo, hijo de Pedro González de Mendoza el de Aljubarrota y tío y tocayo del I marqués de Santillana. 

Casa fuerte del marqués de Santa Coloma en Chera, a orillas del río Gallo. En ruinas


Don Diego Ballester Morla (Alcorisa 1651), que casó en Alcorisa en 1688 con Doña Dorotea de la Torre Andreu, hija de Don Sebastián de la Torre Borrás, I Marqués de Santa Coloma, y de su tercera esposa Doña Margarita Andreu.


  • El título de marqués de Santa Coloma fue otorgado en el Reino de las Dos Sicilias a Gaspar de Santa Coloma. Luego, el 29 de marzo de 1671, heredó el título su hijo Lucio di Santa Colomba (el apellido se adaptó así del catalán al italiano). Aparentemente, por no tener Lucio descendencia, Carlos II le concedió el título de Marqués de Santa Coloma a Sebastián de la Torre y Borrás (aragonés), el 21 de abril de 1684. Pero es posible que el título se lo haya otorgado el rey de España a la familia Torre y Borrás, al dejar de pertenecer Sicilia a España, aún existiendo descendientes en Italia. Prueba de ello es que aún existen familias de apellido Santa Colomba (y Santacolomba) en Sicilia, cómo se indicó anteriormente.
  • En cuanto al actual marqués de Santa Coloma, pertenecería a la familia de la Torre y Borrás y no a la de Santa Coloma.
  • El título de conde de Santa Coloma fue otorgado a Pedro de Queralt e Icart por Felipe III el 18 de julio de 1599. No tiene relación con la familia Santa Coloma