lunes, 5 de septiembre de 2016

Sighisoara. Rumania











La ciudad se destaca por las casas de la Ciudadela, la Torre del Reloj, su cementerio y la población de sajones de Transilvania, una etnia alemana.
Sighișoara ha conservado de manera ejemplar las características de una pequeña ciudad medieval fortificada, su centro histórico ha sido incluido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1999.
 En 2012 fue laureada, junto con la ciudad italiana Corciano con el Premio de Europa, una distinción otorgada anualmente por el Consejo de Europa, desde 1955, a aquellos municipios que hayan hecho notables esfuerzos para promover el ideal de la unidad europea.
Es la ciudad natal del héroe Vlad Tepes, que inspiró a Bram Stoker para su famoso personaje del conde Drácula.



La ciudadela fue construida en el siglo XII por los colonos sajones con el nombre latino de Castrum Sex. Es una ciudadela medieval habitada que fue elegida para el Patrimonio de la Humanidad en el año 1999, por su testimonio de 850 años de antigüedad de la historia y la cultura de los sajones de Transilvania.
Lugar de nacimiento de Vlad III el empalador, también conocido como Vlad Draculea, Sighișoara 
 La ciudad marca el límite superior de la Tierra de los Sachsen (Alemanes de Sajonia o Luxemburgo establecidos en el centro de Rumania en el siglo XII). 
Sighișoara muestra una arquitectura típica de la Alemania medieval.