lunes, 24 de octubre de 2016

El Antiguo Puerto de Valencia. Puerto y Playas de la ciudad de Valencia






Villanueva del Grao (Vilanova del Grau). Es el barrio más conocido de todo el conjunto que forman los poblados marítimos de la Ciudad de Valencia porque en él se situa el Puerto de Valencia





Celebración el 23 de octubre en la ciudad de Valencia de la Media Maratón con salida y llegada en instalaciones del antiguo puerto de Valencia.



















Nuevas Instalaciones del Puerto de Valencia





Playas











Las Arenas o El Cabañal y la Malvarrosa

La playa de la Malvarrosa  así como el barrio situado junto a ella, data de 1848 y se debe a un jardinero, Félix Robillard, quien por aquel entonces ejercía el cargo de jardinero mayor del Botánico. Félix compró una gran extensión de terreno que por entonces era marjal con la idea de recuperarlo, para ello lo desecó y plantó varias especies vegetales, entre ellas el geranium odoratissimun la popular Malva-Rosa. La playa, que en los tiempos antiguos era utilizada para desembarcar la pesca y el intercambio de comercio entre los diferentes poblados próximos a la capital, se fue convirtiendo en lugar de descanso de la burguesía valenciana. Entre sus ilustres veraneantes se encontraban Sorolla y Blasco Ibáñez.
















 Iglesia de Santa María del Mar en la Avenida del Puerto

Era la parroquia de  los habitantes del poblado del Grao




La imagen mas venerada del templo, el Cristo del Grao, conocido popularmente como "el Negret" por el color de la piel que muestra la talla, cuenta la tradición que en el año 1411, tras haber llegado a predicar a su ciudad de origen el fraile dominico Vicente Ferrer, apareció en la desembocadura del Turia la imagen de un Cristo sobre una escalera de madera, flotando a la altura de Santa María del Mar de la Vila Nova del Grau. Los labradores y pescadores de Ruzafa, intentaron traerla con palos y ganchos hacia el margen sur del río, la suya, donde la jurisdicción pertenecía a la Iglesia de San Valero de Ruzafa. El conflicto estaba servido.

Quien después sería San Vicente Ferrer explicó el origen de la talla: procedía de una iglesia de Lérida, donde supuestamente un judío la había lanzado al mar antes de suicidarse. Para decidir quien era el propietario "legítimo" de la talla, se decidió volver a lanzar la imagen a las aguas para que Dios decidiera, y el Cristo volvió a parar de nuevo a los pies de la iglesia de Santa María del Mar.

Desde entonces, todos los meses de Mayo los vecinos y feligreses celebran las fiestas en honor al Santíssim Crist del Grau, representando la milagrosa llegada de la talla sobre las aguas, pero ahora en barca.