jueves, 23 de marzo de 2017

Alcaraz Albacete

Juan II concede título de ciudad a Alcaraz en 1429. Sabemos que en 1440 varios pueblos de la jurisdicción de Alcaraz pasaron a depender de Juan Pacheco, señor de Belmonte y marques de Villena desde 1445. También en este año el señor de Belmonte recibe el Privilegio firmado por Juan II de Castilla, autorizando a su hijo don Enrique para que hiciera merced de las villas de Utiel y Alcaraz a don Juan Pacheco. En su enfrentamiento con los Reyes Católicos en la guerra de sucesión al trono de Castilla pierde el señor de Belmonte la villa de Alcaraz y los pueblos de la tierra de Alcaraz que pasaron a depender del señorío de Belmonte por su apoyo a la princesa Juana. La reina Isabel derriba la fortaleza de Alcaraz y concede a la villa que nuca más estará bajo señorío de un noble. 

De 26 de Octubre de 1440 es la Cédula firmada por Juan II de Castilla dando licencia al Príncipe don Enrique, su hijo, para que pudiera eximir de la jurisdicción de la ciudad de Alcaraz, los lugares de Villanueva, El Bonillo, Lezuza y Munera y hacer donación de ellos a don Juan Pacheco, para que los tuviese por suyos y cobrase sus rentas, pechos y derechos, excepto las alcabalas, mineros y demás regalías de la Corona. Y del 10 de diciembre de 1444 es el Privilegio firmado por Juan II de Castilla, autorizando a su hijo don Enrique para que hiciera merced de las villas de Utiel y Alcaraz  a don Juan Pacheco, señor de Belmonte. Índice general de los catálogos formados para clasificar los documentos históricos y particulares curiosos que se encuentran en el archivo del Excmo. duque de frías, 1899. Cinco años después, en marzo de 1475, los habitantes de Alcaraz se levantan en armas contra el segundo marqués de Villena, siendo la primera ciudad de Castilla en posicionarse en favor de los Reyes Católicos en su lucha por el trono contra Juana la Beltraneja apoyada por el marquesado de Villena. Cada una de las partes mandó un ejército a estas tierras, venciendo los Reyes Católicos. Años después los Reyes autorizaban al derribo de las murallas y de la fortaleza para que no fuese jamás cedida a noble alguno. Se firmó en 1480 la capitulación de Diego López Pacheco y Portocarrero que hizo que Alcaraz recobrase sus aldeas: El Bonillo, Munera y Lezuza. No pudo con Villarrobledo pues ésta obtuvo el título de Villa en recompensa a su fidelidad. Los Reyes Católicos le conceden el título de Muy Noble y Muy Leal, visitando la reina Isabel la Católica la ciudad en el año 1495.