viernes, 2 de junio de 2017

Los señores de Quemada. Burgos

El conde García Ordóñez y su primera mujer Urraca Garcés son padres de Mayor García, quien contrajo matrimonio con el conde Gómez Peláez, de Elvira García, casada con Sancho Sánchez, conde en Erro y en Tafalla. Una hija de este matrimonio fue la condesa María Sánchez, esposa del conde Diego López de Haro, señor de Vizcaya[1]. Jaime de Salazar y Acha, defiende que el conde García Ordóñez y la infanta Urraca Garcés, tuvieron otro hijo, Fernando García de Hita, señor de Hita, Uceda, Guadalajara, y Medinaceli y llamado el Mayor. El conde Garcia Ordoñez casa por segunda vez con la condesa Eva. El conde García y Eva fueron padres de García, alférez real, nacido en 1106 según consta en el cartulario del Monasterio de San Millán de la Cogolla donde se informa que en tal año, el día de San Miguel, baptizavit comes Garsia suum filium in Sancti Emiliani ecclesiam. Por ello el Conde donó a dicho monasterio una heredad en acción de gracias[2]. Muere Garcia Garcés en 1159. Podemos encontrar que Fortún Garcés Caixal, tenente de Nájera, también fue hijo suyo[3]. En su segundo matrimonio García Ordóñez es padre, atendiendo a lo que dice su contemporáneo el arzobispo Jiménez de Rada el Toledano en su Historia de los hechos de España[4], de García Garcés el de Aza que fue alférez de Alfonso VII y en los últimos años de su vida ayo de su nieto Alfonso VIII[5]. Sancho III de Castilla, nieto de Urraca de Castilla, para alejar a su heredero el que será Alfonso VIII de las luchas nobiliarias le lleva a Aza al cuidado de su Tenente García Garcés de Aza y de su mujer Sancha Pérez. Sus descendientes son marqueses de Toral[6] y por matrimonio emparentan con los condes de Luna, con los duques de Frías y con los de duques de Uceda. Gabriel Núñez de Guzmán y Guzmán fue el primer marqués de Toral por merced de Felipe III. Casó con Francisca de Guzmán, su prima. Le sigue su hijo[7].



[1] Diego López de Haro fue apodado el Bravo. Es señor de Vizcaya entre los años 1093 y 1124. Su mujer, la condesa María, fue hija de Sancho Sánchez, conde en Erro y Tafalla en los Pirineos de Navarra, y de la condesa Elvira García, hija del conde García Ordóñez y de Urraca Garcés, hija a su vez del rey García Sánchez III de Pamplona y la reina Estefanía de Foix.
[2] En el año 1106 sabemos del bautizo de un hijo de este matrimonio en la iglesia de San Millán de la Cogolla. Con mucha probabilidad fue García Garcés de Aza del que se dice será señor de Aza en donde si es Tenente por el Rey. El arzobispo toledano Rodrigo Jiménez de Rada al mencionar el parentesco de este personaje con los hijos del conde Pedro González de Lara, segundo marido de Eva al quedar viuda del Conde, nos ofrece un dato interesante, los condes Amalrico, Álvaro y Ñuño Pérez de Lara erant fratres, filii comitis Petri de Lara et Avae comitissae. Garsias Garsiae erat frater eorum ex matre, et filius comitis Garsiae, qui in bello Uclesii cum infante Saneio fuit occisus.
[3] Sus orígenes son problemáticos, y no aparece datado con seguridad hasta 1110, en que aparece como miembro de la curia de Alfonso I de Aragón Llegó a ser mayordomo de Alfonso I el Batallador y tenente de Nájera entre 1113 y 1134. Además de su cargo principal de tenente de Nájera estuvo al frente de otras importantes tenencias como Grañón, Viguera, Daroca, Ull y Cutanda. En premio a su labor recibió heredades en el valle del Ebro.
[4] Rodrigo Jiménez de Rada o El Toledano (Puente la Reina, hacia 1170 - Vienne, 10 de junio de 1247). Arzobispo de Toledo durante casi cuarenta años, consiguió la Primacía de esta sede y fundó su actual catedral sobre la antigua mezquita; sirvió como consejero y diplomático del rey de Navarra Sancho VII y de los castellanos Alfonso VIII y Fernando III, de quien fue canciller; organizó la cruzada cristiana contra los almohades de Al-Ándalus, dirigiendo personalmente varias campañas de la guerra de Reconquista, entre ellas la de Las Navas de Tolosa; ganó, por donación o conquista militar, numerosos señoríos en todo el territorio castellano, el principal de ellos el adelantamiento de Cazorla; sobresalió en los concilios de Letrán y Lyon. Erudito y políglota, fue también autor de una crónica titulada De rebus Hispaniae, también conocida como Historia gótica o Crónica del toledano, en la que se describe la historia de España desde sus orígenes hasta 1243.
[5] Rodrigo Jiménez de Rada el Toledano nos dice que el origen de los señores de Aza está en un hijo de García Ordóñez y Eva. Señores de Aza que no debemos confundir con los de la Casa de Haza que descienden de un nieto del conde Fernán González y son primos de los señores de Lara. Se encuentran noticias de García Garcés de Aza en la Crónica de Alfonso el Emperador.
[6] Su denominación hace referencia a la localidad de Toral de los Guzmanes, León. El señorío de Toral perteneció, anteriormente a la familia Bazán, hasta que Elvira de Bazán, señora de Toral casó con Pedro Núñez de Guzmán y Padilla, señor de Guzmán, de Aviados y del Valle de Boñar. Los Núñez de Guzmán unieron todos estos señoríos y el señorío de Toral pasó a llamarse Toral de los Guzmanes.
[7] Hasta 2015 es titular de este marquesado Ángela María Téllez-Girón y Duque de Estrada, duquesa de Uceda.



Debemos ocuparnos de este hijo del conde Garcia Ordoñez llamado García Garcés el de Aza por los datos que se van conociendo en relación con el origen del linaje Villamayor. Últimas investigaciones del profesor Ignacio Álvarez Borge[6] dan una nueva genealogía y consideran a los que serían los Villamayor del siglo XIII nietos de Ordoño Pérez y Urraca Fernández según un documento de 1194. Durante la primera mitad del siglo XIII sus nietos eran propietarios en tierras burgalesas de Villadiego y de la comarca de Muñó y en la ribera del Duero. En 1194, algunos nietos de este matrimonio donan al arzobispo de Burgos la heredad que tenían en Las Hormazas y que había sido de sus abuelos Ordoño Pérez y Urraca Fernández. Entre los donantes figuran García Fernández y Vela García. Vela Garcia seria hijo de Garcia Ordoñez y de su mujer Urraca Bermúdez. Pero no está claro que Garcia Ordoñez sea hijo de Ordoño Pérez y de su mujer Urraca Fernández. Vela tiene una hermana llamada Urraca García que casa con Pedro Núñez de Guzmán y son padres de Juan Pérez de Guzmán. García Fernández el profesor Borge lo identifica, sin dar pruebas documentales, con García Fernández de Villamayor. Sobre Ordoño Pérez y su mujer los datos son muy escasos. Conocemos que Ordoño Pérez fue mayordomo de García García de Aza. A continuación veremos que Garcia Ordoñez que vemos casado con Urraca Bermúdez puede ser nieto precisamente de Garcia Garcés de Aza y de su mujer Sancha Pérez. En la primera mitad del siglo pasado el padre benedictino Luciano Serrano y Pineda escribe que de García Garcés el tenente de Aza y de Sancha Pérez es hijo Ordoño García de Aza que casa con María García de Villamayor y tuvo cuatro hijos. Estos hijos son Gonzalo, quinto maestre de la orden de Santiago entre 1195 y 1203[7], Urraca, García Ordóñez de Aza y de Villamayor, y Sancha. Ordoño Garcia de Aza moriría en la batalla de Alarcos el 19 de julio de 1195, disputada entre las tropas cristianas de Alfonso VIII de Castilla y las almohades de Yusuf II. ¿Quién es esta María García de Villamayor? Sabemos que la María Garcia de Villamayor de la que se dice es hija del fundador de Benevivere la encontramos casada en las genealogías de los Señores de Aza precisamente con un Ordoño Garcés de Aza. Para el genealogista Salazar y Castro el Ordoño Garcés que desciende de Urraca de Aza, hermana del cuarto señor de Aza, y del infante leones Ordoño Ordoñez, y casa con una María Garcia de Villamayor es padre de Sancho del que dice es el quinto maestre de la Orden de Santiago y de Garcia Ordoñez, señor de Villamayor y Celada en 1170, del que descienden los que conocemos como el linaje de los Villamayor del siglo XIII. No podemos asegurar que la María García de Villamayor que casa con Ordoño Garcés de Aza sea la hija del fundador de Benevivere. Su patronímico de Villamayor puede ser porque es nacida en Villamayor de los Montes en Burgos o puede que en Villamayor del Río que también es pueblo de la provincia de Burgos. García Ordóñez de Aza y de Villamayor, hijo de Ordoño García de Aza y de su mujer María García de Villamayor, muere en 1226. Casa con Urraca Bermúdez. Son padres de Urraca García que casa con Pedro Núñez de Guzmán, hijo Nuño Pérez de Guzmán[8]. Padres de Juan Pérez de Guzmán. Urraca García de Villamayor y su marido Pedro Núñez de Guzmán tuvieron propiedades entre los ríos Esgueva y Duero, en los pueblos, de Mañalecos, Villateresa, Villanuño, Caleruega, Baños de Valdearados, Quemada, Aranda, Vadocondes, Santa Cruz, Fuentelcésped, Milagros, Torregalindo, Pardilla, Montejo, y Fuentenebro. Juan Pérez de Guzmán, hijo de Urraca y de Pedro, muere en 1285. Fue señor de Roa y de Gumiel del Mercado, caso con María Ramírez de Cifuentes[9], Cifuentes de Rueda en León, señora de Abiados y Valle de Boñar, León. Padres de Pedro Núñez de Guzmán y Juan Ramírez de Guzmán. Pedro Núñez de Guzmán muere sin descendencia en 1308. La descendencia de su hermano Juan son marqueses de Toral[10] y por matrimonio emparentan con los condes de Luna, con los duques de Frías y con los de duques de Uceda. Gabriel Núñez de Guzmán y Guzmán fue el primer marqués de Toral por merced de Felipe III. Casó con Francisca de Guzmán, su prima. Le sigue su hijo[11].





[1] Diego López de Haro fue apodado el Bravo. Es señor de Vizcaya entre los años 1093 y 1124. Su mujer, la condesa María, fue hija de Sancho Sánchez, conde en Erro y Tafalla en los Pirineos de Navarra, y de la condesa Elvira García, hija del conde García Ordóñez y de Urraca Garcés, hija a su vez del rey García Sánchez III de Pamplona y la reina Estefanía de Foix.
[2] En el año 1106 sabemos del bautizo de un hijo de este matrimonio en la iglesia de San Millán de la Cogolla. Con mucha probabilidad fue García Garcés de Aza del que se dice será señor de Aza en donde si es Tenente por el Rey. El arzobispo toledano Rodrigo Jiménez de Rada al mencionar el parentesco de este personaje con los hijos del conde Pedro González de Lara, segundo marido de Eva al quedar viuda del Conde, nos ofrece un dato interesante, los condes Amalrico, Álvaro y Ñuño Pérez de Lara erant fratres, filii comitis Petri de Lara et Avae comitissae. Garsias Garsiae erat frater eorum ex matre, et filius comitis Garsiae, qui in bello Uclesii cum infante Saneio fuit occisus.
[3] Sus orígenes son problemáticos, y no aparece datado con seguridad hasta 1110, en que aparece como miembro de la curia de Alfonso I de Aragón Llegó a ser mayordomo de Alfonso I el Batallador y tenente de Nájera entre 1113 y 1134. Además de su cargo principal de tenente de Nájera estuvo al frente de otras importantes tenencias como Grañón, Viguera, Daroca, Ull y Cutanda. En premio a su labor recibió heredades en el valle del Ebro.
[4] Rodrigo Jiménez de Rada o El Toledano (Puente la Reina, hacia 1170 - Vienne, 10 de junio de 1247). Arzobispo de Toledo durante casi cuarenta años, consiguió la Primacía de esta sede y fundó su actual catedral sobre la antigua mezquita; sirvió como consejero y diplomático del rey de Navarra Sancho VII y de los castellanos Alfonso VIII y Fernando III, de quien fue canciller; organizó la cruzada cristiana contra los almohades de Al-Ándalus, dirigiendo personalmente varias campañas de la guerra de Reconquista, entre ellas la de Las Navas de Tolosa; ganó, por donación o conquista militar, numerosos señoríos en todo el territorio castellano, el principal de ellos el adelantamiento de Cazorla; sobresalió en los concilios de Letrán y Lyon. Erudito y políglota, fue también autor de una crónica titulada De rebus Hispaniae, también conocida como Historia gótica o Crónica del toledano, en la que se describe la historia de España desde sus orígenes hasta 1243.
[5] Rodrigo Jiménez de Rada el Toledano nos dice que el origen de los señores de Aza está en un hijo de García Ordóñez y Eva. Señores de Aza que no debemos confundir con los de la Casa de Haza que descienden de un nieto del conde Fernán González y son primos de los señores de Lara. Se encuentran noticias de García Garcés de Aza en la Crónica de Alfonso el Emperador.
[6] Ignacio Álvarez Borge. Universidad de La Rioja. Entre otras obras las tituladas Los dominios de un noble de la corte castellana en la primera mitad del siglo XIII: García Fernández de Villamayor. Hispania. Revista española de historia, 2008. Parentesco y patrimonio en la baja y media nobleza, ‎2009. De Luciano Serrano, El obispado de Burgos y Castilla primitiva, desde el siglo V al XIII, 1936.
[7] Murió en 1204, Fue sepultado en el convento de Uclés.
[8] Urraca casa con Pedro Núñez de Guzmán que muere en 1266 y Urraca en 1256. Urraca casa con un Guzmán, descendiente de Pedro Ruiz de Guzmán que fue mayordomo de Alfonso VIII.
[9] En algunas genealogías se la hace de la Casa Rea de León y de la Casa de Lara. Tercera nieta de línea bastarda de Alfonso IX de León.
[10] Su denominación hace referencia a la localidad de Toral de los Guzmanes, León. El señorío de Toral perteneció, anteriormente a la familia Bazán, hasta que Elvira de Bazán, señora de Toral casó con Pedro Núñez de Guzmán y Padilla, señor de Guzmán, de Aviados y del Valle de Boñar. Los Núñez de Guzmán unieron todos estos señoríos y el señorío de Toral pasó a llamarse Toral de los Guzmanes.
[11] Hasta 2015 es titular de este marquesado Ángela María Téllez-Girón y Duque de Estrada, duquesa de Uceda.


Con referencia a la descendencia de García Garcés el tenente de Aza que casa con Sancha Pérez y es hijo de García Ordoñez y de su segunda mujer la condesa Eva, recogemos la siguiente información que debemos a J.M. Martínez Minguito y que este recoge en su Historia de Quemada. García Garcés de Aza que vive entre 1106 y 1159 heredo la propiedad de Quemada, Burgos, en 1140. Ordoño García de Aza, hijo de García Garcés el tenente de Aza, nieto de García Ordóñez y Ava y bisnieto del infante de León Ordoño Ordóñez y de Enderquina heredo la propiedad de Quemada[1] a la muerte de su padre en 1159. Distan Aza y Quemada unos 30 kilómetros[2]. Ordoño García de Aza, siguiendo lo escrito por Martínez Minguito, casa con María García de Villamayor y tuvo cuatro hijos. Estos hijos son Gonzalo, quinto maestre de la orden de Santiago entre 1195 y 1203[3], Urraca, García Ordóñez de Aza y de Villamayor, y Sancha. Ordoño Garcia de Aza moriría en la batalla de Alarcos el 19 de julio de 1195, disputada entre las tropas cristianas de Alfonso VIII de Castilla y las almohades de Yusuf II. Su hijo García Ordóñez de Aza y de Villamayor, muere en 1226, casa con Urraca Bermúdez. García Ordóñez de Aza y de Villamayor y su familia son conocidos por las relaciones que mantuvieron con los monasterios de Nuestra Señora de La Vid y de San Pedro de Gumiel de Izán, Burgos. García Ordóñez de Aza y de Villamayor tuvo en Burgos la Heredad de Quemada y también heredades en Hontoria de Valdearados, muy cerca de Villanueva de Gumiel. Urraca García, hija de García Ordóñez de Aza y de Villamayor y de su mujer Urraca Bermúdez, y su marido Pedro Núñez de Guzmán, hijo Nuño Pérez de Guzmán, venden sus heredades en Villanueva de Gumiel y en Moriel Díaz, Burgos, a Johannes, alcalde de Quemada, y a sus hijos en 1196. Posteriormente el rey Fernando III compró esas heredades a Johannes y las cedería al monasterio de La Vid en 1228, con el consentimiento de su tía Urraca García de Villamayor que tenia ciertos derechos sobre ellas. En el año 1222, García Ordóñez de Aza y Villamayor y su mujer Urraca Bermúdez reciben del monasterio de La Vid en préstamo todo lo que el monasterio tiene en Hontoria de Valdearados por 700 maravedís. García Ordóñez se compromete a entregar el diezmo y a conseguir que el concejo de Hontoria. Burgos, haga una presa, ellos harán un molino y unas casas. A la muerte del matrimonio todo vuelve a La Vid, junto con las mejoras realizadas. Por los 700 maravedís donan todas las viñas que tenían en Hontoria y los collazos que tenían en Torregalindo, Burgos. En 1226, Pedro Núñez de Guzmán y su mujer Urraca García donan al monasterio de La Vid la heredad y todos los collazos que García Ordóñez, padre de Urraca, tenía en Torregalindo y en Fuentenebro. Pedro Núñez y su mujer Urraca García, donaban a don Estevan, abbad de Sancta María de la Vid hi a tod el convent» toda la heredad y todos los collazos que tenía D. García Ordóñez en Torregalindo y en Fuentenebro, «con sus fueros e con todos sus derechos e con sus pechos», advirtiendo que hacían la donación por el alma de García Ordóñez[4]. En 1254, Pedro Núñez de Guzmán, su mujer Urraca García que es hija de García Ordóñez de Aza y Villamayor y de Urraca Bermúdez, y su hijo Juan Pérez venden al monasterio de La Vid toda la heredad que tenían en Fuentelcésped por 1.000 maravedíes.
            Urraca García de Villamayor, hija de García Ordóñez de Aza y de Villamayor y de Urraca Bermúdez, hereda la propiedad de Quemada, Burgos, en 1226. Aquí tenían también propiedad los Avellaneda señores de Fuentearmegil, Soria, que emparentan con los Leiva en los que queda la propiedad de Quemada[5]. Urraca casa con Pedro Núñez de Guzmán que muere en 1266 y Urraca en 1256. Urraca casa con un Guzmán, descendiente de Pedro Ruiz de Guzmán que fue mayordomo de Alfonso VIII. Urraca García de Villamayor y su marido Pedro Núñez de Guzmán tuvieron propiedades entre los ríos Esgueva y Duero, en los pueblos, de Mañalecos, Villateresa, Villanuño, Caleruega, Baños de Valdearados, Quemada, Aranda, Vadocondes, Santa Cruz, Fuentelcésped, Milagros, Torregalindo, Pardilla, Montejo, y Fuentenebro. Juan Pérez de Guzmán, hijo de Urraca y de Pedro, hereda la propiedad de Quemada y la tiene hasta su muerte en el año 1285. Fue señor de Roa y de Gumiel del Mercado, caso con María Ramírez de Cifuentes[6], Cifuentes de Rueda en León, señora de Abiados y Valle de Boñar, León. Padres de Pedro Núñez de Guzmán y Juan Ramírez de Guzmán. Pedro Núñez de Guzmán fue señor de Quemada entre 1285 y 1308, muere sin descendencia. La descendencia de su hermano Juan son marqueses de Toral[7] y por matrimonio emparentan con los condes de Luna, con los duques de Frías y con los de duques de Uceda. Gabriel Núñez de Guzmán y Guzmán fue el primer marqués de Toral por merced de Felipe III. Casó con Francisca de Guzmán, su prima. Le sigue su hijo[8]. En 1248, el infante Alfonso, luego Alfonso X, por comisión de su padre Fernando III, medio en el litigio y pleitos que había entre el monasterio de San Pedro de Gumiel de Izán y Pedro Núñez de Guzmán y Urraca García, su mujer, por la venta del pueblo de Quemada al monasterio. A cambio el monasterio les había entregado heredades que este tenía en Montejo, Milagros, Santa Cruz, Pardilla y Aranda. El incumplimiento de algunas cláusulas había ocasionado que Pedro Núñez demandara al monasterio heredades en Vadocondes, y que se posesionara de las de Baños de Valdearados, dando lugar al pleito mencionado que debió desembocar en algunos episodios violentos. El infante Alfonso, puso fin a los pleitos, haciendo renunciar a Pedro Núñez a las heredades de Vadocondes y conservando las de Baños, además obligo al monasterio a revender la villa de Quemada a Pedro Núñez de Guzmán y a Urraca García por 3.500 maravedís, aunque el monasterio conservara el derecho a recoger tres cargas de leña diarias y el pasto para 300 ovejas. Pedro Núñez hubo de entregar 2.000 de los 3.500 maravedís de inmediato al monasterio, y mientras no pagara el resto, la villa de Quemada tendría en tenencia un monje del monasterio, conservando sus derechos sobre la villa, pero las rentas las recogería el monje y las entregaría al monasterio por el alma de don Pero Nunnez et de donna Urraca Garcia, hasta que se pagara el precio total.




[1] Historia de Quemada. J.M. Martínez Minguito. Edición de 2012.
[2] Distan Aza y Quemada de Villamayor de los Montes unos 70 kilómetros. Encontramos que Ordoño García casa con María García heredada en Villamayor de los Montes y sabemos que Pedro Fernández, fundador y primer maestre de la orden de Santiago, dona en 1139 en el monasterio de San Salvador de Palacios de Benaber a 20 kilómetros de la ciudad de Burgos la hacienda que poseía en Villamayor de los Montes al monasterio de San Vicente de Villamayor. Ordóñez, Hita y Villamayor eran familias con posesiones, divisas, en estos pueblos cercanos entre si en las actuales provincias de León, Burgos, Valladolid y Palencia lo que no implica que sean señores en ellos.
[3] Murió en 1204, Fue sepultado en el convento de Uclés. Deteníase en ello la Orden, porque una Casa de Redempcion necessitaba muchas rentas. Pero en fin, dando el Rey todos los Molinos en Xucar, desde las Atalayas, hasta Anchuelo, y dando el Conde Don Pedro Manrique, Señor de Molina, ciertas possessiones, que tenia en termino de Alarcón, se determinó el Maestre Don Gonzalo Rodríguez con su Orden a fundar, y fundó el Hospital deseado en Alarcón para Redempcion de Cautivos. A sufragar las necesidades de rentas de la Orden colaborarán los donantes Gonzalo y Urraca, prosiguió esta Casa, emulando la de Cuenca, con igual crédito, y no menores rentas, y frecuencia de Redempciones, por estar más llegada a la Frontera de Valencia, Murcia, y Granada.
[4] La formación de un dominio eclesiástico: el monasterio de Santa María de La Vid. Siglos XII y XIII. Juan José Vallejo Penedo, agustino, doctor en Historia Eclesiástica, licenciado en Estudios Eclesiásticos y diplomado en Archivística; profesor de Historia de la Iglesia Moderna y Contemporánea en el Estudio Teológico Agustiniano Tagaste, en el Instituto Teológico Escurialense y en la Facultad de Teología de Burgos.
[5]  Escribe J.M. Martínez Minguito en su Historia de Quemada que en 1308, Quemada pasó a ser solariego de Ruy Pérez, señor de Sasamón y de su mujer Urraca Fernández, que vivían en Palencia. Ruy fue despensero mayor del rey. Ruy Perez, vendió el señorío de Quemada a la reina María de Molina, en 1319. María Alonso Portocarrero, mujer de Alvar Díaz de Haro- sobrino del señor de Vizcaya-, recibió por donación de María de Molina el señorío de Quemada, en 1319. En 1353, Pedro I de Castilla se opuso a los poderes establecidos por los nobles y la Iglesia, confiscando sus propiedades y donándolas a los señores de Castilla que le habían sido fieles Quemada paso a ser solariego de los herederos de Juan Martínez Leiva, que había sido mayordomo de Juan Núñez de Lara. Isabel Sánchez de Leiva, hija de Juan Martínez Leiva, y abadesa del Monasterio de Nuestra Señora del Valle de Fuencaliente fue señora eclesiástica en el solar de Quemada en Burgos, pasando por tanto a ser propiedad eclesiástica. En 1366, se hizo efectiva la venta de Quemada por la Iglesia al concejo de Aranda, previa autorización de la Abadesa de Las Huelgas, por un importe de ochenta mil maravedíes. Quemada formaría parte de la Tierra de Aranda de Duero, durante casi tres siglos, entre 1366 y 1640. Hasta 1396 no se hace efectiva la venta del pueblo de Quemada a Aranda de Duero. En 1640, Quemada seria enajenada por el conde de Castrillo, García de Haro y Avellaneda, otorgando Felipe IV a Quemada el rango de Villa independiente de Aranda.
[6] En algunas genealogías se la hace de la Casa Rea de León y de la Casa de Lara. Tercera nieta de línea bastarda de Alfonso IX de León.
[7] Su denominación hace referencia a la localidad de Toral de los Guzmanes, León. El señorío de Toral perteneció, anteriormente a la familia Bazán, hasta que Elvira de Bazán, señora de Toral casó con Pedro Núñez de Guzmán y Padilla, señor de Guzmán, de Aviados y del Valle de Boñar. Los Núñez de Guzmán unieron todos estos señoríos y el señorío de Toral pasó a llamarse Toral de los Guzmanes.
[8] Hasta 2015 es titular de este marquesado Ángela María Téllez-Girón y Duque de Estrada, duquesa de Uceda.

Vamos a detenernos, después de lo ya escrito, en la interesante figura de García Garcés de Aza[1], hijo del segundo matrimonio del conde Garcia Ordoño con la condesa Eva. García Garcés de Aza vive entre 1106 y 1159 y es hijastro de Pedro González de Lara como hijo de su mujer la condesa Eva con el conde García Ordoñez. García Garcés de Aza hereda la propiedad de Quemada, Burgos, en 1140. Ordoño García de Aza, hijo de García Garcés el tenente de Aza, nieto del conde García Ordóñez y Ava y bisnieto del infante de León Ordoño Ordóñez y de Enderquina heredo la propiedad de Quemada[2] a la muerte de su padre en 1159. Distan Aza y Quemada unos 30 kilómetros y Aza y Quemada de Villamayor de los Montes unos 70 kilómetros. Un Ordoño García de Aza es también el nombre de un tío paterno del propietario de Quemada como hijo de Ordoño García y de su primera mujer la infanta Urraca de Navarra. De su matrimonio con María García, heredada en Villamayor de los Montes, son los apellidados Villamayor en el siglo XIII. Ordoño García de Aza, propietario de Quemada, sería así medio sobrino de Fernando García de Hita el Mayor y ambos con heredades en Villamayor de los Montes por lo que no puede extrañar que Pedro Fernández, fundador y primer maestre de la orden de Santiago, hijo de Fernando de Hita, done en 1139 en el monasterio de San Salvador de Palacios de Benaber a 20 kilómetros de la ciudad de Burgos la hacienda que poseía en Villamayor de los Montes al monasterio de San Vicente de Villamayor. Ordoño Garcés de Aza, tío paterno del de igual nombre que es el propietario de Quemada, encontramos que casa con María García de Villamayor y de estos descienden los Villamayor del siglo XIII. El Conde García Ordoñez con su primera mujer Urraca Garcés de Navarra es padre de Ordoño García de Aza que casa con María García de Villamayor, hija de Diego Martínez de Villamayor y de María Ponce de Minerva. Padres de Diego Ordóñez de Villamayor y de García Ordóñez de Villamayor que emparenta de nuevo la Casa de Aza con la de los condes de Urgel al casar con María de Almenara, hija de Ermengol VII, conde de Urgel, y de Douce de Foix. Padres de Gontroda García de Villamayor; Fernán García de Villamayor, señor de la Casa de Villamayor y Elvira García de Villamayor. Pero la genealogía de los propietarios de Quemada hace a Ordoño Garcia de Aza hijo y no hermano de Garcia Garcés de Aza.
Continuemos ocupándonos de los titulares de la propiedad burgalesa de Quemada. Nos preguntamos ¿Quién es la madre de Ordoño García de Aza, el propietario de Quemada? o lo que es lo mismo ¿con quién casa García Garcés de Aza? Siguiendo a Martínez Minguito en su Historia de Quemada diremos que García Garcés de Aza casa con Sancha Pérez. Padres de Ordoño García que, casa con María García de Villamayor de la que no da ascendencia Martínez Minguito, y tuvo cuatro hijos. Estos hijos son Gonzalo, quinto maestre de la orden de Santiago entre 1195 y 1203, Urraca, García Ordóñez de Villamayor, y Sancha. Ordoño Garcia de Aza muere en la batalla de Alarcos que tiene lugar el 19 de julio de 1195 entre las tropas cristianas de Alfonso VIII de Castilla y las almohades de Yusuf II. Su hijo García Ordóñez de Villamayor, muere en 1226, casa con Urraca Bermúdez. García Ordóñez de Villamayor y su familia son conocidos por las relaciones que mantuvieron con los monasterios de Nuestra Señora de La Vid y de San Pedro de Gumiel de Izán, Burgos. Urraca García, hija de García Ordóñez de Villamayor y de su mujer Urraca Bermúdez, y su marido Pedro Núñez de Guzmán venden sus heredades en Villanueva de Gumiel y en Moriel Díaz a Johannes, alcalde de Quemada, y a sus hijos en 1196. Posteriormente el rey Fernando III compró esas heredades a Johannes y las cedería al monasterio de La Vid en 1228, con el consentimiento de la anterior propietaria Urraca García, hija de García Ordóñez y de Urraca Bermúdez, que tenia ciertos derechos sobre ellas. García Ordóñez de Aza tuvo también heredades en Hontoria de Valdearados, muy cerca de Villanueva de Gumiel. En el año 1222, García Ordóñez y su mujer Urraca Bermúdez reciben del monasterio de La Vid en préstamo todo lo que el monasterio tiene en Hontoria de Valdearados por  700 maravedís. García Ordóñez se compromete a entregar el diezmo, a conseguir que el concejo de Hontoria haga una presa, ellos harán un molino y unas casas. A la muerte del matrimonio todo vuelve a La Vid, junto con las mejoras realizadas. Por los 700 maravedís donan todas las viñas que tenían en Hontoria y los collazos que tenían en Torregalindo. En el año 1254 Pedro Núñez de Guzmán, su mujer Urraca García y su hijo Juan Pérez venden al monasterio de La Vid toda la heredad que tenían en Fuentelcésped por 1.000 maravedíes. En el año 1226, Pedro Núñez, hijo de Nuño Pérez de Guzmán, y su mujer Urraca García, hija de García Ordóñez donan al monasterio de La Vid la heredad y todos los collazos que García Ordóñez tenía en Torregalindo y en Fuentenebro. Pedro Núñez y su mujer Urraca García, donaban a don Estevan, abbad de Sancta María de la Vid hi a tod el convent» toda la heredad y todos los collazos que tenía D. García Ordóñez en Torregalindo y en Fuentenebro, «con sus fueros e con todos sus derechos e con sus pechos», advirtiendo que hacían la donación por el alma de García Ordóñez[3].

Urraca García de Villamayor, hija de García Ordóñez de Villamayor y de Urraca Bermúdez, hereda la propiedad de Quemada, Burgos, en 1226 Aquí tenían también propiedad los Avellaneda señores de Fuentearmegil que emparentan con los Leiva en los que quedan las propiedad en Quemada[4]. Urraca García de Villamayor ya hemos dicho que casa con Pedro Núñez de Guzmán que muere en 1266. Urraca ya murió en 1246. Urraca casa con un Guzmán, descendiente de Pedro Ruiz de Guzmán que fue mayordomo de Alfonso VIII. Pedro Núñez de Guzmán y Urraca García de Villamayor, tuvieron propiedades entre los ríos Esgueva y Duero, en los pueblos, de Mañalecos, Villateresa, Villanuño, Caleruega, Baños de Valdearados, Quemada, Aranda, Vadocondes, Santa Cruz, Fuentelcésped, Milagros, Torregalindo, Pardilla, Montejo, y Fuentenebro. Juan Pérez de Guzmán, hijo de Urraca y de Pedro, hereda la propiedad de Quemada y la tiene hasta su muerte en el año 1285. Fue señor de Roa y de Gumiel del Mercado, caso con María Ramírez de Cifuentes, Cifuentes de Rueda en León, señora de Abiados, León. Padres de Pedro Núñez de Guzmán y de Juan Ramírez de Guzmán. Pedro Núñez de Guzmán fue señor de Quemada entre 1285 y 1308 muere sin descendencia. La descendencia de su hermano Juan son marqueses de Toral[5] y por matrimonio emparentan con los condes de Luna, los duques de Frías y con los de duques de Uceda.

En este complicado juego de genealogías[6] encontramos como una de las piezas fundamental a Mara García de Villamayor cuya ascedencia no está clara. A través de María se da continuidad a los de apellido Villamayor desde el siglo XII al siglo XIII siguiendo las genealogías de la Casa de Aza. Pero si seguimos al padre Agurleta y la documentación del Archivo de Uclés de la Orden de Santiago los Villamayor del siglo XIII nada tienen que ver con la descendencia de María Garcia de Villamayor pues descienden de un hermano de Urraca Garcia, señora de Ucero. Estos serian propietarios en Villamayor de los Montes y su comarca por compra en tanto que María lo seria por herencia de su padre que la había recibido de su madre como encontramos que escriben los genealogistas de la Casa de Aza. Martín Díaz de Sandoval, descendiente de Fernán González, casa con María García, Señora de los Estados de Villamayor, Carrión y otros, hija y heredera de Fernando García de Villamayor y de su mujer Mayor Pérez[7], Señora de Benevivere con su ascendencia en Carrión y en Benevivere, y de este último matrimonio nació Diego Martínez de Villamayor y Sandoval, Señor de la Casa de Carrión, Villamayor y otros estados, Mayordomo Mayor de Alfonso VII; fundador del convento de Benevivere a quien llaman el Santo, casado con María Ponce. Tenemos a otro Fernando Garcia de Villamayor que no es el Fernando Garcia, hermano de la señora de Ucero, de quien descienden los Villamayor del siglo XIII según el padre Agurleta. Fernando Garcia que citamos como el Mayordomo y como hermano de la señora de Ucero muere en 1217.

Las genealogías de los Aza hacen a María Garcia de Villamayor hija de Diego Martínez de Villamayor llamado el Santo que es señor de Benevivere en Palencia y de Villamayor de los Montes en Burgos por su madre. Fundador del monasterio de Benevivere que muere en 1176. De Diego se dice que casa con María Ponce de Minerva cosa que no está clara y con ella es padre de María García de Villamayor. María Ponce, muere hacia 1192. A María se la encuentra casada con Alvar Ruiz de Castro, con el conde gallego Rodrigo Álvarez de Sarria y también con un hermano de este llamado Bermudo Álvarez[8]. De ella podemos encontrar también que ya viuda de Diego Martínez fue abadesa del monasterio de Carrizo en Palencia que funda su madre. María muere hacia 1192 y si hubiese casado con el fundador de Benevivere habría enviudado de su marido en 1176. A través de María García de Villamayor los Villamayor de los siglos XI y XII tienen continuidad genealogía en los Villamayor del siglo XIII y en los descendientes de estos que son, entre otros, los conde de Salinas, Salinas de Añana en Álava, y los condes de Ribadeo en Lugo.

A una María Garcia de Villamayor, sin saber su parentela, la encontramos casada con Ordoño García de Aza, hijo de García Garcés de Aza y de Sancha Pérez, propietarios de Quemada, y nieto del conde García Ordoñez y de su segunda mujer la condesa Eva. María García de Villamayor a la que se hace hija del fundador de Benevivere la encontramos casada con Ordoño García de Aza de la Casa de Aza como nieto paterno de Urraca de Aza y del infante Ordoño Ordoñez de León. Ordoño García de Aza es hijo del conde García Ordoñez y de su primera mujer Urraca Garcés de Navarra. María Garcia de Villamayor y su marido Ordoño Garcés de Aza son padres de Diego Ordóñez de Villamayor y de García Ordóñez de Villamayor que casa con María de Almenara, hija de Ermengol VII, conde de Urgel, y de Douce de Foix. Padres de Gontroda García de Villamayor; Fernán García de Villamayor, señor de la Casa de Villamayor y Elvira García de Villamayor. Este Fernando García de Villamayor es quien siguiendo al padre  Agurleta es hermano de la señora de Ucero.

A María Garcia de Villamayor también la encontramos casada con un hijo de los sextos señores de Aza llamado también Ordoño Garcés de Aza, hermano del séptimo señor de la Casa de Aza, que sería hermano de la madre de Santo Domingo de Guzmán. Dedicamos unas líneas al final de ese trabajo al posible parentesco de los Villamayor con Santo Domingo.

            No podemos decir quién es la María García de Villamayor que casa con Ordoño Garcés de Aza, señor de Quemada en Burgos. Pero no parece ser es la hija de Diego Martínez de Villamayor el fundador del monasterio de Benevivere. Su patronímico de Villamayor puede ser porque es como la otra María de Villamayor de los Montes en Burgos. También hay en Burgos un pueblo llamado Villamayor del Río.

Decir que no está documentado que los Villamayor del siglo XIII sean descendientes de los Villamayor de los siglos XI y XII en la Casa de Aza. Fernán García, origen de los Villamayor del siglo XIII y según Agurleta hermano de la Señora de Ucero, lo encontramos también como hermano de María Ponce, hija del conde Ponce de Minerva y de Diego Martínez de Villamayor.

Recogemos a continuación como las genealogías de la Casa de Aza hacen de su linaje a los Villamayor del siglo XIII al casar a María García de Villamayor con un hijo de los sextos señores de Aza.

El padre de Fernando García el Mayordomo era, según la genealogía de la Casa de Lara, García Fernández, hijo de María García, señora de Villamayor y Benevivere, y de Ordoño García de Aza, señor en Aza, hijo de los sextos señores de Aza. García Fernández casa con su pariente de los Lara llamada María de Urgel conocida como María de Almenara hija de los séptimos condes de Urgel, sobrina nieta de la Estefanía de Urgel que casa con Fernando García de Hita, hermano natural de Fernando García el Menor siendo este por la genealogía del padre Agurleta[9] abuelo paterno de Fernando Garcia el Mayordomo. Diego Martínez de Sandoval de Villamayor, llamado el Santo, tiene heredamientos en Villamayor y Benevivere por su madre llamada María García, hija de Fernando Garcia, señor de Villamayor, y de su mujer Mayor Pérez, señora de Benevivere. Diego Martínez de Sandoval de Villamayor y Benevivere es titulado conde de la Bureba, tenente o gobernador, fue consejero y mayordomo de Alfonso VII y tesorero de Alfonso VIII. Muere en 1176 y pertenecía a la familia de los que pueblan Sandoval, Burgos, descendientes del conde de Candespina que fue uno de los pretendientes para casa con la reina Urraca, hija de Alfonso VI. Candespina era tercer nieto-tataranieto- de Fernán González, el primer conde soberano de Castilla[10]. Según la genealogía que defiende el padre Agurleta, Diego Martínez de Sandoval de Villamayor, el Santo, es primo segundo de Gonzalo Ruiz, señor de Ucero. Diego Martínez de Sandoval es señor de la Casa de Villamayor y Sandoval en Burgos. Fundador de la abadía de Santa María de Benevivere, fundada en 1165 por Canónigos Regulares de San Agustín. La abadía de Santa María de Benevivere estaba en Ceinos de Campos. Tenía un hospital anejo llamado de San Torcuato en el paraje de Santiago de la Tola, Carrión de los Condes. De la abadía solo quedan unas ruinas en el camino a Sahagún[11].

Si seguimos la genealogía de la Casa de Aza, Diego Martínez de Sandoval de Villamayor y Benevivere es padre de María García, señora de Villamayor y Benevivere, que casa con Ordoño García de Aza, señor en Aza, hijo de los sextos señores de Aza. Es Ordoño comendador del hospital de Cuenca de la orden de Santiago[12]. María y Ordoño serían bisabuelos de García Fernández de Villamayor que con su primera mujer, Teresa Núñez de Guzmán o Teresa Muñoz, refunda el monasterio de Villamayor de los Montes que era protección de sus antepasados. García Fernández de Villamayor era tercer nieto de Diego Martínez de Sandoval de Villamayor[13]. De este se dice que casa con María Ponce. Padres o abuelos, según las genealogías que revisemos de la Casa de Aza, de Fernán García de Villamayor y Ponce de Miner, 1174-1217, que sería así sucesor directo de su padre en sus estados. Diego y María son padres de tres hijos entre ellos un Juan García de Villamayor que muere con sus hermanos en la batalla de Alarcos en 1195 quedando una hija y heredera María, Don Diego Martínez de Sandoval y Villamayor cuando se quedó viudo, se hizo monje y fundó el monasterio de Sandoval de la Reina, en el palacio y la Iglesia, que había donado su tío-abuelo-Don Rodrigo, para dicho fin. Más tarde fundó otro monasterio en sus posesiones de Benevivere, fue enterrado en el monasterio de Sandoval de la Reina. Pero María Ponce muere hacia 1192 y si hubiese casado con el fundador de Benevivere habría enviudado de su marido en 1176. La muerte de los hijos de Diego Martínez de Villamayor puede ser causa para llamarle el Santo ello unido a su labor religiosa de fundaciones monásticas entre ellas la de Benevivere en tierras de su propiedad que le vienen de su madre, señora en Benevivere y Villamayor en Carrión de los Condes. Villamayor, ahora de los Montes, es una localidad cercana a Carrión de los Condes, aunque Carrión está en Palencia y Villamayor en Burgos.

Siguiendo a la Casa de Aza, es biznieto de Diego Martínez de Villamayor, nieto de su hija María, Fernando García, de Villamayor, mayordomo de Alfonso IX de León y que luego pasa a Castilla participando en la batalla de las Navas de Tolosa a las ordenes de Alfonso VIII que es primo hermano de Alfonso IX. Fernando García de Villamayor casa con quien es su pariente Sancha Ruíz, señora del condado de Bureba, pues como él desciende del conde de Candespina. Para Agurleta Fernando García el Mayordomo de Alfonso IX de León no es de la Casa de Aza es descendiente del conde García Ordoñez al ser hijo de García Fernández Navarro, hijo de Fernando García el Menor que es hijo natural del conde García Ordoñez. Poca, o ninguna memorias se halla en Historias, y en Privilegios Reales de este Poblador de Caleruega García Fernández. Pudo ser, que su misma grandeza fuese la causa de su retiro en las Montañas, pareciéndole tener allí más segura su estimación, y más finos Vasallos, y otros de aquel País, para seguirle en las entradas contra Moros por la Frontera de Huete, Cuenca, y Uclés, donde también estuvo heredado en lo de Rozalén, que se unió al Convento de su Gumiel de Izán, dice el padre Agurleta que no nos dice con quien casa el menor y su hijo García, pero si comenta que con dama de naturaleza prohibida. La línea genealogía de los Villamayor que propone el padre Agurleta es la misma que leemos en la genealogía de los Aza a partir del matrimonio de Fernando Garcia de Aza con su pariente Sancha Ruíz.



[1] Las genealogías de la Casa de Aza hablan de un García Garcés con propiedades en Aza que casa con María García de Aza, señora de Aza. A ellos pasa la que podemos considerar jefatura de la Casa de Aza y en sus descendientes sigue hasta mediados del siglo XIV.
[2] Historia de Quemada. J.M. Martínez Minguito. Edición de 2012
[3] La formación de un dominio eclesiástico: el monasterio de Santa María de La Vid. Siglos XII y XIII. Juan José Vallejo Penedo, agustino, doctor en Historia Eclesiástica, licenciado en Estudios Eclesiásticos y diplomado en Archivística; profesor de Historia de la Iglesia Moderna y Contemporánea en el Estudio Teológico Agustiniano Tagaste, en el Instituto Teológico Escurialense y en la Facultad de Teología de Burgos.
[4] Quemada paso a ser solariego de los herederos de Juan Martínez Leiva, que había sido mayordomo de Juan Núñez de Lara. Isabel Sánchez de Leiva, hija de Juan Martínez Leiva, y Abadesa del Monasterio de Nuestra Señora del Valle de Fuencaliente, obtuvo el solariego de Quemada, pasando por tanto a ser propiedad eclesiástica. En 1366, se hizo efectiva la venta de Quemada por la Iglesia al concejo de Aranda, previa autorización de la Abadesa de Las Huelgas, por un importe de ochenta mil maravedíes.
[5] Su denominación hace referencia a la localidad de Toral de los Guzmanes, León. El señorío de Toral perteneció, anteriormente a la familia Bazán, hasta que Elvira de Bazán, señora de Toral casó con Pedro Núñez de Guzmán y Padilla, señor de Guzmán, de Aviados y del Valle de Boñar. Los Núñez de Guzmán unieron todos estos señoríos y el señorío de Toral pasó a llamarse Toral de los Guzmanes. Gabriel Núñez de Guzmán y Guzmán fue el primer marqués de Toral por merced de Felipe III. Casó con Francisca de Guzmán, su prima. Le sigue su hijo. Hasta 2015 es titular de este marquesado Ángela María Téllez-Girón y Duque de Estrada, duquesa de Uceda.
[6] Podemos leer otras genealogías de los Villamayor sin apoyo documental alguna en la obra titulada Excelencias y primacías del apóstol Santiago el Mayor único patrón de España escrita por el padre de la orden de los jerónimos llamado Antonio y Pardo Calderón, 1657.
[7] Sobre ella podemos leer esta ascedencia. La condesa Mayor Pérez, señora de Benevivere y Carrión, abuela materna de Diego Martínez de Villamayor, era hija del conde Pedro García de Carrión y de la condesa Mayor Pérez, de Benevivere. Aquél era hijo del conde García de Carrión de su mujer Teresa Pérez, y ésta del conde Pedro Ruiz de Benevivere y de la condesa Mayor Gómez.
[8] Rodrigo Álvarez, lugarteniente del primer maestre de la Orden de Santiago y biznieto por línea bastarda de Alfonso VI de Castilla y sobrino del primer rey de Portugal. Rodrigo Álvarez abandona la orden de Santiago para fundar la de Montegaudio en Aragón conocida también como de Monfragüe. De este matrimonio no se conoce descendencia. Ambos se separaron de mutuo acuerdo; el conde Álvaro fundó la Orden de Montegaudio y ella se retiró al monasterio de Carrizo junto con su madre y llegó a ser su primera abadesa. Ya viuda, María Ponce fue abadesa de Carrizo. También podemos encontrar a María Ponce casada con Bermudo Álvarez, hermano de Rodrigo Álvarez. Eran estos hermanos hijos de Rodrigo Álvarez de Sarria, tenente en Lemos y Sarria en Lugo, y de su mujer Sancha Fernández de Traba, nieta bastarda de Alfonso VI por su madre y de la Casa gallega de Traba por su padre.
[9] López Agurleta, José. Vida del Venerable fundador de la Orden de Santiago y de las primeras Casas de Redención de cautivos. Continuación de la Apología por el hábito canónico del Patriarca Santo Domingo en la misma Orden. Apéndice de Escrituras y Notas pertenecientes á las tres familias de Fitas, Sarrias y Navarros, madres de tres Jacobeos fundadores. Madrid, 1731. Se guarda el manuscrito en la Real Biblioteca del Monasterio del Escorial. Caballero de Santiago, historiador de Uclés y de la orden de Santiago en la primera mitad del siglo XVIII.
[10] Diego Gómez de Sandoval, segundo hijo del conde Gómez González Salvadores de Candespina y de Urraca Díaz, su primera mujer, casa con María Rodríguez de Asturias. Su hijo y sucesor, Gutiérrez Díaz de Sandoval, tuvo en honor la villa de Treviño. Al morir sin sucesión, heredó su hermano, Martín Díaz de Sandoval que casa con María García de Villamayor señora de Villamayor y Carrión, Gutiérrez Díaz de Sandoval, que también fue Señor de Treviño. Casó con Doña Toda Let. Como no tuvieron descendencia, continuó su linaje en su segundo hermano Martín Díaz de Sandoval, hijo segundo, heredó la casa de Sandoval por muerte de su hermano, y casó con Doña María García, señora de Villamayor, Carrión y otros; hija y heredera de Fernando García de Villamayor y de su mujer Doña Mayor Pérez, señora de Benevivere, padres de Diego Gómez de Sandoval y Villamayor. El estado de Sandoval queda en la jefatura de un hermano de Diego y en su descendencia. La nieta de Martín Díaz de Sandoval y María García de Villamayor, María García de Villamayor, casó con Ordoño Garcés, hijo de los sextos señores de Aza, señor de una parte de la villa de Aza. Es María hija y heredera de Diego Martínez de Sandoval de Villamayor, señor de Carrión, Villamayor, Benevivere y Salvadores.

[11] En el Museo de Palencia podemos ver un Sarcófago de la abadía de Santa María de Benevivere. El patrimonio de la Abadía fue subastado tras la desamortización de Mendizábal. Actualmente sólo quedan in situ unos pequeños restos, otros están en un parque en Carrión de los Condes y otros repartidos en diversos museos.

[12] En los terrenos donde se levanta se hallaron restos de una antigua iglesia visigoda y Alfonso VIII la dono a la orden de Santiago para recuperación de peregrinos.
[13] Hagiografía y filología: el caso peculiar de la vita didaci, Santa María de Benevivere. Estrella Pérez Rodríguez. Universidad de Valladolid, 2009. Revista Historia. Edad Media. Diego Martínez de Sandoval , señor de esta casa de Carrión, Villamayor, Benevivere, La Bureba y otros estados. Mayordomo mayor de Don Alfonso VII, fundador del convento de Benevivere, que habiendo casado con Doña María Ponce tuvo por hija y heredera a doña María García de Villamayor, mujer de Don Ordoño Garcés, señor en parte de Haza, hijo de los sextos señores de Aza.