domingo, 22 de octubre de 2017

El puente de Aviñón. Pont St-Bénézet

El Puente de St-Bénézet 

"BÉNEZET, COJE TU VARILLA Y VE A AVIÑÓN, LA CAPITAL A LA ORILLA DEL AGUA: HABLA A LOS HABITANTES Y DILES QUE HAY QUE CONSTRUIR UN PUENTE"

El Puente St-Bénezet es quizá la obra más antigua construida en el Ródano entre Lyon y el mar.

El puente de Aviñón o puente Saint-Bénézet recibe su nombre de san Bénézet o Benito de Aviñón, que según una leyenda cristiana tuvo una aparición en la que una voz le pedía que construyera un puente que llevara a Aviñón. Visita la pequeña capilla de piedra situada en el tercer pilar, donde se encontraba su tumba antiguamente. Los restos del santo se trasladaron por el peligro de una nueva inundación y se encuentran al seguro en la iglesia de Saint-Didier de Aviñón.


El antiguo puente de piedra es una versión reducida del anterior. Cuando se construyó su estructura en el siglo XII, medía 900 metros de longitud y cruzaba el río Ródano. En la actualidad se interrumpe de forma abrupta antes de llegar a la otra orilla.


De los 22 arcos originales solo se conservan cuatro. Tres de ellos se alzan sobre el río, mientras que el cuarto cubre una carretera. A lo largo de los siglos, las riadas frecuentes arrasaron algunas partes del puente, que se iban reconstruyendo. Después de una gran inundación en 1669, se interrumpieron las reconstrucciones.