viernes, 6 de abril de 2018

Restos de ocupación humana entorno a Saelices y Segóbriga





Ruinas en el paraje conocido como Barranco Ezequiel



Casa Nevero. Cerca está la Casa Fontela






Tras la Reconquista, la población visigoda de los contornos se desplazó al actual pueblo de Saelices, situado 3 km más al norte, junto a la fuente que nutría el acueducto que había abastecido a la antigua ciudad de Segóbriga. Olvidado ya su nombre, la colina que ocupaba pasó a denominarse "Cabeza del Griego", con una pequeña población rural dependiente de la villa de Uclés, situada a sólo 10 km, llegando a usarse sillares extraídos de las ruinas para las construcción de su convento-fortaleza.
Desde entonces se acentuó su paulatino abandono hasta quedar sólo la pequeña ermita construida sobre las antiguas Termas Monumentales, último testimonio de la antigua ciudad conservado hasta la actualidad.
En  lo alto de esta antigua ciudad romana está situada la ermita de la Santísima Virgen de los Remedios, que comparte también el nombre de Ermita de San Bartolomé.
Virgen de los Remedios
Es la fiesta más popular y colorida de Saelices. Se celebra el último fin de semana de mayo, precedida por una novena en la iglesia.
El sábado es conocido como Día del Cerro. Por la mañana, después de la llamada "Misa de salida" la imagen de la Virgen de los Remedios sale de la iglesia precedida por su "danza", formada por las serranas, danzantes y tunos, con música de dulzainas y tamboril.
Al llegar al límite del pueblo, la imagen con sus devotos parte en romería hasta la ermita situada a unos 4 km. del pueblo en el Cerro Cabeza de Griego, dentro de las ruinas de Segóbriga, de donde la romería toma su nombre.
Al pie del Cerro, la danza vuelve a acompañar a la Virgen por la colá (el antiguo cardo romano, calle principal de la ciudad), hasta la ermita situada en lo alto, sobre el hypocaustum de las termas. En la ermita se celebra la misa mayor y permanece la imagen de la Virgen de los Remedios hasta el atardecer, cuando los danzantes, serranas y tunos dicen las salves (poesías compuestas por ellos mismos en agradecimiento a la Virgen).
Al volver al pueblo los tunos recogen en la iglesia la imagen de la abuela Santa Ana y parten al encuentro de la Virgen a la entrada de la población. Reunidas ambas, se vuelve en procesión a la iglesia, siempre acompañados por la danza.
El domingo después de la misa la Virgen con su danza vuelve a salir en procesión por las calles del pueblo.


Segóbriga

En parajes cercanos están las Casas de Luján

La Casa de las Vacas era la vaquería que pertenecía a Casas de Luján, 500 m al norte de la Casa de Luján

Fueron los terrenos donde se pueden ver las ruinas de la Casa de las Vacas el lugar de asentamiento de una villa romana.

No lejos el conocido como Castillejo, Castillo de Saelices o Castillo de Luján. Centro de la dehesa de Castillejo que fue del monasterio de Uclés. 

En tierras de Castillejo tuvo propiedades el torero Luis Miguel Dominguín. Quien también tuvo propiedades en Tarancón.  Eran estas propiedades, entre otras,  un establecimiento de baños minerales llamado Fuencaliente y una finca  situada junto a él.

En la actualidad las aguas de Fuencaliente están captadas para el abastecimiento de aguas hacia Tarancón de la que van captando agua las poblaciones de Almendros, Villarubio, El Acebrón, y en caso de emergencia, Saelices.