viernes, 4 de mayo de 2018

El Atazar. Presa y Pueblo


Canal de conducción de agua desde la Presa a los depósitos de la Plaza de Castilla.











Restos de asentamientos de habitación de hombres y ganado.

De uso residencial-agropecuario. Forman manzanas irregulares en torno a las cuales se adosan cuadras y corrales creando un anillo de cercas de piedra. En todo el término quedan también restos de ellas y tinados dispersos. Los tinados son de pizarra y se cubren la mitad con teja árabe, paja y jaras secas sobre vigas de madera sin desbastar. Al interior se accede por una puerta de jambas y dintel de madera, quedando la parte exterior a modo de corral. Estos corrales y tinados servían para guardar los rebaños durante la noche en los meses de verano cuando pastaban lejos del núcleo. 

También se mantienen si se observa bien el paisaje los antiguos aterrazamientos que son testigos del antiguo cultivo del cereal (trigo, centeno y cebada), que junto con la ganadería, eran el medio de vida del pueblo. 

Desde el punto de vista etnológico, un elemento importante son Las Eras, situadas de forma escalonada en la ladera del monte en que se asienta el núcleo, en el límite noreste. Están formadas por una serie de enlazados de pizarra y cuarcitas, dispuestos de forma más o menos regular, en ocasiones rodeados por lajas clavadas en el suelo a modo de cerca. 


Desagüe de la presa.











El Atazar.







El embalse de El Atazar es el mayor de la Comunidad de Madrid: con una capacidad de 425,3 hm³, representa el 46 % del volumen embalsado de la región. Fue construido en 1972.
















Iglesia de Santa Catalina