jueves, 7 de junio de 2018

Palacio de las Cadenas. Úbeda

Actual sede del Ayuntamiento de Úbeda, también conocido como el Palacio Vázquez de Molina.

También en Cazorla tuvieron los Cobos Casa Palacio llamada de las cadenas y cerrado su recinto exterior por dos leones. 





Juan Vázquez de Molina (Úbeda; c. 1500-Ib.; 1570). Sobrino de Francisco de los Cobos.

Entre 1535 y 1538 fue secretario para los asuntos de Castilla. Cuando el emperador Carlos V marcha a Flandes en 1539 y en 1543, Vázquez le acompaña como su secretario y regresa a España en 1545 para ayudar a su anciano tío, el secretario de Estado Francisco de los Cobos,​ al que sucede en el cargo tras su muerte en 1547. Se convirtió en el personaje más importante del Gobierno castellano hasta el regreso de Felipe II a la Península en 1559.


Alrededor de 1550, Vázquez de Molina da comienzo en Úbeda, su ciudad natal, la construcción de un suntuoso palacio que lleva su nombre, conocido también hoy como Casa de las Cadenas, situado en la plaza central conocida hoy como Plaza Vázquez de Molina, que ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Muere en su ciudad natal en 1570.


Los apellidos Molina y Vázquez dieron origen a una de las familias más enraizadas con la historia local de Úbeda, y ligadas por sus empleos a las Cortes de Carlos V, Felipe II y Felipe III. 

La documentación del fondo remite por una parte a Jorge de Molina, escribano del Consejo de la ciudad de Úbeda y primo de Francisco de los Cobos, Secretario de Carlos V, y por otra al Mayordomo Juan Vázquez Bustos. Ambas ramas confluirían en Juan Vázquez de Molina, hijo y nieto respectivo de los anteriores. Caballero de la Orden de Santiago, Regidor y Alférez Mayor de Úbeda y Consejero de Estado con Carlos V, desempeñaría la Secretaría de Cámara real bajo el emperador y bajo su hijo Felipe II. 

Levantó en Úbeda un suntuoso palacio que construyó Andrés de Vandelvira, y que fue reformado pocos años después para acoger la fundación que hizo en el mismo de un convento de monjas dominicas, aprobado por diferentes Bulas de Pío V bajo el apelativo de Madre de Dios de las Cadenas. 

Tras su muerte en 1570, y como fruto del entronque familiar con los Salazar, sería su sobrino Juan Vázquez de Salazar, hijo de Cristóbal Muñoz de Salazar y de Inés de Perea, quien heredaría títulos, cargos y bienes de su tío. Secretario de Cámara de Felipe II, Regidor y Alférez Mayor de Úbeda y Señor de la villa del Mármol desde 1575, asumió los patronatos instituidos por la familia, que fueron agregando sucesivos bienes con el tiempo hasta dotar al mayorazgo de cuantiosas posesiones en términos de Úbeda, Baeza y El Mármol. Su hijo, Luis de Molina y Salazar, desempeñaría, como sus antecesores, la Secretaría de Cámara real, bajo el reinado de Felipe III. A raíz del casamiento de su hija, Mª Luisa de Salazar y Enríquez de Navarra, con Pedro Álvarez de Toledo y Leiva, la familia entroncaría con el Marquesado de Mancera. El hijo de ambos, Antonio Sebastián de Toledo, Marqués de Mancera, entraría muy joven al servicio de la Corte, llegando a ser Virrey primero de Nueva España y después de Perú, y finalmente Presidente del Consejo de Italia con Felipe V.

Doña Ana Enriquez de Navarra , hermana del señor 
de Ablitas y esposa de Luis de Molina y Salazar, se- 
ñor del Mármol y Secretario de Estado de D. Felipe II, 
padres de 

Doña María de Salazar y Navarra, señora de la villa 
del Mármol, segunda mujer de D. Pedro de Toledo y 
Leiva, primer Marqués de Mancera y Virey del Perú.



El Marquesado de Mancera es un título nobiliario español, creado el 17 de julio de 1623 por el rey Felipe IV de España a favor de Pedro Álvarez de Toledo y Leiva, VI señor de Mancera y futuro virrey del Perú.

Pedro Álvarez de Toledo y Leiva era hijo de Luis de Toledo, III señor de Mancera, y de su segunda mujer, Isabel de Leiva.

Su denominación hace referencia al señorío familiar de Mancera, que fue iniciado por Pedro Álvarez de Toledo y Enríquez, I señor de Mancera, Salmoral, Narros del Castillo, San Miguel de Serrezuela, Montalbo y Gallegos de Solmirón (denominadas las Cinco Villas y pertenecientes a la diócesis de Ávila) -el octavo hijo del I duque de Alba de Tormes, García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo- que se casó con Leonor de Ayala, hija de Pedro López de Ayala, comendador de Mora, y de su prima y mujer María Dávalos; hoy dividido en Mancera de Arriba (Ávila) y Mancera de Abajo (Salamanca).

Leonor de Ayala Castañeda, que contrajo matrimonio en Toledo con Diego López Dávalos, Señor de Arenas, el Colmenar, Adrada, Castildebayuela, Candeleda, La Puebla, Alija y la hacienda de Talavera (hijo segundo de Rui López Dávalos, Condestable de Castilla, primer Conde de Rivadeo, gran valido de Don Enrique III de Castilla, y de su mujer María de Fontecha). Padres de, 

Pedro López de Ayala Dávalos, Comendador de Mora en la Orden de Santiago y Trece de la misma. Casó con su prima María Dávalos (hija de Rodrigo Dávalos). 

El parador de Ubeda tiene el nombre de Condestable Dávalos. Los Dávalos emparentan con los que son propietarios de la Casa de las Cadenas.

El palacio de los Marqueses de Mancera, se ubica en el actual Mancera de Abajo.

También hace referencia a la Isla Mancera, donde Pedro Álvarez de Toledo y Leiva, siendo virrey del Perú, mandó fortificar la isla, a la que dio por nombre, Isla Mancera, pasando a formar parte del sistema defensivo integrado en Valdivia, poblándola inmediatamente con castellanos.


La Grandeza de España fue concedida por el rey Carlos II de España primeramente a título personal a favor de Antonio Sebastián Álvarez de Toledo y Salazar, II marqués de Mancera y exVirrey de Nueva España, el 17 de febrero de 1687; monarca que la otorgó con carácter perpetuo, al marquesado, el 5 de octubre de 1692.






Durante un tiempo este palacio fue convento de Dominicas.

Vázquez de Molina al no tener descendencia de sus dos esposas decidió fundar en este palacio un convento, recayendo para tal fin en la rama femenina de la Orden de Santo Domingo (Dominicas). Tras ser suprimido el convento en el siglo XIX, el conjunto del edificio fue adquirido para instalar en él la actual sede del Ayuntamiento de la ciudad.