martes, 3 de julio de 2018

Iglesia Rusa Ortodoxa de Shipka,



La iglesia está consagrada al Nacimiento de Jesús.


El Monasterio de SHIPKA fue construido en 1902 para conmemorar y ensalzar la hazaña de los soldados rusos y los voluntários búlgaros que perdieron la vida en la Guerra Ruso-Turca donde Bulgaria se liberó del Imperio Otomano.

El emplazamiento de este monasterio se encuentra cerca del Paso de Shipka, en los Balcanes centrales, donde se libró uno de los episodios decisivos de esta guerra.

La Iglesia, reproduce el estilo de la arquitectura religiosa rusa del S.XVII. 


El templo tiene planta cuadrada cruciforme, con bóveda en el centro y tres ábsides. La entrada principal, en la fachada occidental, consta de tres arcos. Junto a esta fachada está adosado el majestuoso campanario de 53 m. de alto. Para fundir las 17 campanas que lo componen, se emplearon 30 toneladas de cascos de los proyectiles que fueron disparados durante la batalla.


El iconostasio, un tabique que aisla el altar del resto de la iglesia, está tallado en madera de tilo a la que se aplicó pan de oro. Las paredes están cubiertas de pinturas con escenas del Viejo y Nuevo Testamento y también con composiciones que reflejan la historia de Bulgaria y Rusia. 

En la cripta reposan, en 17 sarcófagos, los restos de los caidos en la guerra.
En 1970 el Monasterio de Shipka fue declarado Monumento Histórico Nacional.