viernes, 31 de marzo de 2017

Los Cabeza de Vaca y los Sotomayor

A lo largo del siglo XV miembros del linaje aragonés Vaca (o Cabeza de Vaca) se asientan  en tierras de Alcaraz. Aquí casan con los Sotomayor.

Leonor Cabeza de Vaca casa con el alcaraceño Luis Méndez de Sotomayor de los señoresde El Carpio, Córdoba. De los cuartos señores de El Carpio

La rama alcaraceña de los Sotomayor procedía del matrimonio contraído por la alcaraceña Catalina Sánchez de Villodre y Luis Méndez de Sotomayor,  IV señor de El Carpio. El hijo mayor de ambos fue Garcí Méndez de Sotomayor, 1391-1439, apodado Garcí Madruga por los rebatos que daba al amanecer a los moros.

Alcaide y alguacil mayor de Carmona, heredó de su padre el señorío de El Carpio y de la familia materna, los Villodre,  la aldea y salinas de Pinilla en Albacete.


 Pinilla, señorío de Garcí Ferrández de Villodre, un hombre de confianza de don Pedro el Cruel, sería confiscada tras el triunfo de Enrique de Trastámara , aunque luego volvió a su hija y su yerno —Elvira Sánchez de Villodre y Enrique Cribel, que fundaron los dos conventos dominicos de Alcaraz- y más tarde pasó a un sobrino de éstos, Garcí Méndez de Sotomayor, importante caudillo en las guerras fronterizas del reino de Granada, y de éste a su hijo.


Pinilla una "villa", posesión del caballero Rodrigo Álvarez de Varea, fue confiscada a éste y vendida en subasta en Alcaraz por orden de don Pedro el Cruel en 1355. La compró en 1356 Elvira Sánchez, la mujer de Hernán Sánchez Manuel, hijo de un bastardo del señor de Villena, cuya hija y heredera, doña Inés, se casó con Garcí Ferrández de Villodre (aunque probablemente fuera una donación a favor de este último, siempre fiel al monarca, de bienes expropiados a personas tenidas por rebeldes, como Pedro Carrillo, de cuyas propiedades en Cazorla también le hizo entrega en ese mismo año). 

Ferrández de Villodre, mayordomo del infante don Sancho y su gobernador del señorío de Villena, fue leal a don Pedro, hasta el mismo momento de su muerte en Montiel en 1369 (batalla en que Garcí caería prisionero). Aunque fue perdonado en un primer momento por Enrique II (su esposa doña Juana era también Manuel), volvió a luchar muy pronto contra él.  Declarado proscrito, le serían secuestrados sus bienes, aunque en 1383 Juan 1 ordenó compensar a la viuda por lo que había perdido en las salinas de Pinilla.

Hijo de Garcí Méndez Madruga, es un Luis Méndez de Sotomayor vivió en Alcaraz en donde heredó tierras de su padre. Tuvo un hijo ilegítimo llamado Garcí Méndez, y además casó con Marina de Solier (hija del alcaide de Los Donceles), en la que engendró a un Garcí Méndez de Sotomayor (que murió antes que su propio padre), a María de Sotomayor y antes a Beatriz, la hija mayor, que fue quien heredó los señoríos de El Carpio, Jódar, Morente, Pinilla... 

Beatriz de Sotomayor casa con Diego López de Haro, hizo testamento el 21 de agosto de 1495, aunque no falleció hasta 1528. Sus hijos fueron Diego de Haro y Luis Méndez de Haro, primer marqués de El Carpio. Los Haro estan presentes en las tierras de Cuenca como se ve en algunos pueblos que se llmada de Haro.

 Diego López de Haro había recibido en octubre de 1468 la merced de unas minas de alumbre en tierra de Alcaraz. No sería extraño que, aprovechando el negocio y visitando la zona, entrara en contacto con los Sotomayor y así se fraguara el matrimonio con doña Beatriz, que para don Diego constituía unas segundas nupcias. La concesión de los alumbres alcaraceños a López de Haro se realizaba a instancias de su primo Juan Pacheco, maestre de Santiago, pero también por indudable instigación de Juan Alfonso de Haro, a la sazón alcaide de Alcaraz por Pacheco en 1451. La concesión quizá nunca se hizo efectiva, aunque demuestra el afán de los Pacheco por asegurar la presencia de una familia bien afín en la ciudad de Alcaraz, con la que además estaba emparentada

 Los hijos de Garcí Madruga  son Luis, Gómez, Lorenzo, Catalina, Teresa y María.

 De Gómez de Sotomayor se ha dicho que pudo haber sido comendador santiaguista de Caravaca hacia 1388, aunque hay dudas más que razonables para afirmarlo. 

Lorenzo casó con Mencía Fernández y tuvieron una hija, que tomó los hábitos de monja

 Catalina casó con Diego Fernández de Córdoba, alcaide de Los Donceles, de Lucena, Espejo y Chillón, y alumbró tres hijos varones y tres féminas. 

 De Teresa de Sotomayor y de su hermana María  nada sabemos 

Los hermanos de Garcí Madruga fueron Gómez, Alfonso, María y Guiomar, quienes en 1395 aún eran menores de edad (por debajo de los veinticinco años) y residían en Alcaraz. 

Gómez era el siguiente varón. 

Alfonso Méndez de Sotomayor, murió sin sucesión. 

Guiomar casó con Pedro Carrillo de Huete, señor de Priego y célebre halconero de Juan II, sobre cuyo reinado confeccionó su no menos famosa crónica. Tuvieron dos hijas, Teresa y Guiomar. 

María Méndez de Sotomayor (o Méndez de Haro) falleció en Alcaraz antes que Garcí, 

Gómez Méndez de Sotomayor, segundo hijo del IV señor de El Carpio, “hizo su assiento, casa y mayorazgo en Alcaraz con los heredamientos que su padre (...) le dexó”, 

Gómez Méndez tuvo entre sus hijos a Luis Méndez de Sotomayor, quien casó con Leonor Cabeza de Vaca, hermana y heredera de Juan Fernández Cabeza de Vaca, señor de Melgar de Suso (e hijos ambos de Diego Núñez Cabeza de Vaca –también señor de Melgar– y de doña María Carrillo).

Leonor era hermana de Pero Vaca.

De este matrimonio surgirá la Casa de Vaca Sotomayor 

Cuatro fueron los hijos de Luis y Leonor: Pedro, Diego, Gómez y Alfonso. Los tres últimos mueren sin dejar hijos. 

Pedro Vaca de Sotomayor, que sucedió a la cabeza de la Casa familiar. Pedro Vaca de Sotomayor –hijo de Luis, nieto de Gómez y bisnieto de Luis– recibió este nombre por su citado tío materno mosén Pero Vaca (o Núñez Vaca, o Núñez Cabeza de Vaca). 

Su continua asistencia al Consejo de Juan II de Aragón le valió que el rey le reconociera en 1460 la categoría de rico hombre “y le declaró por tal (...) no solo a el, pero a todos sus decendientes y a su sucession por todas partes con que decendiese por linea derecha y legitima”. Seguramente desde entonces ya generalizaría el distinguido título “mosén” (aunque éste no sea rasgo exclusivo de nobleza). Este ascenso social lo complementó Vaca con su adquisición del señorío de Calanda y Foz-Calanda a la Orden de Calatrava. Esta doble vía al encumbramiento (ennoblecimiento, compra de señorío) se encaminaba también a ganar consideración y disimular unos vergonzantes orígenes, pues sabido es que el Libro Verde de Aragón revelaba el ascendiente judaico de su clan.

INSTITUTO DE ESTUDIOS ALBACETENSES “DON JUAN MANUEL” • ALBACETE • PEDRO VACA DE SOTOMAYOR, UN MAESTRESALA EN LA BATALLA DE TORO