viernes, 7 de mayo de 2021

Pero Niño, General de la Armada de Castilla.

Torre de Pero Niño, Casa fuerte de Pero Niño

Torre y Casa fuerte de Pero Niño. Torre de la Aguilera.

En Llano, San Felices de Buelna, Cantabria.

Esta torre-cubo fue construida a finales del siglo XIV, en estilo gótico.

Su constructor no fue Pero Niño, sino su hermano, Alfonso Niño, merino mayor de Valladolid.

Luego pasó en herencia a Pero Niño y, a la muerte de éste, hubo un litigio entre María, hija de Pero Niño y un sobrino del almirante-hijo de su hermano Alfonso-, por la propiedad de la torre.

 


https://investigadoresrb.patrimonionacional.es/node/7260

1466 Testamento de Alfonso Niño merino mayor de Valladolid

Pero Niño (Valladolid o alrededores, 1378 – Cigales, Valladolid, 1453), I señor de Cigales y de Valverde de Campos en Valladolid, I conde de Buelna, Cantabria.

General de la Armada de Castilla, merino mayor de Valladolid, célebre justador y lidiador. Fue un destacado militar, marino y corsario castellano al servicio del rey Enrique III el Doliente.

Su padre Juan Niño, de ilustre familia venida a menos por haber sido fiel a Pedro I, escudero en la Casa del Rey, había casado con Inés Laso de la Vega, señora del Valle de Buelna, Cantabria, y tía de Leonor Laso de la Vega, madre del marqués de Santillana.

Marido de Jean de Bellengues, Constanza Vélez de Guevara Fernández y Beatriz de Portugal y Juana de Zúñiga de los condes de Nieva

Padre de Rodrigo Niño; Constanza Niño de Guevara; Juan Niño; Pedro Niño Vélez de Guevara; María Niño de Portugal y de Leonor Niño de Portugal, VIII señora de Valverde y que casa con Diego López de Zúñiga, I conde de Nieva.

Don Diego López de Zúñiga, primer conde de Nieva, casó con Doña Leonor Niño de Portugal, de cuyo matrimonio nació Don Pedro López de Zúñiga, segundo conde de Nieva. Don Pedro casó con Doña Blanca de Herrera, de cuyo matrimonio nació Doña Francisca de Zúñiga, tercera condesa de Nievas, la cual casó con Don Antonio de Velasco. Don Antonio y Doña Francisca tuvieron entre otros hijos a Don diego de Velasco y Zúñiga, cuarto conde de Nieva, de quien fueron hijos Don Antonio, quinto conde de Nieva ,y Doña Blanca de Velasco y Zúñiga, que casó con Don Álvaro de Zúñiga, segundo marqués de Villamanrique. Don Antonio, quinto conde de Nieva, no dejó sucesión masculina, por lo cual el condado de Nieva pasó de Doña Mariana, sexta condesa, sin sucesión, a su hermana Doña Francisca, séptima condesa la cual casó con Don Luis de Ulloa, tercer marqués de la Mota. 

Título concedido en 1466 a Don Diego López de Zúñiga, Señor de Clavijo, nieto de los Señores de Béjar e hijo de Iñigo López de Zúñiga y de Juana de Navarra, II Señor de Nieva y Mariscal de Navarra.


Por el matrimonio de la X Condesa, Maríana Tomasa de Ulloa Zúñiga y Velasco, con Diego de Cárdenas Herrera, Conde de la Puebla del Maestre, se unirá a la casa de esté último.


Por el matrimonio del XIV conde, se unen a la Casa de Astorga y de ella a la de Altamira.








Torre solar del Almirante Pero Niño, conde de Buelna, ilustre marino montañés que en 1405 armó en Santander una flota de naos y galeras con la cual extendió el poder naval castellano por las costas atlánticas de Europa.

Se trata de una torre de planta rectangular y tres alturas. La planta baja sería de 4,50 metros de alto; la segunda, o planta noble en la que tendría sus estancias el señor, mediría 4,30 metros; la última planta sería de menor altura, unos 2,70 metros.

Está construida en piedra de mampostería, reservándose la sillería para los esquinales y los vanos. Los muros alcanzan un grosor de 90 centímetros, si bien en la última planta son más delgados. Es muy ancha: mide 14 metros de largo por 9 de ancho y la altura llega en torno a los 11,50 metros, que es aproximadamente lo que debió medir en la Baja Edad Media.

La fachada principal es la oriental, en la que la puerta de acceso está bajo un arco apuntado y con grandes dovelas. El resto de los vanos son también apuntados, excepto los dos que aparecen en el tercer piso de las fachadas oriental y meridional, que son de medio punto.

Estos grandes vanos serían puertas para pasar a los cadalsos, galería de madera que estaban en la parte superior de las torres medievales a modo de defensa. En la torre de Pero Niño aún pueden verse los puntos de apoyo de estas estructuras a la altura del tercer piso.  Actualmente es un museo que recrea la vida y la época de Pero Niño.

El Condado de Buelna es un título nobiliario español creado el 30 de mayo de 1431 por el rey Juan II de Castilla a favor de Pero Niño, I Señor de Cigales, merino mayor de Valladolid, ayo de Enrique II de Castilla.

Este Título fue rehabilitado en 1928 por el rey Alfonso XIII a favor de Mariano del Prado y O'Neill.

Su denominación hace referencia a Los Corrales de Buelna en Cantabria.



https://investigadoresrb.patrimonionacional.es/node/7293


https://www.academia.edu/12304202/El_caballero_en_el_mar_don_Pero_Ni%C3%B1o_conde_de_Buelna_entre_el_Mediterr%C3%A1neo_y_el_Atl%C3%A1ntico

jueves, 6 de mayo de 2021

Molinos de La Losa y La Losilla


 https://www.elpicazo.net/wp-content/uploads/libros/23-LOS-MOLINOS.pdf

https://www.chj.es/es-es/ciudadano/libros/Captulos/Regad%C3%ADos%20tradicionales,%20patrimonio%20y%20paisaje%20en%20el%20Alto%20J%C3%BAcar%20conquense/09_Inventario.pdf






Carta de privilegio de la fundación del mayorazgo Castillo Hinestrosa Portocarrero en 1554. Valladolid 10 Julio de 1554.

Otorgado por Fernando Castillo Hinestrosa de Toledo y por su mujer Elvira Portocarrero.

https://alariberadelvaldemembra.blogspot.com/2021/05/carta-privilegio-fundacion-de-mayorazgo.html

Institución de mayorazgo con facultad de su majestad, que otorgaron los muy magníficos señores Don Fernando Castillo Hinestrosa de Toledo y Doña Elvira Portocarrero su mujer, señores de la villa de Valera de Yuso, en los muy magníficos señores Don Melchor Carrillo de Alarcón y Doña María Castillo su mujer, y única hija de los dichos señores Don Fernando Castillo Hinestrosa y Doña Elvira Portocarrero.

En el nombre de dios padre e hijo y espíritu santo, tres personas y un sólo dios verdadero, sepan cuantos esta carta de institución de mayorazgo viere como nos Fernando Castillo de Hinestrosa y de Toledo y Doña Elvira Puertocarrero su mujer, señores de la villa de Valera de Yuso, vecinos de la villa de San Clemente. Con licencia y autoridad y expreso consentimiento que yo la dicha Doña Elvira Portocarrero pido y demando a vos el dicho Fernando Castillo de Hinestrosa, mi señor y marido para hacer y otorgar lo que será contenido en esta carta y mayorazgo se contiene, y obligar mi persona, bienes y dote, arras y ajuar, lo que pido y demando de la mejor vía y forma que de derecho ha lugar. Yo el dicho Fernando Castillo de Hinestrosa otorgo y conozco que doy y otorgo la dicha licencia y expreso consentimiento a vos la dicha Doña Elvira Puertocarrero mi mujer, según que por vos y mejor ha lugar de derecho, para su validación y firmeza de este mayorazgo.

Decimos que por cuanto nuestro señor ha sido servido de darnos algunos bienes raíces temporales, los cuales para que duren al pago de Dios en nuestros sucesores, es necesario ordenar y proveer como están vinculados. Y vengan con la dicha carga y vínculo a poder de Doña María del Castillo de Hinestrosa Puertocarrero, nuestra hija legítima sucesora de nuestra hacienda libremente si no la vinculamos. Y porque nuestro nombre y mención y de la muy magnífica señora Doña Elvira de Hinestrosa de quien hubimos la dicha villa de Valera para siempre jamás. María de Hinestrosa Puertocarrero nuestra hija, mujer al presente es del señor Melchor Carrillo de Alarcón, vecino y regidor de la ciudad de Cuenca, y que sus hijos y descendientes y de las demás personas que nombraremos continuando el mayorazgo usando de la facultad real que de su majestad para esto tenemos, sellada con su real sello y firmada del príncipe nuestro señor de su nombre, o por su majestad del presente que estos reinos rige y gobierna, que en tenor de dicha licencia de facultad de su majestad es la que sigue:

Don Carlos por la divina clemencia emperador de los romanos, augusto rey de Alemania, Doña Juana su madre, y el mismo Don Carlos por la misma gracia, reyes de Castilla, León, Aragón, dos Sicilias, Jerusalén, Navarra, Granada, Toledo, Valencia, Galicia, Mallorca, Sevilla, Cerdeña, Córdoba, Córcega, Murcia, Jaén, Los Algarves, Algeciras, Gibraltar, Islas Canarias, Indias, Islas y Tierra firme del mar océano, condes de Barcelona, señores de Vizcaya y de Molina, duque de Atenas, condes de Rosellón y Borgoña....

Por cuanto por parte de vos Fernando de Castillo y de Toledo y Doña Elvira Puertocarrero vuestra mujer, vecinos de la villa de San Clemente, nos ha sido hecha relación que vosotros tenéis al presente vasallos y otros bienes muebles raíces y semovientes, maravedíes de juro, rentas y otros heredamientos.

Y que de ellos y de los de aquí en adelante más tuvieseis y a quien quisieren, y de la parte de los que quisiereis y por bien tuvieseis, hacer e instituir mayorazgo en Doña María del Castillo vuestra hija y sus descendientes, o cualquier otra persona quisiereis, damos escritura y facultad para ello.

Porque de vuestras personas y casa quede memoria, tuvimos por bien y por la presente de nuestro propio motivo, queremos usar y usaremos como reyes y señores naturales, damos licencia a los dichos Fernando del Castillo y Toledo y Dª Elvira Puertocarrero vuestra mujer, para que los dichos vuestros vasallos y otros bienes muebles, raíces y semovientes, maravedíes de juro, rentas y heredamientos que al presente tenéis, y de los que de aquí en adelante más tuvieseis, y aunque perdieseis parte de ellos, podáis hacer e instituir dicho mayorazgo.

Y al tiempo de vuestro fin y muerte por vuestro testamento y postrimera voluntad, o por vía de donación entre vivos, o por causa de muerte, o por otra manda e instrucción que quisieseis, o cualquier disposición, dejar y traspasar los dichos bienes por vía de título de mayorazgo en Doña María del Castillo vuestra hija y descendientes, y en otra cualquier persona que quisieseis, según y cómo por la disposición de vuestro testamento y mandas ordenareis y dispusieseis con los vínculos, firmezas, reglas, modo, restituciones, estatutos y otras cosas que vosotros quisieseis poner en el mayorazgo.

Y según por vosotros fuese mandado, ordenado, establecido de cualquier manera, vigor y efecto para que dichos bienes sean tenidos de mayorazgo, inalienable e indivisible. Y por causa alguna se pueda vender, dar, donar, cambiar ni enajenar por la dicha Doña María del Castillo, vuestra hija, ni por sus descendientes, ni persona en quien quisieseis instituir el dicho mayorazgo.

Y por virtud de esta nuestra carta de licencia que os damos de aquí en adelante y por siempre jamás, de manera que la dicha Doña María del Castillo o quien sucediese el mayorazgo, lo damos y aprobamos y damos por verdadero, damos confirmación y corroboramos esta carta. Si alguno cometiese delito de herejía o pecado abominable contra natura, mandamos que los hayan perdido.

Y por esta nuestra carta encargamos al serenísimo príncipe Don Felipe nuestro, muy caro y querido, y mandamos a los infantes, perlados, duques, marqueses, condes, ricos hombres, maestres de órdenes, priores, comendadores y subcomendadores, alcaldes de los castillos y casas fuertes, al concejo, presidentes y oidores de nuestra audiencia, alcaldes, alguaciles de nuestra casa y corte y chancillerías, y a otros gobernantes, cumplan y hagan cumplir el poder que ordenamos y esta carta contiene.

Con virtud de su majestad otorgamos mayorazgo en los bienes siguientes:

 La villa de Valera de Yuso, con todos sus términos, con sus dehesas, ejidos, montes, prados, aguas estantes y morantes, fuentes, con todos los molinos, heredamientos, viñas, casas, solares, mesón, batanes, censos, derechos de gallinas, con todos los otros pechos, derechos, rentas y bienes que dejó la señora Doña Elvira de Hinestrosa tenía. Así mismo todos los dineros que tenemos al presente y pagados, por redimir y haber, para nosotros de la dicha villa de Valera, en cumplimiento del testamento de la dicha señora Doña Elvira de Hinestrosa, cuya fue la villa, según ella la tuvo, poseyó y gozo como señora de ella.

Los molinos de La Losa que son 8 ruedas, con todo su heredamiento y término redondo, prados, ejidos, aguas corrientes de dentro de dicho término redondo. Con sus diezmos y premisas, como al presente lo tenemos y llevamos, y los han tenido y llevado los padres, abuelos y antecesores de mi el dicho Fernando el Castillo Hinestrosa. Que están en la mediación de la villa de San Clemente y de la villa de Alarcón. Que tiene por linderos por la parte de abajo la peña Godra que linda con los molinos de Alonso Pacheco, donde se juntan las peñas de un cabo y de otro. Y desde ahí sube hasta los alcores más altos que vierten al río por sus mojones. Y desde allí va por los dichos alcores hasta estar en término de la villa de Alarcón, donde está una rubiariza y unas peñas, y desde ahí baja al río de la parte de arriba hasta un mojón que está puesto junto al puente de Villara. Con sus casas principales y de renteros que está junto al dicho molino. Un palomar de calicanto comenzado, todo dentro del término redondo que allí tengo. 

Otras 4 ruedas de molino junto a la presa, de la otra parte del río, y una dehesa de herbaje que al presente está arrendada en 14.000 maravedíes y 2 cabritos cada año, que está dentro del término de la villa de Alarcón.

Heredamiento que dicen de la casa de Ávila que compramos de Bartolomé Sánchez, heredamientos, huerta, viña, arboles, casa, palomar que está en término villa Alarcón y a linde con la dehesa.

Casa principales en la villa de San Clemente en la calle principal que viene de San Cristóbal a la plaza, linderos Diego de Haro en la parte hacia la plaza y de las otras partes calles públicas.

La villa de Valera con su jurisdicción civil y criminal, alta y baja con sus términos, molinos, batanes, heredamientos de pan, viñas, huertas, casas fuertes como llanas, que yo Fernando Castillo las tuve de Doña Elvira Hinestrosa.

Dichos bienes sean indivisibles de mayorazgo y los tengan las personas que nosotros llamamos, con calidad que no puedan caer ni estar en señorío ni posesión de otras personas.

Si acaso lo que Dios no quiera por intrigación del diablo o fragilidad humana, algunos de los sucesores cometiesen delitos, por el cual hubiese confiscación de sus bienes, no pueda esa pena cumplirse en estos bienes.

Queremos que el poseedor de los bienes se llame de Hinestrosa, juntamente con los otros nombres que quisiese poner, conforme al testamento de Doña Elvira de Hinestrosa:

Llamamos por 1º sucesor después de nuestros días a Doña María Castillo de Hinestrosa, nuestra hija, mujer al presente de dicho señor Melchor Carrillo de Alarcón.

Si muere doña María queremos que los goce don Melchor. Después de muerto Don Melchor el hijo mayor de ambos y sus descendientes, prefiriendo la línea masculina a la femenina.

Si la dicha Doña María muriese sin hijos legítimos, que suceda la hija mayor de dicha Doña María y sus descendientes hembras. Si la hija mayor muriese sin descendientes legítimos suceda la otra hija y los suyos.

A falta de estos descendientes de nuestra hija, sucedan las hijas del dicho Don Melchor Carrillo, así las que hoy día tiene se sus mujeres pasadas como las que tuviese en adelante.

Si faltan todas las líneas y descendientes, sea el pariente más próximo al último poseedor que sea del linaje del Castillo. El cual se Don Alonso del Castillo, mi hermano y sucesores.

Si faltase sea Don Francisco del Castillo, mi hermano y sus descendientes.

Si faltase los sucesores de doña Juana, mi hermana y sus descendientes.

Faltando éstos los descendientes del señor Juan de Sandoval, hermano de García de Sandoval, señor de La Ventosa, y en su defecto los descendientes de García de Sandoval.

Otorgado en la villa de Valera de Yuso 17 Noviembre 1559.

Testigos

Don Juan de Alarcón, Alonso Alvarez de Ayala vecinos y regidores de la ciudad de Cuenca.

El Licenciado Juan Melgarejo vecino Castillo Garcimuñoz.

Francisco de Monforte y Cristóbal de Párraga, vecinos de la villa de Valera.

Melchor de Chinchilla y Francisco de Huerta, vecinos de San Clemente y estantes en Valera.

Pedro Montejano, escribano de sus majestades de la dicha villa de Valera.

 


miércoles, 5 de mayo de 2021

La Puerta del Sol. Madrid


 Café de Correos en el recuadro rojo.



Correos, frente a este edificio el Café de Correos, y a su derecha la manzana donde se encontraba el llamado Callejón de la Duda y una mancebía. 

https://www.revivemadrid.com/lugares-de-la-memoria/la-mallorquina-mancebia#:~:text=la%20manceb%C3%ADa%20de%20%E2%80%9Clas%20soleras%E2%80%9D&text=Las%20mujeres%20que%20trabajaban%20en,se%20ejerc%C3%ADa%20como%20oficio%20remunerado.

En esta misma manzana que situaba la casa del conde de Villamediana.

Ahora se localiza la popular pastelería La Mallorquina.

Entre la calle del Arenal y la calle Mayor.

http://palomatorrijos.blogspot.com/2009/05/fue-en-madrid-la-casa-del-conde-de_15.html


Entre 1857 y 1862, Lucio del ValleJuan Rivera y José Morer llevan a cabo la reforma de la plaza, dándole su fisonomía actual. 

Para ello mantienen la alineación de la Casa de Correos en uno de los lados y construyen edificios de viviendas con fachadas uniformes definiendo un espacio de forma semicircular.

Puerta del Sol 1904


Café de Correos

En la manzana de casas comprendida entre las calles del Arenal y Preciados, que en medio alojaba a la diminuta calle de los Cofreros, frente a la puerta principal de la Casa de Correos, se inauguró el café de Correos en el año 1830.

Durante la década de los años cuarenta del siglo XIX, fue propiedad de Isidro Miranda, dueño también de una empresa de diligencias con servicio al municipio de El Escorial, entre otros lugares, y que en este café se vendían los billetes para los viajes de esa compañía.

En el Café de Correos se reunía la Comisión de propietarios de las casas de la Puerta del Sol y calles adyacentes afectadas por la reforma que se llevaría a cabo.

En 1847 Miranda abrió un nuevo y afamado café, que también sería fonda, denominado café Miranda, en el pueblo de San Lorenzo de El Escorial (Madrid). Hoy el lugar existe (calle Floridablanca número 20, frente al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial) con la denominación de Hotel Miranda & Suizo y, en su cafetería, se pueden seguir tomando sus famosos picatostes con Chocolate.

El café de Madrid desapareció bajo la piqueta que demolió la casa número 22 y las circundantes, llevándose consigo el famoso taller de “Litografía de los Mineros” de la calle de Preciados, esquina con la Puerta del Sol o la “Botica del señor Lletget”, que tenía fachada por la calle del Arenal.

 


En la actualidad se llama Arco de Cofreros al acceso desde a Plaza Mayor a la Calle de Toledo.

cofreros, artesanos que trabajaban el hierro y la madera. 

Los soportales del principio de la calle de Toledo estaban reservados al gremio de los cofreros, artesanos que trabajaban el hierro y la madera y se dedicaban a realizar cofres, baúles y arcones con sus correspondientes refuerzos y cierres metálicos. También cierres protectores de tiendas y cajas de madera de todas formas y tamaños para el transporte de mercancías.

lunes, 3 de mayo de 2021

Pedro Carrillo de Huete. El Halconero. El Archivo de los condes de Priego

 

La familia Carrillo ostenta el Señorío de la villa de Priego [Cuenca] por privilegio de Fernando IV de 1298. 

Las propiedades y los derechos del Señorío de Priego fueron vinculadas en mayorazgo por Juan Alfonso Ruiz Carrillo en 1399. 

Reciben el título de Condes de Priego en 1465 por Enrique IV de Castilla a Diego Hurtado de Mendoza, marido de Teresa Carrillo, VI señora de la villa de Priego. 

La alianza matrimonial de los Carrillo con la familia Mendoza a través del matrimonio entre Teresa Carrillo, VI señora de Priego y Diego Hurtado de Mendoza, extiende el patrimonio y su dominio señorial, por tierras de Guadalajara y Molina de Aragón. 

En 1621, el matrimonio de la XI condesa de Priego, Antonia Carrillo de Mendoza y Zapata, con Rafael Garcés de Marcilla, se integran los títulos y propiedades de las familias Garcés de Marcilla, y de los Fernández de Heredia. 

A mediados del siglo XVII, el matrimonio, entre la XIV condesa de Priego, María Sidonia Garcés de Marcilla, con Francisco Fernández de Córdoba, supone otro cambio del apellido de la rama principal, por el de Fernández de Córdoba Carrillo de Mendoza. 

A principios del siglo XIX la Casa de Priego recae en la Casa de los Coppola, familia de origen napolitano, tras el pleito de tenuta sostenido tras la muerte de la XVI condesa de Priego

Señores de Priego

Alfonso Ruiz Carrillo, I señor de Priego por privilegio otorgado por el rey Fernando IV en 1298.Hijo de Garci Gómez Carrillo, "el de los Garfios", señor de Mazuelo, y de Urraca Alonso hija, a su vez, del infante don Alfonso de Molina, que recibe en dote la aldea de Priego y otros heredamientos en el obispado de Cuenca y en tierra de Molina.

Juan Alfonso Carrillo, II señor de Priego, hijo del anterior, fundó mayorazgo el 19 de junio de 1341 a favor de su hijo primogénito, Juan Ruiz Carrillo, con la aprobación del rey Alfonso XI, en el que vinculó el señorío, propiedades y otros derechos concedidos.

Juan Ruiz Carrillo, III señor de Priego, hijo del anterior, casado con Isabel Fernández Calvillo, hija y heredera del I señor de Cotillas desde 1318, Torres de Cotillas, en Murcia.

Fernán Carrillo, IV señor de Priego, hijo del anterior, casado con Teresa García de Meneses, fue señor de Cotillas, I señor de Cañaveras, y montero mayor del rey.



Pedro Carrillo, también llamado Pedro Carrillo de Huete, V señor de Priego, hijo primogénito del anterior fue halconero mayor del Juan II de Castilla. Contrajo matrimonio con Guiomar de Sotomayor, hija de Luis Méndez de Sotomayor, señor del Carpio, ricohombre, y de Catalina Sánchez Villodre. Otorgó testamento el 20 de abril de 1448.

Teresa Carrillo, VI señora de Priego, de Escavas y de Cañaveras. Su padre entabló conversaciones en marzo de 1408 con Íñigo López de Mendoza –hijo segundo de Pedro González de Mendoza y Aldonza de Ayala– para tratar el matrimonio de su hija Teresa con Diego Hurtado de Mendoza, su hijo y de su esposa Inés Manuel. Fue el primer conde de Priego.

El río Escabas es un corto río de la parte centrooriental de España, un afluente del río Guadiela situado en el norte de la provincia de Cuenca, en plena serranía. Tiene una longitud de 60 km y drena una pequeña cuenca de 706 km².

El río Escabas nace en la cañada del Mostajo a 1.500 metros de altitud, en las inmediaciones de la sierra de Tragacete, cercano a los nacimientos de los ríos Cuervo (otro afluente del Guadiela) y Júcar (un río de la cuenca mediterránea), y recorre tres comarcas conquenses, la Serranía Alta, el Campichuelo y la Alcarria, para desembocar en un recorrido de 60 kilómetros en el río Guadiela, poco antes de la cola del embalse de Buendía, en el pueblo conquense de Albendea. Su cuenca tiene una superficie de 706 km² de los que 345 km² son propios del Escabas y otros 361 km² son del río Trabaque, principal afluente del Escabas que desemboca en éste cerca de la desembocadura en el Guadiela, junto a Vega Cesma.

Aunque todos los ríos de la sierra conquense son de aguas limpias y transparentes, las del Escabas, que en su discurrir forma un valle de singular belleza, destacan entre todas, al ser especialmente cristalinas.

El río atraviesa cinco municipios, Las Majadas, Poyatos, Fuertescusa, Cañamares y Priego. Es un río que aporta unos recursos hídricos irregulares aunque generalmente abundantes y continuos durante el año hidrológico. El río Escabas forma parte de la cuenca hidrográfica del Tajo..

Priego, C. 3, D. 64. Consentimiento para construir dos puentes 1385 02 26. Huete.

La villa de Huete otorga consentimiento a Fernán Carrillo para construir dos puentes, uno sobre el río Guadiela, y otro sobre el río Escavas. Es un traslado sacado a petición de Guiomar Sotomayor, mujer de Pedro Carrillo de Huete, de 1440.

file:///C:/Users/ptorr/Desktop/Inventario_del_Archivo_de_los_Condes_de_Priego.pdf

Priego, C. 1, D. 19.

Juan II confirma el mayorazgo de Priego 1425. Privilegio de Juan II de Castilla en el que confirma un albalá de 1422, que también confirmaba a Pedro Carrillo, su Halconero Mayor, el mayorazgo de Priego, Casa fuerte de Priego, sus alquerías y el lugar de Cañaveras. - Original. - Papel. Firma autógrafa del Rey.

Priego,C.1,D.4-6

Privilegio de Alfonso XI de Castilla, en que confirma a Juan Alfonso Ruiz Carrillo el privilegio otorgado por Fernando IV a su padre Alfonso Ruiz Carrillo, en el que se hace merced de los pechos y derechos de la villa de Priego. 1329. 

Priego, C. 1, D. 7 

Fundación de mayorazgo de Juan Alfonso Ruiz Carrillo. 1339 06 19. Alcalá la Real. Fundación de mayorazgo por Juan Alfonso Ruiz Carrillo en cabeza de su hijo Juan Ruiz Carrillo, confirmado posteriormente por Alfonso XI en 1339 y Enrique II en 1367. 

Alfonso Ruiz Carrillo padre Juan Alfonso Carrillo padre de Juan Ruiz Carrillo

Priego, C.2,D.1-2

Testamento de Juan Ruiz Carrillo, hijo de Juan Alfonso Ruiz Carrillo, en el que nombra sucesor en el mayorazgo de Priego a su hijo, Pedro Ruiz Carrillo. Dispone, entre otros asuntos, que se construya una capilla junto al coro de la Iglesia Parroquial de Priego y se concluya la del Monasterio de Molina de Aragón.

Testamento de Juan Ruiz Carrillo 1364 01 20.- Borja. - Testamento de Juan Ruiz Carrillo, hijo de Juan Alfonso [Ruiz] Carrillo, en el que nombra sucesor en el mayorazgo de Priego a su hijo Pedro [Ruiz] Carrillo. Dispone, entre otros asuntos, que se construya una capilla junto al coro de la Iglesia Parroquial de Priego y se concluya la del Monasterio de Molina de Aragón.

El Monasterio de San Francisco de Molina de Aragón fue fundado en 1284 por Blanca Alfonso de Molina, quinta señora de Molina y Mesa, hermana de padre de Urraca Alfonso de Molina, que era hija del infante Alfonso de Molina y nieta del rey Alfonso IX de León. En 1298, Alfonso Ruiz Carrillo era el alcaide del castillo de Molina de Aragón y medio sobrino materno de Blanca Alfonso de Molina.

https://www.herreracasado.com/1984/09/07/el-convento-de-san-francisco-en-molina/

http://institucional.us.es/revistas/historia/19/21%20quintanilla%20raso.pdf

Priego, C. 10, D. 36. Compra de una casa en Huete para Fernán Carrillo. 1382 04 02. Huete.

Escritura en que Pedro López, tintorero, reconoce que compró a Teresa González, mujer que fue de Gonzalo López, una casa en Huete, cerca de la Iglesia de San Miguel, en nombre de Fernán Carrillo, vasallo del Rey. - Pergamino. Precio 1.356 Maravedíes.

Priego, C. 3, D. 55. 

Concordia entre Francisco Carrillo y Pedro Carrillo de Huete. 1402 11 27. Cañaveras.

Concordia entre Fernando Carrillo y Pedro Carrillo de Huete, hijos de Fernán Carrillo y Teresa García, sobre la partición de los bienes heredados de sus padres y hermanos, Gómez y Constanza Carrillo.

Priego, C. 3, D. 63. Trueque de los molinos de la Ruidera y otras propiedades. 1373 05 06. Huete.

Escritura de trueque otorgada entre Juana Fernández, mujer que fue de Alfonso Ruiz Carrillo, y Juan Alfonso su hijo de una parte, y Fernán Carrillo, de otra, por la que permutan varias propiedades, entre ellas, los molinos de la Ruidera. En la ribera del Guadiela en tierras de Albendea y Llanes, aldeas de Huete.




También tenían los Carillo molinos en el Salobral, términos de Barajas de Melo



Priego, C. 7, D. 20. Concordia sobre la partición de bienes de Fernán Carrillo. 1402 11 27. Cañamares.

Concordia entre Pedro Carrillo de Huete, Gómez Carrillo y Constanza Carrillo, hijos de Fernán Carrillo y Teresa García, sobre la partición de los bienes que quedaron por muerte de sus padres.

Priego, C. 1,D. 14-16 

Juan II confirma el mayorazgo de Priego. 1422 03 20. Albalá de Juan II de Castilla por el que confirma a Pedro Carrillo de Huete, su Halconero Mayor, el mayorazgo de Priego y el lugar de Cañaveras con su jurisdicción civil y criminal, mero y mixto imperio y los maravedíes de renta, por juro de heredad. Acompañan traslados de 16 de septiembre de 1435 (Huete), de 25 de noviembre de 1690 y 31 de marzo de 1691 (Madrid). - Original. - Firma autógrafa del Rey. R.C

Priego, C. 1, D. 19 

Juan II confirma el mayorazgo de Priego 1425. Carrión. Privilegio de Juan II de Castilla en el que confirma un albalá de 1422, que también confirmaba a Pedro Carrillo, su Halconero Mayor, el mayorazgo de Priego, Casa fuerte de Priego, sus alquerías y el lugar de Cañaveras. - Original. - Papel. Firma autógrafa del Rey.

Priego, C. 2, D. 5 

Fundación de mayorazgo de Pedro Carrillo de Huete 1438 08 06. Priego.  Fundación de mayorazgo otorgada por Pedro Carrillo de Huete, Halconero Mayor de Juan II, en la que vincula las villas de Priego, Cañaveras, los molinos de la Ruidera y  Cobatilla-Albendea- y Priego, por virtud de la facultad real otorgada por Juan II [Segovia, 2 de septiembre de 1435], que se inserta, y deja por heredera a su hija Teresa Carrillo, mujer de Diego Hurtado de Mendoza. 

Priego, C. 7, D. 24-26. Títulos de propiedad de la hacienda de Jarandilla en Huete. 1408-1797.

 Títulos de propiedad de la Hacienda de Jarandilla, sita en el término de Huete. Incluye: Escritura de venta otorgada por Lope Vázquez de Acuña a favor de Diego Hurtado de Mendoza, [I Conde de Priego] de la hacienda de Jarandilla en el término de Huete. 1408, enero. Traslado de la escritura anterior de 1797. Escritura de cesión de dichas propiedades, otorgada por Miguel Pozuelo, Gobernador del estado y condado de Priego, por poder de José Fernández de Córdoba, [XV Conde de Priego] a favor del Cabildo Eclesiástico de Priego. 1700, enero, 14. Tres documentos. 21 fols.

Priego, C. 2, D. 8-9.

Testamento de Pedro Carrillo de Huete 1448 06 20.- Priego. - Testamento de Pedro Carrillo de Huete, Halconero Mayor de Juan II, por el que vincula en mayorazgo las villas de Priego y Cañaveras, los molinos de la Ruidera, Cobatilla y Priego, por virtud de la facultad real de Juan II concedida en Bonilla de la Sierra el 22 de abril de 1440, y deja por heredera a su hija Teresa Carrillo, mujer de Diego Hurtado de Mendoza. -Acompaña traslado de 19 de agosto de 1709, Madrid. - Traslado de 26 de noviembre de 1618, Molina de Aragón.

Priego, C. 2, D. 15-16.

Testamento de Teresa Carrillo 1482 05 01.- Priego. - Testamento de Teresa Carrillo, Condesa de Priego, mujer de Diego Hurtado de Mendoza, en el que entre otras disposiciones agrega unas heredades en Villaconejos a la capellanía fundada en la Iglesia de Priego por sus bisabuelos, Juan Ruiz Carrillo e Isabel, y nombra a su hijo mayor, Pedro Carrillo [de Mendoza], heredero del mayorazgo de Priego, repartiendo el resto de sus bienes a partes iguales entre sus otros hijos. -Acompaña traslado de 19 de marzo de 1691, Madrid.

Testamento de Teresa Carrillo, Condesa de Priego, mujer de Diego Hurtado de Mendoza, en el que entre otras disposiciones agrega unas heredades en Villaconejos a la capellanía fundada en la Iglesia de Priego por sus bisabuelos, Juan Ruiz Carrillo e Isabel, y nombra a su hijo mayor, Pedro Carrillo [de Mendoza], heredero del mayorazgo de Priego, repartiendo el resto de sus bienes a partes iguales entre sus otros hijos.

En la fachada de la casa de la Calle de San Pedro 56 podemos ver un escudo de los Carrillo de Mendoza procedente del concento del Rosal de Priego.

Escudo de Diego Carrillo de Mendoza (III Conde de Priego). Diego Carrillo de Mendoza Quiñones (III conde de Priego, señor de Escavas y Cañaveras), estaba casado con Guiomar de Mendoza, hija de Pedro Hurtado de Mendoza. Diego era hijo de Pedro Carrillo de Mendoza (II conde de Priego) y nieto de Diego Hurtado de Mendoza (I conde de Priego), quien contrajo matrimonio con Teresa Carrillo de Sotomayor.

Pedro Hurtado de Mendoza, adelantado de Cazorla , e hijo de los I marqueses de Santillana, y de Leonor de Quirós.​ Le sucedió su hijo.     

Este convento fue fundado en 1525 por don Hurtado de Mendoza, tercer hijo del II Conde de Priego Don Pedro Carrillo de Mendoza y hermano del III conde de Priego.

   

domingo, 2 de mayo de 2021

Convento de Nuestra Señora del Rosal y Convento de San Miguel de la Victoria. Priego. Sierra de Bascuñana. Cuenca

 https://issuu.com/noguerito/docs/do__a_mar__a_de_mendoza

https://eldesvandemislibros.blogspot.com/2014/09/dona-maria-de-mendoza-amante-de-don_1.html?m=1&fbclid=IwAR0q5okxk-mTiFxQjPFEWcz_r36pwxCn9xeRvwHWSg9B9JF5H2TH5uVl2S4

file:///C:/Users/ptorr/Desktop/Inventario_del_Archivo_de_los_Condes_de_Priego.pdf


Convento de hermanas Concepcionistas franciscanas.

Fundado en 1525.

Por iniciativa de don Hurtado de Mendoza, por aquel entonces párroco del pueblo de Zaorejas, más tarde Chantre y canónigo de la catedral de Cuenca, tercer hijo de don Diego Hurtado de Mendoza, II conde de Priego.

Monasterio que tenía principiado en Ntra. Sra. del Rosal, ermita extramuros de la Villa de Priego.

Acta de fundación del convento de Santa María del Rosal. Testamento firmado en Valdeolivas el 9 de noviembre de 1525.

http://palomatorrijos.blogspot.com/search/label/Priego

Cercano al Rosal se encuentra el convento de San Miguel de la Victoria, levantado a tres kilómetros de Priego, donde se venera la imagen del Santísimo Cristo de la Caridad. 

Fue su promotor proveniente del hecho de que don Fernando Carrillo Mendoza, VI conde de Priego, mayordomo mayor de Don Juan de Austria.. El conde de Priego prometió al Señor que si de la Batalla de Lepanto, en la que lucharon la Liga Santa, formada por España, Venecia, Génova y la Santa Sede, y los Turcos Otomanos, salían vivos él y sus hijos, construiría un convento religioso, hecho que tuvo lugar en 1574. Su nombre fue apostillado con de la Victoria por celebrar esta victoria frente a los turcos.

De esta relación, la de don Juan de Austria y el VI Conde de Priego, es de donde proviene la sospecha del posible enterramiento en el Monasterio del Rosal y el nombramiento de abadesa perpetua de una doña María de Mendoza.

Don Hurtado de Mendoza, hijo de don Pedro Carrillo de Mendoza y de Doña María de Quiñones, difuntos y que Dios haya, Señores de las Villas de Priego y Cañaveras,

Mando que el mi cuerpo sea sepultado en el Monasterio que hago en Ntra. Sra. Santa María del Rosal extramuros de la Villa de Priego, en la parte del Evangelio en el Coro de la dicha Iglesia, y que la sepultura donde me hubiere de enterrar sea llana y sea de tal manera que sea conocido como yo estoy en ella, metida en la pared por que no haya estorbo en la Iglesia, y esto dejo a la determinación de mis albaceas.

En dicho testamento otorgado ante el Notario Apostólico, clérigo Alfonso Pérez de Valdeolivas, dice:

Que las monjas que hubieren de entrar en dicho Monasterio sean de su linaje las más cercanas que hubiere de los descendientes de los Señores de la Villa de Priego, contando que las primeras que se pusiesen fuesen las más cercanas parientas suyas que se hallasen descendientes de sus hermanos y hermanas, Don Fernando Carrillo de Mendoza, Don Francisco de Mendoza, Doña Guiomar de Mendoza casada con Pedro Cuello, Doña Beatriz de Mendoza casada con Álvaro Carrillo, y si su hermana Doña Teresa de Mendoza quisiese entrar fuese recibida, de manera que todas las que hubieran de entrar fueran de los descendientes de sus padres, Don Pedro Carrillo Hurtado de Mendoza casado con Doña María de Quiñones.

Que las monjas no paguen dote alguna, ni les sea llevada, ni tomada en alguna manera, ni forma, ni vía directa, ni indirecta, excepto si la monja quisiere meter una cama en que duerma, que le sea recibida con tanto que no sea premio.

Que ni ellas ni el Monasterio hereden bienes algunos de sus ascendientes, ni colaterales, y queden estas herencias para los otros parientes ab intestato.

en los desescombros que se hicieron para dejar libre el espacio de la Iglesia fue encontrada una vieja lápida de mármol corroída por el tiempo, en la que todavía podía leerse, de manera harto dificultosa, un nombre: Doña ….de Mendoza.

¿Quién fue esta dama?

Podría ser aquella doña María de Mendoza de la que poco o nada sabríamos si su vida no hubiera estado ligada a los tempranos amores de don Juan de Austria con el que tuvo, según señalan algunas crónicas, dos hijos: doña Ana de Mendoza (más tarde doña Ana de Austria y Mendoza) y Francesco.

Esta Ana de Mendoza, hija de María de Mendoza y de don Juan de Austria llegará a ser  la famosa protagonista del proceso ligado al Pastelero de Madrigal y a la conspiración contra Felipe II, que llevaría a la horca al pastelero Gabriel de Espinosa y al convento de las Huelgas a la dama, quien alcanzaría a ser su abadesa.

María de Mendoza con la que don Juan de Austria mantuvo relaciones sentimentales y fruto de ellas una hija llamada Ana de Mendoza, y más tarde reconocida por su tío el Rey Felipe II, que adoptaría el nombre de Ana de Austria

Testamento que otorga con fecha 18 de diciembre de 1571 ante el escribano don Diego Méndez en Madrid doña María de Mendoza.

Todos los indicios señalan a Soria como el lugar de Castilla donde María pudo haber nacido y está probado que residió”. Aunque la familia de los Condes de Priego se extendía por gran parte de la meseta no hemos encontrado ningún dato que los relacione con esta provincia.

Será su padre don Sebastián de Peñaranda del linaje de los Llorente, uno de los doce linajes sorianos

La madre de María, doña Catalina de Mendoza, debió pertenecer a una de las líneas de los Mendoza sorianos.

Fueron vecinos y tenían su hacienda en San Esteban de Gormaz, Soria.

La madre de María, doña Catalina de Mendoza, lo fue de los IV condes de Coruña, Esta rama de los Mendoza sorianos tenían sus propiedades en la fortaleza de Coruña, Soria, y una vivienda “de placer” en Beleña.

D. Juan de Austria, inicia una “gran amistad”, a partir de 1565 con Bernardino, hijo menor de los terceros Condes de Coruña.

Pasará largas temporadas en las posesiones de estos señores condes.

Por heredera universal doña María proclama a su hija, doña Ana de Mendoza, confiándola a fray Alonso para que se crie en buenas costumbres. Y por descargo de su conciencia declara que la dicha su hija: es hija del Ilustre Señor D. Juan de Austria.

En un segundo testamento, 15 de enero de 1572, otorgado tres días antes de su fallecimiento expresa su voluntad respecto a su hija doña Ana de Mendoza diciendo: “Por cuanto la dicha doña Ana es menos de tres años y porque tenga más amparo y quien haga por ella, suplico al Ilustrísimo Conde de Coruña, mi señor, sea su tutor, por algunas causas y respetos que a ello me mueven.

La primera huella de doña María de Mendoza en Madrid aparece en julio de 1570, cuando doña Catalina compra una casa para su hija en 1570.

Una vez determinada la fecha de su fallecimiento, 18 de enero de 1572, queda por determinar el lugar de su enterramiento. Así consta “en el Libro primero de enterramientos de la desaparecida parroquia de San Justo, conservado en el Archivo de la iglesia de las Maravillas de Madrid”. Ante el escribano Diego Méndez, volvemos a su testamento, “se declara parroquiana de la Iglesia de San Justo y pide enterrarse en la parte del Evangelio del Altar de Nuestra Señora del convento de la Trinidad” de Madrid.

No es esta María de Mendoza la dama Mendoza enterrada en el convento del Rosal de Priego.

 ¿Quién es la moradora de la tumba del Monasterio del Rosal? Ya que una de la condición de adquirir el rango de abadesa perpetua era el de ser del linaje del fundador, y a pesar de carecer de inscripciones de fechas, aunque en nuestra opinión particular, creemos que más que María en la inscripción pone Teresa, y en el Acta Fundacional del Convento se dice“…y si su hermana Doña Teresa de Mendoza quisiese entrar fuese recibida, de manera que todas las que hubieran de entrar fueran de los descendientes de sus padres, Don Pedro Carrillo Hurtado de Mendoza casado con Doña María de Quiñones…”siendo ésta la hermana del fundador D. Hurtado de Mendoza hubiese adquirido tal rango de abadesa a perpetuidad, tal y como deja mandado en su fundación: “…para que ponga en construcción la Casa, y sea perpetua”.

También podría haber sido la hija de Luis Carrillo Hurtado de Mendoza, VI conde de Priego, como así consta en su testamento otorgado en la villa de Cañaveras el 2 de agosto de 1570 en el que dispone como sus legítimos herederos a sus hijos, y nombra entre otros a “doña Ana y doña Luisa, Monjas, en el Convento de San Pedro de Cuenca, y doña María en el Convento del Rosal”, con lo cual nos estaríamos refiriendo a otra María de Mendoza pero más alejada del tiempo de la fundación, y por lo tanto no hubiese podido alcanzar el grado de abadesa perpetua.

 http://pares.mcu.es/ParesBusquedas20/catalogo/find?idAut=47058&archivo=3&tipoAsocAut=1&nomAut=Carrillo+de+Mendoza%2C+Luis+%28%3F-1560%29




Convento de San Miguel de la Victoria de Priego. Desde 1577 hasta 1835.

San Miguel de la Victoria fue fundado en el año 1577 por Fernando Carrillo de Mendoza, VII conde de Priego y participante en la batalla de Lepanto. Según la tradición hizo una promesa por la que construiría un convento en caso de salir vivos de la contienda él y sus hijos. El convento se edificó en la ermita de San Miguel, de ahí que el nombre del convento sea la suma de la advocación de la ermita sobre la que se construyó y del recuerdo a la victoria de Lepanto. Los frailes tuvieron que recurrir a la ayuda de Carlos III cuando el convento sufrió grandes desperfectos durante unos desprendimientos que sucedieron al rededor de 1770. El rey accedió a costear las obras, y la nueva iglesia construida por José Martín de la Aldehuela, estaba terminada en 1777. Durante la Guerra de la Independencia la comunidad de religiosos tuvo que abandonar el convento, y aunque regresaron, en 1835 cerró definitivamente sus puertas tras la exclaustración decretada por Mendizábal.

En 1571 participó en la batalla de Lepanto y, tras el resultado favorable por parte de la Armada Católica, Juan de Austria le encomendó trasladarse a Roma para comunicar al pontífice Pío V la victoria cristiana. Además, éste lo autorizó a fundar en Priego, sobre la ermita de San Miguel, el convento de San Miguel de las Victorias, que se terminó en 1573 rememorando dicha victoria. Asimismo, se le otorgó una indulgencia plenaria y jubileo para todos los fieles que visitasen en la Pascua de Resurrección y el día de la Asunción la capilla del Rosario que estaba ubicada en la iglesia parroquial de Priego (la gracia se extendía mientras Fernando estuviese enterrado en dicha capilla). Años más tarde, el papa Gregorio XIII lo autorizó a levantar en la capilla de Nuestra Señora del Remedio cuatro capellanías, una mayor y tres menores.

También se le concedieron variadas mercedes: la de señor de las escribanías públicas, del pontazgo y penas de cámara de la ciudad de Guadalajara y de la escribanía de número y cabildo de la ciudad de San Juan de la Frontera (en el virreinato del Perú).

Falleció, muy probablemente, en su señorío de Priego, y fue enterrado en la capilla del Rosario. El inventario de sus bienes se realizó poco después de su muerte, el 24 de abril de 1579.


https://mirandoacuenca.net/2019/02/22/jose-martin-de-aldehuela-convento-de-san-miguel-de-las-victorias-en-priego/

https://santocristopriegocuenca.webnode.es/

El Convento de Nuestra Señora del Rosal está situado a las afueras de Priego, en la carretera de Alcantud.

Familiarmente siempre se le ha llamado “Las Monjas”.

Fue construido en 1525, por el cantero del obispado de Cuenca Pedro Alviz, el mismo que realizó la iglesia de S. Nicolás de Bari de Priego y el convento de los Paúles de Cuenca, actual Parador Nacional de Turismo.

En un rincón del Claustro se encontraba un rosal, en el cual se apareció la Virgen, a la que se le puso el nombre de la VIRGEN DEL ROSAL; el rosal siempre se encontraba con rosas y hojas verdes, en verano y en el invierno, se dice que las monjas intentaron plantar esquejes del rosal y nunca lograron que enraizara.

Desde su origen estuvo ocupado por una comunidad de monjas franciscanas concepcionistas que lo habitaron hasta 1835 cuando la aplicación de los decretos de exclaustración de Mendizábal las obligó a trasladarse a otro convento en Cuenca.

Ocupado posteriormente de nuevo por religiosas fue definitivamente abandonado en agosto de 1.936 al inicio de la Guerra Civil Española.

En el convento se perdieron durante la guerra 8 retablos, 19 imágenes y un cuadro de una Inmaculada de Murillo firmada por el autor. Se salvaron algunos cuadros que se llevaron al convento de Cuenca de Las Angélicas y que actualmente se encuentran en el convento que esta orden tiene en la Puerta de Valencia. Entre estos cuadros se encuentra el de La Virgen del Rosal, que debe atribuirse al toledano Juan Correa de Vivar. 

Escritura de obligación suscrita por Pedro Carrillo de Mendoza, IX conde de Priego, con el Concejo y vecinos de la villa de Priego, de guardar y cumplir una sentencia arbitral impuesta, en Cuenca el 9 de abril de 1551 por varios jueces árbitros, al entonces Conde de Priego, Luis Carrillo de Mendoza, y al Concejo y vecinos de Priego, en el pleito que le habían interpuesto los vecinos de dicha villa en la Chancillería de Granada sobre los abusos y exigencias que ejercía dicho Conde en sus derechos señoriales. En dicha sentencia se mandaba aplicar y cumplir un convenio, que se inserta, sobre los derechos que le correspondían al Conde de Priego y debían satisfacerlo dichos vecinos, así como los derechos que les pertenecían a los mismos en el disfrute y uso de los bienes comunales, entre ellos las hierbas y varios molinos harineros. Se inserta además otro convenio entre los Condes de Priego, Luis Carrillo Hurtado de Mendoza, VI Conde de Priego, y Estefanía de Villarreal, con el Concejo y los vecinos de Priego, sobre las alcabalas que se entregan a cambio de los molinos de harina que han construido dichos vecinos sobre el río Escavas. Priego, 1588.

RELACIÓN DE TITULARES DEL CONDADO DE PRIEGO1 Y DESDE 1647 BARONES DE GAIBIEL Y SANTA CROCHÉ 

 I Conde de Priego: Diego Hurtado de Mendoza = Teresa Canillo, VI señora de Priego. Sucede su hijo:  

II Conde de Priego: Pedro Carrillo de Mendoza = María de Quiñones. 

Sucede su hijo:  III Conde de Priego: Diego Carrillo de Mendoza = Guiomar de Mendoza. Sucede su hijo: 

IV Conde de Priego: Luis Carrillo de Mendoza "El Gordo" = Beatriz de Valencia y Benavides. Sin sucesión. 

Sucede el hermano del III Conde:  V Conde de Priego: Fernando Carrillo de Mendoza = Leonor de Ayala. 

Sucede su hijo: 

VI Conde de Priego: Luis Carrillo de Mendoza = Estefanía de Villarreal. 

Sucede su hijo: 

VII Conde de Priego: Fernando Carrillo de Mendoza = Juana Carrillo de Albornoz. 

Sucede su hijo:  

VIII Conde de Priego: Luis Carrillo de Mendoza. Sin sucesión: 

Sucede su hermano: 

IX Conde de Priego: Pedro Carrillo de Mendoza = (1) María de Mendoza Zapata. = (2) Juana Cortés de Arellano. = (3) María de La Cueva y Mendoza. 

Sucede una hija del primer matrimonio:  

X Condesa de Priego: Juana Carrillo de Mendoza = Francisco Gassol. Sin sucesión. 

Sucede su hermana:  XI Condesa de Priego: Antonia Carrillo de Mendoza y Zapata = Rafael Garcés de Marcilla. Señor de Gaibiel y Santa Croché. 

Sucede su hijo:  

XII Conde de Priego: Jerónimo Garcés de Marcilla y Mendoza = Margarita de Mendoza y Zapata. 

Sucede su hijo: 

XIII Conde de Priego: Pedro Garcés de Marcilla = María de Salazar Enríquez de Navarra. Sin sucesión. 

Sucede su hermana:  XI V Condesa de Priego: María Sidonia Garcés de Marcilla = Francisco Fernández de Córdoba, I Marqués de Moratalla. 

Sucede su hijo:  X V Conde de Priego: José Fernández de Córdoba, II Marqués de Moratalla = María Teresa Pardo de la Casta y Palafox. Sucede su hermana: 

Francisca Javiera Fernández de Córdoba Condesa de Priego = Alejandro Lanti de Robere. 

Sucede su hija:  

XV I Condesa de Priego: María de Belén Lanti de Robere o Fernández de Córdoba = Juan Justo Croy de Habré. Sin sucesión. Pleito de tenuta. 

Sucede el Duque de Canzano:  

XVII Conde de Priego: Francisco Coppola Strata, Duque de Canzano = Beatriz Carafa. 

Sucede su hijo:  

XVIII Conde de Priego: Andrés Vicente María Coppola Strata = Francesca Pritchard. 

Sucede su hijo:  

XLX Conde de Priego: Francisco Juan Coppola Strata, Duque de Canzano. 

Sin sucesión. Sucede su hermano: 

X X Conde de Priego: Juan Coppola. Sin sucesión.