viernes, 31 de marzo de 2017

Mafalda, dueña de Tierras en Tragacete. Cuenca. ¿Princesa Inglesa?

Mafalda,  tercera mujer de Pedro Manrique de Lara, es de origen  desconocido.

No es mencionada hasta después de la muerte de Pedro en febrero de 1202 cuando junto con el hijo mayor de ambos, Gonzalo, vendieron su finca en Tragacete al consejo de Cuenca por 4.000 maravedíes donde se refiere a sí misma como quondam uxore comitis Petri (quien fue la esposa del conde Pedro).


Pedro Manrique de Lara, nieto del Pedro que fue amante de la reina Urraca de Castilla, muere en enero de 1202.  


Llamado Pedro de Molina y por lo general conocido en las fuentes francesas como Pedro de Lara, Era el jefe militar de la Casa de Lara. A pesar de que pasó la mayor parte de su carrera al servicio de Alfonso VIII de Castilla, también sirvió brevemente a Fernando II de León (1185-1186) y fue el vizconde de Narbona por derecho hereditario después de 1192. 

Fue uno de los magnates castellanos más poderosos de su tiempo y defendió el reino de Toledo  y la Extremadura contra los almohades. También luchó en la Conquista en Cuenca, y fue «un segundo fundador» del Monasterio de Santa María de Huerta.

Pedro Manrique de Lara, segundo del nombre, fué décimotercero Vizconde hereditario de Narbona, segundo Señor de Molina y Mesa, Tutor del Rey don Alonso VIII y Gobernador de Toledo y Extremadura. Celebró dos matrimonios: el primero, con doña Sancha, Infanta de Navarra, viuda de Gastón V, Conde de Bearne, y el segundo, con la Condesa Margarita o Margerina, que sería la Mafalda citada.

Pedro tomó como segunda esposa a Margaret (Margarita, Margerina), posiblemente Margarita de Huntingdon, un miembro de la casa real de Escocia, probablemente en 1182/83, y aún aparecen casados el 17 de noviembre 1189. No se conocen hijos de este matrimonio.
La pareja aparece por primera vez ya casados en una carta redactada en Angers el 23 de enero de 1183 y conservada en el cartulario de Llanthony Secunda. La carta registra los bienes de la dote de una cierta Margarita, pariente de Enrique II de Inglaterra, entregados por su marido, Petrus Dei gratia comes de Lara. Las propiedades concedidas eran Molmera (quizás Molina), Andaluz, Agusino, Eles, y Polvoranca. Esta carta es la única evidencia que sugiere que la esposa de Pedro era una princesa escocesa. Margarita de Huntingdon, la hija de Enrique, conde de Northumbria, sin embargo, estuvo casada con Humphrey III de Bohun desde alrededor de 1174 hasta su muerte en 1181, y se registró como una viuda en la Rotuli dominabus (1185/6). 
El argumento principal para la identificación de la esposa de Pedro y Margarita de Huntingdon es que Llanthony Secunda fue fundada en 1136 por Miles de Gloucester, abuelo de Humphrey III de Bohun, proporcionando así un vínculo entre la esposa de Pedro y el monasterio. Enrique de Northumbria, el padre de Margaret, era un pariente del rey de Inglaterra. Godofredo II, duque de Bretaña, quien confirmó la carta, era un yerno de Margarita por su primer marido (Humphrey era su segundo), Conan IV de Bretaña.

Los primeros sellos de cera aristocráticos de España que han sobrevivido se encuentran colgando de un documento de Pedro datado el 22 de enero de 1179. Dado que esta práctica ya era corriente en Francia, es probable que entrara en España a través de las conexiones de los Lara con Narbona y estuvo sin duda inspirada en los diseños ocitanos y catalanes. Es posible que se haya hecho de un molde matriz tan temprano como en 1164 cuando Pedro sucedió a su padre en el señorío de Molina


Pedro Manrique de Lara Narbona n. 1140 y f. 1202. XIII Vizconde de Narbona y III Señor de Molina y Mesa, encabeza la rama de los Señores de Molina. Casó en 1165 con Sancha Gómez de Trastamara, nacida en 1144 y fallecida en 1176, hija de García IV Ramírez rey de Navarra y de Urraca Alfonso.

La primera esposa de Pedro fue la infanta Sancha Garcés, hija del rey García Ramírez de Pamplona y de su segunda esposa, Urraca, hija ilegítima de Alfonso VII de León y su amante Gontrodo Pérez, por tanto, descendiente de la realeza por ambos lados. Por el lado paterno, Sancha también era bisnieta de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, padre de su abuela Cristina Rodríguez.
Sancha aparece por primera vez en 1165 como su mujer en una donación para la fundación premonstratense del Monasterio de Santa María de La Vid. Esto presentó problemas, sin embargo, ya que su primer marido, Gastón V de Bearne, no murió hasta 1170. 

En mayo de 1172, Pedro y su hermano Manrique donaron la mitad de las salinas de Tercegüela a la abadía de Santa María de Huerta y al abad Martín de Hinojosa. En febrero 1173 Manrique y Sancha donaron la mitad restante a cambio de un caballo. En la carta se lee «hecho en el mes de febrero en la era de 1211 en el año en que el rey Sancho VI de Navarra dio a su hermana al conde Pedro hijo de Manrique» (facta ... mense febrero in era M.CC.XI in anno quando rex Sancius Navarre dedit sororem suam comiti Petro filio comitis Almarica).
Esto indica que los esponsales debieron celebrarse en algún momento después de febrero de 1172, y como Sancha no aparece con su marido en la donación de mayo de 1172, probablemente después de esa fecha también.