lunes, 8 de junio de 2015

Santo Tomé del Puerto. Puerto de Somosierra. Segovia




Frente a Santo Tomé y junto al aeródromo se encuentran los restos del convento de Segovilla.

El 13 de agosto de 1192, Alfonso VIII confirma al monasterio de Santo Tomé las propiedades adquiridas en Sepúlveda y otros lugares.




Cerezo de Abajo



Braojos, ya en Madrid. Está incluido en el área de influencia del puerto de Somosierra, paso tradicional del llamado "Camino de Francia", y en su término está también el puerto de Arcones.


El lugar donde se asienta hoy Braojos pasó a formar parte de la Comunidad de Villa y Tierra de Buitrago desde el 18 de julio de 1096, cuando el rey Alfonso VI de León y Castilla asignó términos a esta población. Es por ello que se regía según las ordenanzas de la mancomunidad, aunque Braojos llegó a tener ordenanzas propias. Fue además cabecera de uno de los siete cuartos en los que se dividía la tierra de Buitrago. De él dependían Navarredonda ,San Mamés, Pinilla de Buitrago, Villavieja del Lozoya y La Serna del Monte. La tierra de Buitrago y su jurisdicción pasaron a formar parte del señorío de los Mendoza. 
 Formó parte de la provincia de Guadalajara, hasta su inclusión definitiva en la de Madrid en 1833. En el siglo XVI formaban un solo concejo los pueblos de Braojos, La Serna del Monte y el actualmente desaparecido de Ventosilla.
Durante toda la Edad Moderna, Braojos experimentó un crecimiento equilibrado y notable. A la ganadería local, dominada por un pequeño número de grandes propietarios se añadían las necesidades de los ganados trashumantes que en un gran número atravesaban el término. La agricultura, limitada por el conflicto de usos, se centraba en el centeno, el trigo y el lino, que dio origen a una artesanía de obraje de paños.

Tenían aquí los marqueses de Perales del Río una casa palacio y también en El Espinar, Segovia. Ademas de su casa en Madrid. 
Casa Palacio del  siglo XVIII que fue una casa solariega que conserva sus dos portadas neoclásicas en relieve coronadas con el escudo nobiliario de la casa. 
Cuenta con horno de cocer, cijas para el ganado y rancho para esquilar con capacidad para 12.000 ovejas. 
Está declarada Bien de Interés Cultural.