jueves, 26 de junio de 2014

Constanza de Ovando que vivía en la calle Amor de Dios.

Constanza de Ovando es hija natural de Andrea Cervantes, hermana de Cervantes, que tiene  con Nicolás de Ovando, cacereño hijo de casa rica y mayorazgo

Puede que la mas querida de la mujeres de la familia Cervantes por sus familiares.

Constanza, hacia 1615-1616 vive en la calle del Baño. La calle del Baño es desde 1888 la calle de Ventura de la Vega, junto a la actual plaza de Santa Ana.

Constanza de Ovando vive en la calle Amor de Dios del Barrio de las letras de las que fue vecino Cervantes y su familia. Muere soltera en 1622, seis años después que su tío, en la casa de la calle Amor de Dios. Enterrada en la iglesia de San Sebastian como su madre que muere en 1609.

Magdalena Cervantes es la hermana menor de Cervantes. Nacida en 1553 en Valladolid, seis años después que Cervantes. Muere en Madrid en 1611, cinco años antes que Cervantes. Magdalena, la hermana menor de Cervantes, es la que cuida de la hija natural de Cervantes cuando muere Ana Franca, su madre.


Tiene Cervantes otra hermana llamada Luisa de Belén que es monja Carmelita en Alcalá de Henares.



Los hermanos de Cervantes fueron,   Andrés (1543), Andrea (1544), Luisa (1546), Rodrigo (1550), también soldado, que le acompañó en el cautiverio argelino; Magdalena (1554) y Juan, sólo conocido porque su padre lo menciona en el testamento.


Isabel, hija natural de Cervantes, viuda de su segundo marido Luis de Molina, vive en 1639 vive en la calle de Barrionuevo, ahora Conde de Romanones, junto a Tirso de Molina. Muere en 1652. 

En el paseo de Extremadura hay una calle de Barrionuevo.


Andrea de Cervantes muere en 1609 en la casa de su hermano en Madrid en la calle de la Magdalena y es enterada en la iglesia de San Sebastian. De los gastos se encarga Cervantes. 

En Madrid, en nueve días del mes de octubre de mil seiscientos nueve años, murió de calenturas doña Andrea de Cervantes, viuda de Sante Ambrosio, florentino, de edad de sesenta y cinco años

En cuanto a la personalidad del florentino, se ignora. Sería uno de los muchos negociantes italianos residentes entonces en Madrid, y seguramente hermano o próximo pariente de un Julián Ambrosio, florentín, sepulto en la parroquia de San Sebastián. No es aventurado, pues, imaginar que Sante Ambrosio, el marido de doña Andrea, fuese, como Julián Ambrosio, igualmente agente de negocios o corredor de libros, y que ambos florentinos suministraran publicaciones francesas, italianas y de otros países a los mercaderes y libreros de la Corte.


Leonor de Cortinas, madre de Cervantes, es enterrada en el cementerio del convento de San Martín de Madrid, en 1593. Vivia en la cercana calle de Leganitos.

Catalina Palacios Salazar y Vozmediano, es la mujer de Cervantes. Hija de Fernando de Salazar Vozmediano y Catalina de Palacios.

Gonzalo de Salazar y Catalina de Vozmediano son los abuelos paternos de la mujer de Cervantes. 

Catalina de Salazar, viuda de Cervantes, testa el 20 de octubre de 1626, muere el 30 y la entierran el 31. Muere en una casa de la costanilla de los Desamparados, cerca de la calle Amor de Dios.

En el convento de Trinitarias fue sepultado en 1616 Miguel de Cervantes Saavedra. Luego su mujer que muere el 20 de octubre de 1626. Esta situado en la calle de Lope de Vega, 18, c/v costanilla de las Trinitarias y  c/v calle de las Huertas.

Catalina en su testamento nombra albaceas a Luis de Molina, marido de Isabel de Cervantes la hija natural de Cervantes, escribano- lo era desde 1616 y estaba al servicio de Carlo Strata como secretario-, y a Francisco de Palacios, hermano de Catalina y que vive en la misma casa.